Secciones
La Provincia

Agmer se movilizó y exigió un aumento salarial

Fabián Peccín, único orador del acto que se realizó en la explanada de la Casa Gris, hizo hincapié en el alto acatamiento a la medida

Jueves 13 de Noviembre de 2014

Esta mañana, en el marco del paro docente de 24 horas, con un acatamiento del 90%, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), se movilizó hacia Casa de Gobierno para reclamar un inmediato aumento salarial.

 

La movilización fue resuelta en el último Congreso Extraordinario, dando continuidad al plan de lucha que el sindicato viene cumpliendo en reclamo de la apertura al diálogo por parte del Gobierno y la "impostergable recomposición de los salarios".

 

Además de la Comisión Directiva Central y representantes de las departamentales y filiales, acompañaron la movilización dirigentes y delegados de la CTA Entre Ríos y de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE).

 

“No queda tiempo y no queremos excusas”, advirtió el secretario general Fabián Peccín, único orador del acto que se realizó en la explanada de la Casa Gris con presencia de todas las seccionales del gremio.

En el acto que se desarrolló en la explanada de Casa de Gobierno. Recalcaron el alto acatamiento al paro, de alrededor del 90% e hicieron hincapié en la necesidad de aumentar los sueldo para paliar la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores.

 

Las primeras palabras fueron para brindar un homenaje a Stella Maldonado, la compañera secretaria general de Ctera recientemente fallecida. Un cerrado y extenso aplauso se dedicó para honrar la memoria de quien honró la vida.

 

Luego, el secretario general de Agmer, Fabián Peccín, destacó la unidad de los trabajadores, expresada en la movilización y el altísimo acatamiento logrado por el paro docente, hizo mención a las elecciones generales de Agmer realizadas días atrás y en las que resultó electo para otro período al frente de la Comisión Directiva Central (CDC).

 

“Quiero saludar a todos los trabajadores de la educación afiliados a nuestra AGMER por haber dado, una vez más, una clase de democracia sindical, de unidad, transparencia y compromiso en las elecciones de renovación de autoridades. Esta legitimación colectiva exige al gobernador de la provincia la inmediata apertura a la discusión salarial y una urgente recomposición de nuestros salarios”, señaló.

 

En ese sentido, se refirió a la devaluación de comienzo de año, las corridas cambiarias, la remarcación operada por los grupos formados de precios, en suma, al contexto inflacionario “que hace que los trabajadores no lleguemos a la mitad de mes, lo que resulta intolerable para las familias de los trabajadores. No queda tiempo, no queremos más excusas, repudiamos enérgicamente las dilaciones permanentes de los funcionarios a la hora de hablar de salarios”, enfatizó.

 

En esa línea, el secretario general advirtió que los trabajadores no aceptarán pagar “este momento de recesión de la economía”, algo que deben hacer los sectores privilegiados “que a costa de nuestras familias quieren seguir garantizando su rentabilidad”. E inmediatamente consideró que “la marcha atrás en relación al 1% del impuesto a la industria es un retroceso inadmisible y contraría cualquier política progresista”.

 

“Son muchas las deudas que tiene su gobierno con los trabajadores”, dijo Peccín interpelando al gobernador Urribarri. Y entre ellas, mencionó situaciones de precarización laboral, como las designaciones de docentes sin los derechos que consagra el Estatuto del Docente; los contratos de Plan Finnes y Mejoras; las condiciones de contratación de docentes en escuelas privadas, con patronales que no reconocen los derechos laborales y frente a lo cual el Estado no interviene, entre otras.

 

Además, el secretario general hizo un firme reclamo de la restitución del 2% del aporte patronal al Iosper, “para seguir garantizando una política de salud que dé respuesta a los trabajadores reafirmando así nuestro derecho a la salud” y reiteró el posicionamiento histórico de Agmer de defensa de la Ley de Jubilaciones y Pensiones.

 

En su discurso, el Secretario General tomó también reclamos y reivindicaciones del orden nacional, al pedir por la elevación del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias; y la necesidad de avanzar en una nueva Ley de Financiamiento Educativo, que lleve al 8% del PBI la inversión en el sistema educativo obligatorio y un 2% para educación universitaria, tal como lo viene reclamando la CTERA.

 

Finalmente, Peccín convocó al conjunto de los trabajadores a mantener la unidad y la continuidad de la lucha. “Aquí está en juego el avance o el retroceso; nosotros elegimos avanzar. Y, avanzar para nosotros, avanzar significa sostener un piso de conquistas e ir por las que faltan”.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario