Paraná
Miércoles 16 de Mayo de 2018

Activistas de Animal Libre le ponen sus cuerpos a la lucha en las calles

Yanina Cufré, Eliana Freccero y Mariana Ventura forman parte de la ONG que en Paraná tiene 12 integrantes. El domingo realizarán una nueva acción en la costanera de Paraná.

Son 12 las personas que decidieron activar y salir a las calles de Paraná para contarle al que quiera escuchar que es necesario frenar la matanza de animales. Son jóvenes y adolescentes que ponen sus cuerpos en las esquinas de la peatonal San Martín o en la costanera de la capital entrerriana para explicar las consignas de la ONG internacional Animal Libre.


animal.jpg
Una tarde cualquiera en la peatonal de Paraná.
Una tarde cualquiera en la peatonal de Paraná.


"Buscamos acabar con el estatus de propiedad que rige actualmente a los demás animales, con una postura abolicionista y centrada en la base fundamental del veganismo", exclaman en la web de Animal Libre. En Internet se encuentra una clara explicación sobre el abolicionismo: "La posición abolicionista sostiene que todo ser capacitado para experimentar sentimientos (como el dolor, o el sufrimiento), en otros términos: ser sintiente, tiene un derecho fundamental, el derecho a no ser tratado como propiedad de otros".



Entonces para terminar con la propiedad hay que tener en cuenta que: "el consumo y producción de cualquier animal o producto derivado, como carne (incluidos los peces), lácteos, huevos, miel, gelatina, cuero o lana". También se incluyen los que usan ingredientes, por ejemplo, algunos tipos de pan, tortas, galletas, manteca y pastas.



Evitan el consumo de productos de aseo, belleza y salud que en su evaluación utilizaron animales.



Rechazan la utilización de animales para entretenimiento en circos, zoológicos, peleas (de perros o gallos), corridas de toros (España), coleo y corralejas (Latinoamérica). También luchan para terminar con la compra o venta de animales para ser utilizados como "mascotas".



chicas.jpg
Eliana, Mariana y Yanina.
Eliana, Mariana y Yanina.

Activistas


Yanina Cufré (26) Eliana Freccero (23), Mariana Ventura (22) fueron convocadas por UNO para conocer las actividades que vienen realizando y conocer los proyectos que tienen para el resto del año.


Como un ejemplo del impacto que generan las acciones callejeras, Yanina contó que se sumó al equipo luego de observar a las chicas que estaban paradas en la peatonal San Martín.


Eliana conoció el activismo en Santa Fe y luego se contactó con Mariana a quien detectó en la militancia por las redes sociales.


Las tres son veganas aunque aclaran que en el grupo hay integrantes vegetarianos. Si bien sus actividades son pacifistas fueron increpadas por una mujer, el domingo pasado, en la costanera; escucharon el planteo de un empresario avícola y se acostumbraron a chistes clásicos como el trillado: "aguante el asado".


INFORME JUAN_VEGANO.mp3



Las activistas reconocen que la mujer que se frenó en la puerta de la escuela de Aerobismo fue violenta. Entre los argumentos de sus detractores aparecen los que les piden que se vayan a vivir a otro país. También les remarcan que si dejan de comer animales deberán luchar con ellos por la comida.


Más allá de cualquier discusión, insisten con que "activamos por los derechos de los animales, informamos sobre las explotaciones y rompemos mitos o creencias relacionadas al veganismo", remarca Eliana que se basa en las estadísticas para sostener el discurso.


El contacto con la gente en la calle les sirvió para entender que hay una fuerte demanda para conocer más sobre el veganismo porque "muchas personas quieren cambiar la alimentación pero hay mucha desinformación". Señalan como responsables a la publicidad estimulada por la industria publicitaria y a la industria médica que también hace su trabajo.



Mientras reconocen que el faro es el equipo de Santa Fe que está mucho más avanzado con las acciones callejeras, se ilusionan en poder comprar los lentes de realidad virtual para que las personas experimenten lo que sufre un animal encerrado. Los santafesinos lograron donar comida sin derivado animal a comedores comunitarios para aumentar la generación de conciencia.



Todas aquellas personas que tengan más preguntas para realizarles, encontrará el equipo completo de activistas el domingo desde las 16 en la puerta de la escuela de aerobismo que se encuentra en la costanera de Paraná.



El grupo que se formó en diciembre del año pasado tiene proyectado un encuentro de degustación de alimentos y luego brindar un taller de comida. Hoy el escenario es el siguiente: "hay muchas personas que nos rechazan. Ya de por sí nos ven mal y cualquier palabrita sirve para que nos descalifiquen con el clásico "estos veganos", se sincera Yanina sabiendo que tienen un difícil camino por delante.


Comentarios