Puente Paraná-Santa Fe
Martes 08 de Mayo de 2018

Afirman que la traza del puente Paraná-Santa Fe no afectará la zona urbanizada

En el 133° Consejo Federal de la CAC, se abordó el proyecto de este enlace vial, que se construirá como alternativa al Túnel subfluvial

Más de 150 dirigentes de las empresas constructoras más importantes de todo país, provenientes de las 24 delegaciones que integran la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), se reunieron ayer en Paraná en el marco del 133° Consejo Federal de la entidad.
Desde el organismo explicaron que el objetivo fundamental de este tipo de encuentros, que se realiza dos veces por año en diferentes lugares del país, es determinar "políticas generales en relación a obras, prestación de servicios y vinculación Institucional, no sólo en el ámbito público, sino también en el privado". En este ámbito, analizaron la situación del sector, como así también las problemáticas regionales y nacionales que los afectan.
Con la presencia del gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y demás autoridades provinciales, y también del intendente Sergio Varisco junto a un grupo de funcionarios municipales, en esta oportunidad se abordó como eje temático central la construcción del puente Paraná-Santa Fe, haciendo hincapié en sus aspectos técnicos de su la ejecución de la obra y la elección de la traza.
Uno de los disertantes fue el ingeniero Tomás del Carril, jefe del proyecto del enlace que unirá las provincias de Entre Ríos y Santa Fe como alternativa al Túnel Subfluvial, quien afirmó a UNO que de las tres opciones señaladas como alternativa "la más conveniente es la que está ubicada en la zona de el Túnel" y descartó que la obra se pueda ejecutar "más al norte, en Colonia Celina, o más al sur, en Alvear".
Al respecto, explicó: "Lo primero que hay que decir es que el río Paraná es muy complicado. En muchos lugares el cauce es inestable y solo se puede cruzar por muy pocos espacios. Esto significa que en 20 años va a cambiar de lugar y posiblemente los barcos que transitan por el lado santafesino pasen a hacerlo por la margen entrerriana, y el puente no puede ser móvil".
El especialista sostuvo que "dentro de la ubicación específica detallada del puente en la zona del Túnel tampoco es fácil ubicarlo, porque hay una isla", y señaló que el cauce en este sitio también cambia de lugar, por lo que se prevé que dentro de unos años modifique su curso. "Por eso hubo que desplazarlo hacia el Túnel, y ahí aparecieron otros problemas, que son el camping de Toma Vieja, la torre de alta tensión, un barrio urbanizado que hay al sur del camping".
No obstante, aseveró: "En definitiva, no hay muchas posibilidades, y en Ingeniería va restringiendo un gran abanico hasta llegar al lugar, que es el lugar preciso".
Entre las alternativas de esta traza, se optó por no afectar la urbanización situada en el barrio de la Toma Nueva. En tanto, la opción que se consideró cruzará indefectiblemente por un sector del ingreso al camping, y al respecto Del Carril comentó que se va a "compensar destinando otros terrenos, que actualmente pertenecen a la empresa proveedora de energía. "Al camping se lo afecta muy poco, solo en un extremo, y eso ha permitido que el barrio no se vea tan afectado", destacó.
Respecto a las posiciones que afirman que la obra va a perjudicar la estructura del túnel subfluvial por la erosión que causará debido a su cercanía, indicó: "El tema de la erosión que producen estas obras es importante, pero se ha estudiado que en este caso no afectará al túnel. Se van a tomar medidas para evitar la erosión en ese lugar, va a haber un gran viaducto y además, para la etapa de la construcción se van a hacer estudios en laboratorio con modelos hidráulicos".
En alusión a la polémica que genera la posible congestión de la ruta nacional N° 168, que vería comprometida su fluidez en hacia Santa Fe, ya que el tránsito del puente y el Túnel va a confluir en la misma, expresó: "Eso escapa a nuestra función como consultores. Nosotros diseñamos una alternativa que no usaba la ruta 168, como era objetivo del primer pliego, pero después las autoridades decidieron que utilizarla era una cuestión económica. Posiblemente en el futuro se podrá hacer otra traza". En este marco, también comentó: "Se está estudiando una defensa en la ruta 168, que está peligrosamente afectada por las crecidas del Paraná y se está trabajando en el estudio de esta y otras obras complementarias que hacen a este proyecto".
Por último, el especialista recordó que el puente tendrá una extensión de 4 kilómetros, y que "en toda la longitud de los valles de inundación hay una trasparencia importante –es decir, los espacios para que pase el agua– de más del 20%, frente a los espacios cegados, y eso alcanza para el caudal de diseño".
El equipo técnico que trabaja en esta iniciativa estima entregar el proyecto final en octubre y al respecto Del Carril manifestó: "Estamos trabajando a full, hemos puestos todos los recursos de la ingeniería más actuales que hay en las distintas ramas, como hidráulica, zootecnia, geología, ingeniería vial y ambiental".

Varisco destacó la importancia de esta obra

El intendente de Paraná, Sergio Varisco, se dirigió a los empresarios de la construcción destacando la satisfacción de haber elegido a la capital entrerriana como sede de este Consejo Federal de la Cámara Argentina. En este marco, resaltó la importancia que tendrá la obra del puente que unirá Paraná y Santa fe, y sostuvo: "Sin dudas esta obra vial, como es el puente que conectará a ambas capitales provinciales (Entre Ríos y Santa Fe), será la más importante y significativa. Que la Cámara en su reunión del Consejo Federal haya tomado el puente como centro del análisis y debate, significa lo importante de la obra".
Asimismo, el jefe comunal señaló: "Escuchamos explicaciones importantes, como por ejemplo el por qué la cabecera del puente en Paraná estará donde se ha previsto, y esto tiene que ver con el comportamiento del río"; y remarcó que "es la traza que ha aprobado la Nación, la Provincia y el Municipio".

Comentarios