Secciones
La Provincia

A teatro lleno, se desarrolló el panel sobre violencia de género en Paraná

En la conferencia participaron Sonia Sánchez, autora del libro Ninguna mujer nace para puta; José Ignacio Candiotti, Fiscal Federal de Paraná; la intendenta Blanca Osuna y funcionarios municipales y provinciales. Destacaron que quieren erradicar la prostitución, ya que “no es un trabajo”.

Miércoles 21 de Noviembre de 2012

Esta mañana, se desarrolló en el Teatro 3 de Febrero el panel Paraná le dice no a la violencia de género. Ante un nutrido público, disertaron la intendenta Blanca Osuna; la Secretaria General y de Relaciones Institucionales de la Gobernación, Sigrid Kunath; la secretaria de Derechos Humanos, Salud y Educación de Paraná, Florencia Amore, y el Fiscal Federal de Paraná, José Ignacio Candiotti.

La disertante principal fue Sonia Sánchez, exmeretriz y autora del libro Ninguna mujer nace para puta, quien desde su experiencia expuso su punto de vista sobre la situación que viven las mujeres explotadas sexualmente. Cabe destacar que también se esperaba la presencia de la periodista de 678, Cynthia García, que no pudo concurrir ya que el paro de ayer impidió que parta su vuelo hacia Paraná.

“Desde mi lugar puedo decir que hay que tratar de pensar con la sociedad de Paraná cómo decir basta a la violencia de la prostitución, a colaborar con la Intendenta y con el Consejo Municipal de la Mujer para que esta sociedad sea menos violenta. Lo que se ha logrado es que se ponga sobre el tapete lo que es la prostitución y el tráfico de personas para la explotación sexual. Hoy se habla más de eso en las escuelas, en espacios de mujeres, se está hablando desde el Gobierno y se trabaja para que cierren todos los prostíbulos, para que vivamos una sexualidad menos violenta”, señaló Sánchez.

En este sentido, opinío que la trata de personas para la explotación sexual favorece a la prostitución, sea a cielo abierto o en lugares cerrados. “Argentina es un país abolicionista, por lo tanto, si queremos luchar contra el tráfico de personas, debemos luchar contra la prostitución sea como sea”.

En cuanto a su experiencia, relató que “la prostitución -como a todas las mujeres que hemos pasado por eso- me quitó mi identidad como sujeto de derecho, y me convirtió en un objeto de uso y abuso, o sea una puta. Hoy soy una mujer con voz y decisión propias, y desde mi lugar lucho contra toda violencia que se ejerza sobre las personas”.

A su turno, el fiscal Candiotti resalto la importancia del trabajo judicial en la materia: “Siempre faltan cosas por hacer, pero creo que a nivel judicial es importante la reciente sentencia del Tribunal Oral de Paraná, contra dos responsables de las acciones que catiga la Ley de Trata. Y en este caso se ha sentenciado a quien era responsable de traer a las chicas desde Misiones para llevarlas al prostíbulo El Desafío, en Concordia. Lo importante ahora es que se sigan nuevos juicios en base a causa por trata de personas para explotación sexual”.

Con respecto a la situación de la trata en la provincia de Entre Ríos, Candiotti señaló que “ninguna provincia es ajena a esta problemática, no obstante han habido avances muy importantes desde todos los ámbitos, judicial y extrajudicial. Creo que es también importante el avance que ha hecho la Red de Alerta que pone en el tapete este problema. Es importante que se visualice la problemática de las nenas que son sacadas de sus domicilios para ser explotadas sexualmente. Pero es muy importante el trabajo de los operadores judiciales para encontrar a los responsables de la trata”.

Por su parte, Kunath destacó las políticas de estado que la gestión viene desarrollando para combatir la violencia y la trata. Particularmente, se refirió al protocolo interministerial e interinstitucional que tiene como temática el abordaje a la violencia en su prevención, erradicación, y sanción: “Este protocolo establece de forma concreta y ajustada el encuadre legal, organismos de competencia y define diferentes modalidades y firmas de violencia. Establece de manera muy accesible pasos y obligaciones y establece una invitación clara al poder judicial provincia y federal; como al poder legislativo que han estado acompañándonos en este trabajo.Este protocolo establece dentro de su contenido la creación de un registro único de violencia. Esto nos pareció importante porque no contábamos con un registro oficial de las situaciones de violencia de las que se iba teniendo noticias”.

En tanto, la intendenta Osuna se refirió al cierre de prostíbulos encarado por la Municipalidad. “Es principalmente una acción que contribuye a la conciencia social de todos, con la seguiridad de que en la medida que avancemos clausurando u oponiéndonos a la violencia de género, vamos a ser una sociedad mejor. Tenemos que trabajar con conceptos, para demostrar que la violencia es una gran bola de nieve, las pequeñas manifestaciones de violencia, finalmente estallan con el golpe, con la muerte”.

Por último, y en coicidencia con lo dicho por Sánchez, señaló que “en relación a la prostitución: primero, no es un trabajo. Segundo, creemos que es necesario que los municipios nos comprometamos fuertemente en el trabajo no solamente de clausura, sino en un acompañamiento posterior a todas las mujeres que han estado en situación de explotación, de riesgo o de trata y por último, que de ningún modo nos anima en este tema una campaña moral, sino muy por el contrario, una fuerte reivindicación a los derechos humanos de todos, mujeres y varones”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario