Secciones
Concordia

Afirman que la planta de agua de Concordia implica un "legado" clave de la gestión

El proyecto tiene un avance del 49% y se pensó para que el vital elemento no falte más en los próximos 50 años. Se hizo una importante inversión.

Domingo 23 de Febrero de 2020

El ministro de Planeamiento de la Provincia, Luis Benedetto, afirmó que “la nueva planta de agua –de Concordia– será un antes y un después para el desarrollo de la ciudad de Concordia y los vecinos; y sin lugar a dudas uno de los legados más importantes de Gustavo Bordet para la ciudad y la provincia”. De este modo el ministro se refirió a la obra que realiza la Provincia con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en la Capital del citrus, que se inició durante la intendencia del hoy mandatario provincial. La obra tiene un avance del 49% y demandará unos 600 millones de pesos.

Al dar cuenta del proceso que llevó a la construcción de esta planta desde sus inicios, Benedetto recordó: “Cuando el gobernador asumió la Intendencia de Concordia en el año 2007 uno de los principales problemas que la ciudad tenía era el suministro de agua. Una ciudad que había crecido enormemente en los últimos años y su planta potabilizadora había tenido su última intervención en la década del 70, lo cual nos ponía como prioridad y desafío, en ese primer período de Gustavo Bordet como intendente, dar una respuesta a esta situación”.

Hizo notar que según el mandatario, en este como en otros temas, siempre se han abordado las situaciones que permitan pensar el presente y el futuro. “En este sentido, el proyecto de modernizar y mejorar la producción y distribución de agua para la ciudad de Concordia era un tema de agenda que no podíamos postergar”, enfatizó el funcionario.

Agregó que en 2007, el entonces intendente de Concordia le propuso acompañarlo en todo este proceso, dado que se encontraba a cargo de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad. Así se puso en marcha un trabajo para abordar el tema y plantear opciones para su resolución. “Era claro que no se podía planificar mejorar la calidad de vida y el desarrollo de la ciudad y sus barrios con la infraestructura existente, por ello plantear un proyecto integral y planificado era indispensable”.

Detalló que en la elaboración del proyecto intervinieron diferentes actores: en primer lugar se convocó al ente descentralizado de Obras Sanitarias.“Con un diagnóstico ya más claro, decidimos convocar a equipos profesionales de la Comisión Administradora para el Fondo Especial de Salto Grande (Cafesg) que tenían experiencia en el área y así se pudo avanzar de manera simultánea con la actualización del plan general urbano de la ciudad, incorporando criterios modernos, de ciudades con experiencias similares a las de Concordia”, graficó Benedetto.

“Conformamos un equipo interdisciplinario, que contaba entre los técnicos con urbanistas por ejemplo, y comenzamos a trabajar en la realidad de Concordia y su crecimiento, teniendo presente la obra de la planta de agua como un factor clave para el desarrollo de la ciudad”, precisó.

Cabe destacar que durante este proceso se contó también con el apoyo del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enhosa).

Señaló que, tras todo este proceso, se llegó al anteproyecto de la planta de agua sobre el final de la primera gestión del actual gobernador como intendente. Tal avance fue considerado significativo: “Lo cual nos ubicaba en una posición inmejorable para avanzar y concretar este ambicioso proyecto en el segundo período al frente del municipio”.

Desafío

Benedetto mencionó que luego, durante la segunda gestión municipal de Bordet, se continuó con los ajustes del anteproyecto y dos años más tarde, en 2013, se culminó el proyecto ejecutivo que fue presentado en el Enohsa para su evaluación técnica y su posterior búsqueda de financiamiento.

“Esta tarea conjunta permitió cumplir el objetivo de contar con un proyecto de alta solvencia técnica, inserto en una planificación urbana moderna con miras al desarrollo de la ciudad y el mejoramiento de la calidad de vida de cada concordiense”, destacó, y afirmó: “Nunca se trató de un proyecto aislado, sino por el contrario de una obra prioritaria en un contexto de integración territorial y mejora de la infraestructura y los servicios”.

“Se solicitó dar el impulso para poder avanzar con la concreción de este ambicioso proyecto que hoy es una realidad; que se está ejecutando y que esperamos poder estar culminando en los próximos años”, completó Benedetto.

Detalles técnicos

La obra permitirá la ampliación en un 50% de la captación de la toma de agua, la distribución y una gran cisterna de reserva que estará muy cerca, al lado del hospital Masvernat. Estará diseñada para que no falte más el agua potable en la ciudad durante los próximos 50 años.

Para ello se construye una nueva planta de agua, sistemas de captación, tratamiento, almacenamiento y distribución, con una trazabilidad de 50 años. Actualmente presenta un avance del 49% y la inversión prevista se ubica en los 600 millones de pesos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario