Educación
Viernes 03 de Agosto de 2018

Advierten retraso en el envío de partidas en la obra de una escuela

Se trata del nuevo edificio de la Escuela de Educación Técnica Nº 100 de Puerto Nuevo, en Paraná. Sin financiamiento, se redujo la cantidad de obreros

Por el atraso en el pago de certificados de obra desde la Nación a la Provincia se ha reducido la cantidad de personal que lleva adelante la construcción del nuevo edificio de la Escuela de Educación Técnica N°100 de Puerto Nuevo, en Paraná. Fuentes consultadas por UNO afirmaron que se giraron partidas al Consejo General de Educación (CGE) hasta completar el certificado N° 12, aunque la realidad indica que la empresa que ejecuta los trabajos lleva cinco meses sin cobrar. El plantel de personal pasó de 43 obreros a menos de la mitad en los últimos meses, a raíz de los permanentes despidos, sumado a que el ritmo de obra decayó porque se compran menos materiales.
En los últimos días se terminó la mampostería y se estima que el avance de las obras es del 80%, teniendo estipulado el plazo de ejecución para marzo de 2019.
La construcción, ubicada en las calles Simón Bolívar y Manuel Leiva en la zona del Puerto Nuevo, es única por sus características y formará estudiantes técnicos con conocimiento en construcciones navales. Para ello se adecuan los espacios de manera especial para que puedan llevarse adelante los proyectos, diseños y experimentaciones necesarias, a manera de ejemplo, el canal de experiencias hidrodinámicas –ámbito donde se alojará el canal de pruebas de agua circulante– será de 32 metros de largo, 2,50 metros de ancho y 2 metros de profundidad, equipado con un generador de olas que permitirá reproducir movimientos semejantes a las que un barco puede encontrar en el río.

"Nunca se detuvo la obra"
El director de la entidad educativa, Silvio Rodríguez Reyna, explicó a UNO que no tiene conocimiento de una paralización de la obra, más allá de que entiende que puede haber algún tipo de recortes de fondos. "Hace dos meses la obra tenía un avance del 65% y cada vez que paso veo que la gente está trabajando", comentó.
En cuanto a una posible reducción del personal, consideró que una situación similar se produjo en enero. "Esto no provocó que la obra se detuviera y tengo entendido que la construcción lleva un mes adelantada. Por el momento no tengo ninguna novedad, ni tampoco que se haya reducido la cantidad de obreros", acotó.
El directivo se mostró optimista respecto de nuevos proyectos educativos que están en marcha: "Tenemos pensado dictar clases de remo adaptado para chicos con discapacidad visual, con embarcaciones construidas por nuestros alumnos", precisó Rodríguez Reyna.
Las clases se dictan en el histórico edificio del Puerto Nuevo, con una matrícula en la actualidad del alrededor de 90 alumnos, a la espera de la inauguración del nuevo edificio en los primeros meses del próximo año.

Comentarios