Secciones
incendios

Alarma: intervienen por incendios en las islas del Delta

De nuevo se activa la alarma por incendios en humedales. Ambiente provincial indicó que ya trabajan personal del Plan Nacional del Manejo del Fuego y Prefectura

Lunes 14 de Junio de 2021

La Provincia interviene ante la detección por parte del Servicio Nacional de Manejo del Fuego de nuevos incendios en la zona de islas del delta entrerriano. “Se articularon acciones con Defensa Civil, con Prefectura Naval Argentina zonal Ibicuy para identificar el tipo de foco ígneo y eventualmente tomar las acciones que correspondan”, informó la secretaria de Ambiente de la Provincia, María Daniela García.

En tal sentido, la funcionaria destacó “la actuación de los equipos de manejo del fuego” e indicó que ya está personal de Prefectura en el lugar del foco. Ante esta problemática, es fundamental la acción conjunta de varios organismos, articulando los recursos de todas las jurisdicciones para frenar los incendios y recuperar el ecosistema, ya que se trata de una amenaza que, por sus características y dimensiones, excede la posibilidad de abordaje aislado, indicó la funcionaria.

Por ello, la secretaria de Ambiente sostuvo: “Lo que se busca desde la Provincia es avanzar primero en la urgencia, tratando de diseñar un abordaje capaz de llegar en el menor tiempo posible a los focos de incendio; y en segundo término realizar un trabajo de planificación para la prevención de nuevos eventos como este”.

A su vez, resaltó la importancia de los faros de observación creados por el Ministerio de Ambiente de Nación, y las torres de videovigilancia impulsadas por el gobierno provincial en las dependencias policiales en la zona de islas. “Son herramientas concretas para contar con un mayor monitoreo y control en ese amplio territorio”, indicó.

Por último, puso de relieve que los incendios en las islas “ponen de manifiesto la complejidad de un problema que es ambiental y fundamentalmente social, y que tiene múltiples causas”. Y explicó: “Por un lado nos enfrentamos a una bajante del río verdaderamente histórica, que ha eliminado los arroyos y cauces que servían como cortafuegos, que además ha reducido notablemente la humedad del ambiente creando condiciones propicias para la expansión del fuego; y por el otro, nos encontramos con una serie de prácticas irresponsables de personas de distintas procedencias y que con fines diversos ponen en riesgo estos ecosistemas”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario