Secciones
Coronavirus en Entre Ríos

Aislamiento: refuerzan la atención ante el consumo problemático de drogas

La cuarentena puede generar cuadros de ansiedad y angustia, e incidir en el uso de sustancias. Habilitan teléfonos en diferentes localidades. Dónde llamar por ayuda

Miércoles 08 de Abril de 2020

El aislamiento preventivo obligatorio afecta de diferentes maneras a quienes deben reorganizar su vida cotidiana exclusivamente desde el ámbito del hogar.

En muchos casos se generan situaciones de ansiedad, angustia, estrés, que desafían a quien las sufre a enfrentarlas con recursos más limitados por no poder salir de su casa, e incluso a atravesar estas sensaciones en soledad.

Según advierten algunos especialistas, este cambio de contexto puede incidir en el consumo problemático de sustancias y agravar algún cuadro previo.

En este marco, en Entre Ríos se dispuso de una Red de Atención y Acompañamiento Remoto en Salud Mental del Primer Nivel de Atención, abocada al seguimiento de tratamientos, primera escucha y acompañamiento de profesionales de salud y otros campos que se encuentran expuestos a la emergencia sanitaria, que también contempla el caso de personas usuarias de drogas.

Lilia García es licenciada en Trabajo Social y magister en Salud Mental, con una amplia experiencia en el Centro Huella de Paraná, es actualmente una de las referentes de la Dirección Provincial de Abordaje de Problemáticas de Consumo, que depende del Ministerio de Salud de Entre Ríos. Sobre las situaciones que puede provocar el aislamiento preventivo obligatorio en aquellas personas con problema de adicciones, señaló a UNO: “Advertimos que hay un incremento del riesgo en todas las problemáticas relacionadas con la salud mental por esta situación de aislamiento y por el temor que genera lo que puede pasar con el virus y a enfermarse”.

“Si entendemos el tema del consumo problemático dentro del campo de la salud mental, en personas que están atravesadas por consumos problemáticos se aumentan los factores de riesgo. Todo lo que tiene que ver con cuestiones que aumenten la ansiedad, los sentimientos de soledad, el estrés, que no se genera únicamente por estar solos sino por estar obligados a convivir muchas veces con las personas con las cuales tenemos dificultades vinculares, hace que esa sea una de las tantas características de la problemática”, explicó.

La especialista afirmó que uno de los lineamientos fundamentales del Ministerio de Salud en todas sus áreas, incluyendo la Dirección de Consumos Problemáticos, fue que se continúe la asistencia a personas con dificultades a través de líneas telefónicas. “En ese aspecto lo que hace la Provincia es seguir alojando las demandas de las personas que necesiten tratamiento y sostener los tratamientos que ya venían en curso a través de esta asistencia remota, donde también se ha articulado que los médicos puedan emitir recetas sin que sea necesario que las vayan a buscar, sino que se utilice otro sistema, mandando una foto de la receta por ejemplo”, comentó García.

Para enfrentar estas situaciones se habilitaron teléfonos de contacto en diferentes localidades. En Colón el (03447) 15510250 los lunes, miércoles y viernes de 14 a 20; en Concordia el (0345) 4251188 los lunes a viernes de 8 a 12; en Gualeguaychú el (03446) 434515 de lunes a viernes de 9 a 11; en Rosario del Tala (03445) 421600 de lunes a viernes de 8 a 12; en Concepción del Uruguay el (03442)450180 de lunes a viernes de 10 a 11.30 y de 15 a 17. También en Paraná al (0343) 4216603, los lunes, martes y jueves de 9 a 11, y miércoles y viernes de 9 a 11 en la Toma Nueva; o los lunes, martes y jueves de 8.30 a 10.30, contactándose con el celular 3434060101; en el CAPS San Martín el (0343) 4216603, los lunes, martes y jueves de 17 a 19; en La Milagrosa el (0343) 44205064 los lunes, miércoles y viernes 13 a 15; y en Kentenich el (0343) 4355200, los martes, jueves y viernes 14.30 a 17.

Por otra parte, la especialista recordó que funciona el al 08007778476 las 24 horas para evacuar dudas respecto al Covid-19, y manifestó: “Ya se han recibido más de 500 llamados no solo por el coronavirus, que es el punto principal de consulta, sino para asesorarse sobre qué hacer con esta situación, que nos afecta no solo a nivel sanitario, sino social y vincular”.

“En esto hay detectar cuáles son los factores de riesgo, cuándo nos sentimos angustiados, porque esto también nos lleva a aislarnos; ya no trabajamos afuera y nos encontrarnos con nuestra propia realidad subjetiva, que hace que nos genere ansiedad, estrés, tristeza, angustia, por cuestiones que nos han pasado y que nos enfrentan a estas situaciones, estos sentimientos y estas emociones. Ahí el sistema de salud tiene que estar, no solo para cuestiones asociadas con el coronavirus, sino por todo lo que pueda llegar a generar esta situación atípica”.

En estos casos, García hizo hincapié en que se utilicen estos medios remotos, como los teléfonos a disposición, para no sentirse solo y acceder al servicio de salud. “Es un derecho y estamos para esto todos los que trabajamos en Salud, así que es muy importante que las personas que tienen esta problemática de consumo u otras, puedan comunicarse”, refirió.

Por otra parte, advirtió que también en este contexto hay que “tratar de controlar el uso de tecnología” y explicó: “Somos muy dependientes de esto y tendemos a abusar al estar permanentemente conectados con un aparato. Si bien esta bueno mantener la comunicación, debemos procurar que esto no nos absorba toda la energía y nos impida que hagamos otras actividades, como las físicas o creativas. Es importante también que no caigamos en el consumo problemático de tecnología”.

Consultado por este tema, Sebastián Sigal, licenciado en Psicología especialista en adicciones, aportó otro punto de vista y analizó: “El aislamiento a veces nos afecta y nos descompensa un poco, y obviamente que las personas que tienen problemas de consumo se las van a ingeniar para obtener drogas, consiguiéndolas por delivery o saliendo de todas maneras. En mi opinión no cambia tanto el consumo: lo que he visto en pacientes es que se las siguen ingeniando siempre en las maneras de conseguir sustancias y siguen con sus cuestiones habituales”.

“Para las personas que tienen problemas de consumo frecuente, consumo diario o sostenido, el aislamiento no suele ser un problema, no es algo que le cambie mucho la situación, si necesitan comprar o llaman y se lo llevan, o van y compran con cierta normalidad”, dijo, y señaló: “Mucha de esta población no respeta el hecho de estar en casa, o lo hace hasta por ahí nomás, o sea, la gente que está más complicada no suelen darle mucha importancia a toda esta cuarentena general que estamos viviendo, para ellos es algo secundario al consumo”.

“Lo que más genera el aislamiento son muchos trastornos anímicos, problemas similares a la depresión, síntomas depresivos, ansiedad, angustia. Y algunas personas lo tienden a nivelar con sustancias, pero no más de lo que lo hacen en otros momentos”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario