Agmer
Viernes 02 de Febrero de 2018

Agmer rechazó los cambios en el Progresar

"Los problemas de la Educación no se resuelven profundizando la desigualdad", sostiene el gremio. Cuestionan el carácter "meritocrático"

La conducción de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), el mayor gremio docente de la provincia, advirtió "con enorme preocupación" sobre los cambios introducidos por el gobierno nacional al Programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina (Progresar). Se señaló que mediante esa modificaciones "se pretende resignificar el espíritu de este beneficio y transformarlo en una beca con carácter meritocrático que desconoce las razones que habían motivado su implementación desde un comienzo"


Esta situación se suma a que durante los últimos años los montos del programa se encontraban congelados "en tanto que esta nueva medida contempla un aumento real de apenas un 15% con relación a 2015, lo cual está muy lejos del incremento acumulado en el costo de vida que reconoce incluso el propio Estado nacional", se indicó.
A través de un Decreto de Necesidad y Urgencia, el Poder Ejecutivo transfirió el Progresar a la órbita del Ministerio de Educación e introdujo modificaciones que llevan a establecer un piso de rendimiento académico para la permanencia. "De esta manera, se invisibilizan las condiciones socioeconómicas que operan como determinante para las posibilidades de aprendizaje y de permanencia de los jóvenes en el sistema educativo, planteando en su lugar una lógica meritocrática según la cual el beneficio no viene a articular estrategias que permitan resolver una problemática, sino que se convierte en un premio para el estudiante", explicó el comunicado firmado por el secretario general, Marcelo Pagani; la secretaria adjunta, Ana Delaloye; y el secretario gremial, Guillermo Zampedri.
En el escrito se explicó : "Hemos sostenido históricamente que los problemas educativos no se resuelven mediante dispositivos que profundizan la desigualdad, sino que por el contrario esto se logra a través de acciones capaces de generar mayores oportunidades, especialmente para aquellos sectores de la sociedad que se encuentran atravesados por un marcado contexto de vulnerabilidad socioeconómica".
De acuerdo al ministro de Educación de la Nación, Pablo Finocchiaro, en 2016 de 200.000 alumnos universitarios que accedían a Progresar, 106.000 no cumplían con el único requisito para renovar: ser alumno regular, es decir, acreditar dos materias por año. De ellos, 100.000 no habían dado ni una sola materia. "Progresar fue concebido casi como un subsidio. No había una lógica educativa. La lógica para nosotros no es que el chico esté en la escuela o la universidad, sino que termine la escuela o la universidad. Como esto es una beca, estamos pidiendo un compromiso", dijo.
"En el quintil más desfavorecido del país, de cada 100 chicos de Primaria, uno solo termina la universidad. Eso es una injusticia. La gratuidad ya no alcanza. Tenemos que ir por más y trabajar para que puedan terminar su carrera", dijo el ministro de Educación.

Comentarios