Secciones
Dictadura

Alegatos en el juicio al locutor represor Carlos Carvallo

En una causa por delitos de lesa humanidad, un expolicía que luego fue locutor de radio, es juzgado por secuestro y torturas durante la dictadura.

Jueves 12 de Marzo de 2020

Este viernes desde las 11 se realizará la audiencia pública de alegatos en la causa por delitos de lesa humanidad que tiene como imputado al expolicía provincial Carlos Carvallo, quien está acusado de privación ilegítima de la libertad y aplicación de tormentos contra un expreso político durante la última dictadura cívico militar.

Carvallo estuvo prófugo de la Justicia durante cuatro años, luego de que la Justicia Federal de Paraná pidiera su captura. Fue buscado por las fuerzas de seguridad nacionales y por Interpol, hasta que finalmente lo encontraron en 2018, recluido en la vivienda de su hermana en Posadas (Misiones).

El represor integraba las filas de la Policía de Entre Ríos y luego de la dictadura comenzó a trabajar como locutor en radios de la provincia norteña. En este juicio se lo investiga por su actuación en el centro clandestino de detención que funcionaba en la vieja comisaría de El Brete, por la denuncia de una víctima.

La causa es un desprendimiento de la megacausa Área Paraná y por lo tanto su proceso se realiza por escrito –por aplicación del antiguo Código de Procedimientos en Materia Penal–, sin embargo a pedido de la querella los alegatos serán orales y en forma pública. Por este motivo desde los organismos de derechos humanos se convocó a participar desde las 11 en la sala de la Cámara Federal de Apelaciones (25 de Mayo 256).

Reciclaje

En los años de la dictadura, Carlos Carvallo era un policía joven, perteneciente a la Dirección de Investigaciones. En democracia se convirtió en locutor de radio –fue locutor estrella de FM Show de Misiones– y llegó a ser muy conocido. El 12 de agosto de 1998, la Liga de Madres de Familia de esa provincia―que depende de la Acción Católica Argentina― le entregó el premio Santa Clara de Asís. Ese nivel de conocimiento no le impidió permanecer oculto y prófugo durante cuatro años.

En noviembre de 2014 el juez Leandro Ríos ordenó su captura, luego de que Manuel Ramat, dirigente de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y exdetenido político, lo identificara como la persona que lo secuestró.

En 2019, Ramat contó los padecimientos que sufrió a manos de Carvallo y otros represores durante su secuestro, en un video de UNO TV.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario