Secciones
La Provincia

A través de Facebook, incitan a la violencia contra militantes de La Cámpora Concordia

Aspirantes a cadetes de la Fuerza Aérea comentaron fotografías de los militantes políticos. Señalan:  “tan justo para hacerlos arrodillar manitos en la nuca y el cargador del FAL en el pecho!”. El concejal Giampaolo presentará una exposición penal.

Jueves 15 de Noviembre de 2012

Un grupo de aspirantes a la escuela de cadetes de la Fuerza Aérea incitan a la violencia contra militantes de La Cámpora Concordia, publicando a través de Facebook comentarios como: “tan justo para hacerlos arrodillar manitos en la nuca y el cargador del FAL en el pecho!” o; “y el borcego en la cabeza!”. Otros comentarios discriminatorios señalan “A estos negros habría que darle una pala y un pico y mandarlos a laburar y vas a ver que nunca más pintan un ladrillo....”.

Tales dichos se ven al pie de una fotografía en la que aparecen militantes juveniles y adolescentes de la agrupación kirchnerista haciendo pintadas con aerosol.

Consultado al respecto el concejal Mariano Giampaolo, manifestó: “vamos a hacer una exposición penal por incitación a la violencia, agravada por tratarse de una forma de persecución política”.

Según precisó el edil a Diario Junio, el principal damnificado fue Francisco Benavente, un joven militante de 19 años, referente del frente de estudiantes secundarios de La Cámpora Concordia. Cabe destacar que en la capital del citrus, siguen apareciendo símbolos del golpe de 1955 en distintos puntos de la ciudad, por lo general cerca de escuelas y colegios.

En relación al hecho, Giampaolo señaló: “Les hice ver a los chicos de La Cámpora que estas cosas no pueden tomarse ligeramente ya que pueden ser el germen de hechos mucho más graves. Esa incitación a la violencia es un delito y la denuncia trata de preservar como bien social, el debate, la democracia. Apuntamos a que un comentario así no conlleve a otro hecho de mayor gravedad y llevar a una escalada que puede derivar en la comisión de un delito más grave aún”.

“Existe en esto un agravante pues la amenaza y la violencia están dirigidas a amedrentar a un ciudadano que se manifiesta a favor o en contra de una idea política, social o filosófica. Esto es doblemente grave pues es una forma de impedir el debate democrático”, añadió.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario