Paraná
Miércoles 14 de Marzo de 2018

Adultos mayores abren las puertas de El Recreo a todas las generaciones

La institución nació hace 30 años y funciona en Alem 354, donde se brindan numerosos talleres destinados a toda la comunidad

La asociación El Recreo ya lleva 30 años brindando un servicio a la comunidad, y sobre todo a los adultos mayores de Paraná. Fue creada por un grupo de mujeres con el objetivo de promover un lugar de encuentro para personas mayores de 60 años, que muchas veces no tiene con quién compartir una charla, que quieren capacitarse en alguna disciplina o que simplemente buscan la compañía de sus pares.
A la iniciativa la impulsó un grupo de mujeres que tres décadas atrás habían participado en un taller de estimulación de la memoria y valoraron la posibilidad de poder reunirse, entre las cuales se encontraba la madre de quien entonces era el gobernador de Entre Ríos, Sergio Montiel, quien al advertir el gran aporte social de este proyecto les entregó un subsidio para que puedan adquirir un inmueble y contar con sede propia.
Desde entonces la institución funciona en calle Alem 364, en una antigua casona que tiene espacio suficiente para desarrollar numerosas propuestas. En la actualidad son 24 los talleres que se dictan, con un amplio abanico de posibilidades. Entre ellos, algunos ya llevan varios años, como italiano, inglés, tejido, estimulación de la memoria, nuevas tecnologías, yoga, salsa, literatura, cocina, guitarra y canto, con una importante convocatoria, no solo de adultos mayores, sino de gente de todas las edades.
Con el tiempo se fueron sumando otros espacios, y algunas de las opciones que se incorporaron últimamente son las clases de tai chi, juegos compartidos, salsa y bachata, y hace poco zumba gold. "Son clases adaptadas para que todas las personas puedan realizar la rutina de zumba, con ritmo más lento, sin tanto impacto y tanto giro, donde se cuidan la columna y las rodillas. Es ideal para la tercera edad, las personas con discapacidad, las embarazadas, los pacientes posquirúrgicos, y para quienes tienen problemas de coordinación, ya que son clases más cuidadas, más tranquilas, a doble tiempo. Esta semana empezó una alumna de 84 años", contó a UNO Lorena Berlatzky, la profesora que martes y jueves hace bailar a los concurrentes a partir de las 17.30 durante 45 minutos.
Por su parte, Nelsa Tulli, la actual presidenta de El Recreo, comentó: "Es una institución de adultos mayores, pero con las puertas abiertas a personas de todas las edades. Dentro de los talleres que se ofrecen, hay propuestas para que los chicos de 6 años en adelante aprendan música y teatro. La mayoría de los profesores son jóvenes y ofrecen clases con muy buen nivel". Asimismo, contó a UNO que también funciona una escuela de modelos y están asombrados por la cantidad de inscriptos, de una amplia franja etaria. "Otro espacio que convoca mucho es el taller de magia y hubo muchos niños el año pasado", agregó.
"En todos los talleres se arman hermosos grupos, son muy alegres. En las clases hay gente de diversas edades y no solo son para mujeres sino que también vienen hombres. Los adultos mayores que vienen nos agradecen siempre poder contar con este espacio, ya que les permite socializar. Destacamos la importancia de los grupos, porque hay gente que está muy sola, que ha enviudado y hay un lugar donde pueden compartir".
Como son tantas las alternativas, Tulli invitó a acercarse a la institución a conocer la totalidad de las propuestas, a ver cómo funciona la sede y también a relacionarse con quienes forman parte de El Recreo. El horario en que se puede visitar la sede es de lunes a viernes de 8.30 a 11.30 y de 16 a 21. "Las mayor parte de los talleres funcionan por la tarde, pero de mañana también hay varias propuestas y queremos que la gente venga", sostuvo.
Los talleres tienen un costo, pero es módico. Lo que recaudan se destina al mantenimiento de la entidad y para alcanzar a cubrir la totalidad de los gastos tienen un conjunto de socios que colabora y además suelen vender empanadas, tortas, pan dulce, budines y hacen peñas. "Somos una institución privada sin fines de lucro que nos mantenemos con nuestros propios recursos. La casa es muy grande, está muy linda, pero hay que mantenerla, por eso invitamos a más gente a asociarse", expresó.
Quienes forman parte de la comisión directiva son principalmente gente mayor que trabaja para sus pares y para toda la comunidad con una gran vocación de servicio. Son alrededor de 15 y Tulli destacó: "Hay que sacarse el sombrero con toda la entrega de la gente que integra la institución, por todo lo que dan". En este sentido, contó que la calidez humana de quienes impulsan a diario el quehacer de El Recreo es lo que la llevó a sumarse a esta iniciativa, cuando acompañaba a su esposo que forma parte del coro. Al principio, ella no quería integrarse al coro, pero tras un viaje compartido a San Carlos de Bariloche para una actuación descubrió un grupo maravilloso de personas y pasó a formar parte de la institución.
"El coro es uno de los talleres más convocantes y ha representado a Paraná en numerosas provincias de nuestro país. El año pasado fuimos a Mendoza y a Bariloche, para participar en unos encuentros corales fantásticos. Es un coro de gran nivel, dirigido por Eduardo Retamar y el preparador vocal es Francisco Scotta", refirió.
También contó que las alumnas de salsa y bachata, a cargo del profesor Francisco Reyes, en junio competirán en un certamen en Rosario, destacando el nivel de las clases.
Por otra parte, invitó a quien quiera dictar nuevos talleres a acercar su propuesta: "Estamos siempre abiertos a nuevos talleres y propuestas, y agradecemos a la gente que se acerca con cosas nuevas, porque es muy importante", afirmó.
Quien quiera contactarse, puede hacerlo personalmente en Alem 354, o llamando al (0343) 4233138. También tienen una página de Facebook: El Recreo Paraná, donde periódicamente comparten sus actividades.

Comentarios