Denuncia
Lunes 02 de Julio de 2018

Agente de la Dirección de Emergencias denunció por persecución a la patronal

"Quiero que me dejen trabajar", pidió Raúl Pistrilli. Desde 2016 enfrenta un conflicto laboral por visibilizar las falencias del servicio

El empleado que estaba a cargo de la gestión administrativa de la Dirección de Emergencias Sanitarias, Raúl Pistrilli, relató que luego de haber coordinado en la parte sanitaria el Triatlón Internacional de La Paz de 2016, comenzó a ser víctima de una persecución laboral a raíz de denuncias que impulsó sobre una supuesta malversación de fondos y del desvío de algunas partidas presupuestarias en la repartición, según aseguró durante una visita a UNO. "Sostengo que el principal responsable de esto es el señor Rubén Payer, actual jefe de Departamento de Emergencias Sanitarias", afirmó mientras comenzaba repasar una serie de documentos que avalan todas sus denuncias.
El conflicto se profundizó cuando el agente comenzó a divulgar las pruebas –documentación– que tenía en su poder entre los empleados, dando cuenta que esta situación iba a impactar en el funcionamiento del servicio. "Esto va a hacer que el sistema se colapse aún más, al punto de que la gente se muera en la calle. Llevé esa documental a los contadores del Ministerio de Salud; lo único en que no tuve reparo es de hacerlo por una vía más formal", expuso haciendo una cronología de los hechos. Entre las irregularidades marcó que se hicieron rendiciones de cuentas de la carga de combustible a las ambulancias que no estaban funcionando, o que estaban destinadas para ir al desguace. "Cuando comienzo a denunciar todo esto los compañeros delegados de los gremios se ponen a favor mío y comienza una pequeña lucha para que el director que venga saque a Payer", recordó.
En otro pasaje de su testimonio mencionó los episodios de persecución laboral que comenzaron hace más de dos años, pero que se volvieron habituales con el tiempo. No solo apuntó a Rubén Payer, sino que por primera vez mencionó a Daniel Reyna, un enfermero y personal técnico del organismo. "Me decían 'vos acá no trabajás más'. En ese momento les dije 'soy un empleado de acá, no me pueden prohibir la entrada'. La repuesta de Reyna fue: 'mientras esté acá, vos nunca vas a volver trabajar acá'", se lamentó. Pistrilli dijo que a raíz de este primer incidente tomó la decisión de denunciar persecución laboral el 6 de abril de 2016 en la oficina del Inadi, delegación Paraná. "Me saca de la baja del sistema de expedientes; sin tener mi clave no puedo sondear los números por donde van las rendiciones de caja", explica responsabilizando a Payer. A esa altura el enfrentamiento derivó en que el agente fuera trasladado, mediante una resolución, al hospital Materno Infantil San Roque de Paraná, mientras seguían las denuncias contra sus superiores. El 11 de mayo de 2016 radicó una denuncia por violencia laboral en el Subsecretaría de Trabajo provincial, más precisamente en el Programa de Defender. "Voy en contra del director César Medrano –ya no se encuentra en funciones– por amenazas y contra el enfermero Daniel Reyna", afirmó.
Sobre el traslado al San Roque aseguró que se trató de una estrategia para sacárselo de encima y que para ello recurrieron al decreto 36 donde se indica que todos los adscriptos tienen que volver. "Yo no puedo volver porque es un área del mismo Ministerio de Salud, es un pase interno, y las adscripciones se realizan de Ministerio a Ministerio. Por lo tanto, el alcance del decreto no corresponde", fundamentó.
El trabajador sostuvo que tiene más de 15 años de antigüedad en la administración pública y pese a ello sigue siendo blanco de permanentes ataques de las autoridades de un área sensible dentro del sistema de salud y que se encarga de la atención primaria.
Falencias de funcionamiento
En cuanto a las condiciones en que se presta el servicio, tanto en la cabecera Paraná como en la subcabecera Concordia, Pistrilli indicó que se vienen reiterando las falencias de funcionamiento: advirtió que no había dinero para reparar las ambulancias lo que repercutió en la demora de las unidades ante cualquier emergencia, un dato que no es menor si se tiene en cuenta que el parque automotor es de 22 vehículos.
"Esas unidades las tiene, se lo hemos mostrado muchas veces a la prensa, que se cuenta con esa cantidad de vehículos. Sucede que es un inventario que se usó más que nada para sobrefacturar. ¿Cuántas ambulancias funcionan en Paraná? Dos haciendo calle, de las cuales la última que le entregaron al doctor Carlos Cuesta, que es cero kilómetro y que hace base en calle Pascual Palma se le rompieron los frenos. O sea que tienen una haciendo calle. La accidentología siempre queda a merced de la hospitalidad de los centros de salud que son de apoyo a la red 107. Si fuera por la Dirección de Emergencias la accidentología de la ciudad colapsa", manifestó.

Desde otro lugar
En su visita a este medio el empleado contó que nunca cesó en su objetivo de correr el velo sobre las distintas irregularidades que vienen ocurriendo en Emergencias Sanitarias. Desde su nuevo lugar en el hospital San Roque denunció el supuesto vaciamiento ante la falta de insumos, recursos humanos y equipamiento necesario para actuar ante los accidentes. Pistrilli ratificó que su actitud de enfrentarse a la patronal obedece a una sola razón. "Quiero que me dejen trabajar; estoy desde 2004 en la Dirección de Emergencias y en ese momento el secretario de Salud, Juan Abolafia, me pasa a esta dependencia para ayudar y ahí me entro a interiorizar de cómo es el tema de la emergencia sanitaria. Con el tiempo me optimicé dentro del servicio, me capacité e intenté seguir haciendo las cosas bien. Si vos tenés la posibilidad de entrevistar al personal técnico de la repartición, te van a decir que cuando nosotros con nuestro equipo de trabajo diagramamos, las cosas salían bien", enfatizó.
Siempre crítico de la gestión, Pistrilli deslizó que los trabajadores que reclaman por sus derechos "sufren la misma persecución": hicieron una denuncia en la subsecretaría de Trabajo, al programa de violencia laboral, donde se les concedió una audiencia. En ese entonces acordaron dos puntos básicos: la iniciación de los sumarios investigativos o una auditoría general para determinar por qué faltan los insumos y que se respete el orden de viaje.
"Cuando asume la actual ministra de Salud, Sonia Velázquez, le entregué un informe al secretario general de la Gobernación, Edgardo Kueider. Luego, el mismo informe se lo entregué a la ministra de Gobierno y Justicia, Rosario Romero, y posteriormente hice lo propio con la titular de la cartera de Salud. Supongo que al informe lo habrán visto", completó.

Comentarios