Secciones
Bajante

Acciones para mitigar el impacto de la bajante del río

Se pidió a provincias litoraleñas designar puntos focales, trabajar incidencia en producción y planificar asistencia a poblaciones y pescadores por la bajante

Sábado 11 de Septiembre de 2021

La bajante del Paraná es la más importante en nuestro país de los últimos 77 años y se prevé que afectará el abastecimiento y calidad del agua potable, la navegación y operaciones de puerto, el ecosistema y la generación de energía hidroeléctrica.

Los organismos públicos técnico-científicos realizaron un diagnóstico de la situación. El Instituto Nacional del Agua (INA) informó un incremento del 35% en el caudal del río Paraná, producto de las precipitaciones de los últimos días. Frente al Puerto Nuevo de Paraná, la altura ayer fue de 42 centímetros, y consumó el cuarto día con altura por encima del 0, luego de mediciones negativas durante dos meses.

A pesar de ello, prevalece la tendencia descendente de aguas en su curso en territorio argentino, el cual continuará predominando en los próximos tres meses. Según los escenarios planteados por el INA, el pico inferior de la bajante se espera en el transcurso del mes de noviembre, donde los valores pueden ser inferiores a los registrados en 1944. En Paraná podría descender hasta -1,15 metros, aunque el piso histórico fue de -1,44 metros.

De todos modos, según pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), hasta el 13 de septiembre se prevén precipitaciones superiores a la normal climatológica en la cuenca media y baja del río Paraná, en tanto en la cuenca alta predominan condiciones en el orden de normales a inferiores a la normal.

En este contexto, el Estado nacional, en el marco del Consejo Nacional del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (Sinagir) preside la mesa de trabajo conformada para mitigar el fuerte impacto ambiental, social y económico que está provocando la bajante.

Medidas

Por un lado, se mantiene activo el fideicomiso que administra el Fondo Nacional de Emergencias (Fonae), para atender suministros de emergencia, asistencia y rehabilitación de servicios esenciales.

Asimismo, se requirió a los gobiernos provinciales afectados por la bajante –Buenos Aires, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Santa Fe– la designación de puntos focales provinciales, lo que permitirá una respuesta coordinada para las poblaciones ribereñas con mayor grado de vulnerabilidad.

La Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías indica que tanto la bajante como la sequía configuran una situación de sostenimiento estable de las condiciones negativas, con afectaciones de la pesca artesanal y la ganadería por la carencia de forraje.

bajante del río paraná.jpg
Acciones para mitigar el impacto de la bajante del río

Acciones para mitigar el impacto de la bajante del río

El Servicio Geológico Minero Argentino está trabajando en un Plan de Trabajo que incluye el diagnóstico y eventuales visitas de campo a zonas susceptibles de remoción en masa.

Además, desde la Secretaría Ejecutiva del Sinagir se ha sumado al Ministerio de Defensa a la Mesa de Trabajo sectorial para planificar y coordinar la logística de las acciones de respuesta para asistir a las poblaciones ribereñas con afectaciones complejas.

Y el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca continúan en las tareas de consolidación de información provincial referida a los registros de pescadores artesanales, a fin de garantizar su acceso al Programa Nacional de Inclusión Socioproductiva y Desarrollo Local “Potenciar Trabajo” durante los meses que perdure la situación de bajante.

Por su parte, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible realizará la semana próxima una reunión en el marco de la Comisión interministerial de cianobacterias con los representantes provinciales en el ámbito del Consejo Federal de Medio Ambiente, a efectos de definir un plan de trabajo y líneas de gestión.

Y el Ministerio de Obras Públicas continúa con las tareas de recepción, evaluación de proyectos y autorización de obras a través del Fondo de Emergencia Hídrica que administra el Enohsa e involucra una inversión de 1.000 millones de pesos para la asistencia de las provincias y localidades afectadas. Se esta avanzando con proyectos en las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Chaco, Formosa y Santa Fe.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario