Secciones
Senado

A seis días de anotar las listas, no hay certezas sobre los posibles candidatos

Nunca la definición de las postulaciones al Congreso fue tan próxima a una elección provincial. Bordet y Frigerio diseñan sus estrategias.

Domingo 16 de Junio de 2019

El sábado deben inscribirse las listas de candidatos a legisladores nacionales para participar de las PASO del 11 de agosto. Nunca antes la resolución de las postulaciones había sido tan cercana a una elección de autoridades provinciales, y las definiciones no podían tomarse antes de estas porque se necesitaba del nuevo mapa del poder electoral surgido del 9 de junio para definir las listas. Los lugares son pocos, cuatro bancas en Diputados y tres en el Senado nacional, con mandatos de cuatro y seis años respectivamente.

Esta nota no agota el listado de aspirantes, sino que intenta mostrar algunos hilos de las decisiones que tomarán principalmente Gustavo Bordet y Rogelio Frigerio, aunque en ambos casos existe la chance de encontrar una lista no oficial en las PASO del 11 de agosto.

Ayer el diario La Nación publicó una nota donde se señalaba que en el oficialismo nacional decidieron que no aplicarán el criterio de priorizar listas únicas en cada provincia, sino que se aceptarán las internas; y también a habilitar las candidaturas múltiples que Cambiemos había prohibido en enero.

De esta manera, la extensa lista de postulantes en Entre Ríos sumó, con carácter preferencial, al diputado nacional Atilio Benedetti, que fue el último candidato a gobernador de ese espacio (llamado ahora Juntos por el Cambio). Aseguran que el candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto fue quien pidió por el entrerriano y otros recientemente derrotados en elecciones provinciales, como el pampeano Daniel Kroneberger y el cordobés Mario Negri. El perjudicado directamente por esa decisión, en caso de confirmarse, es el actual senador nacional Alfredo De Ángeli, quien comunicó su deseo de seguir otro mandato más en ese cargo. En el entorno del legislador aseguraban que el presidente Macri estaba de acuerdo con la decisión de su continuidad, pero eso no está confirmado, ni mucho menos.

bordet adentro
estrategia. El macrismo permitiría a algunos candidatos a gobernador derrotados postularse en octubre.
estrategia. El macrismo permitiría a algunos candidatos a gobernador derrotados postularse en octubre.

Encabezar la lista de senadores, que debe llevar a un varón y una mujer, no importa en qué orden, prácticamente asegura la banca, ya que corresponden dos escaños a la fuerza política que gana la elección y el restante a la que se ubica en segundo lugar. Se conoce poco hasta ahora del armado del lavagnismo en la provincia, excepto la participación del socialismo. Y tampoco se observó en las elecciones provinciales la existencia de otra fuerza, por fuera del peronismo y de Cambiemos, capaz de entrar en la disputa por las bancas del Senado nacional.

En el PRO entrerriano existe la certeza de que la polarización entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio será muy fuerte. Y también creen que la presencia del senador peronista Miguel Pichetto en la fórmula motivará a militantes justicialistas a decidir su apoyo a la candidatura de Macri.

La convicción de que al medio “no queda casi nada” es la que lleva a sostener que, por encanto o por decantación, la provincia de Entre Ríos estará dividida por mitades. Entienden que si Bordet juega fuerte en esta disputa, la victoria será del peronista; pero también ensayan explicaciones sobre las razones por las que el gobernador entrerriano podría no involucrarse demasiado en la disputa.

En resumen, según estas fuentes macristas, a Bordet le resultaría más conveniente gestionar durante su segundo mandato con Macri y Pichetto, con quien podrá entenderse claramente; que con un kirchnerismo que pueda querer cobrarle su cercanía al gobierno nacional durante los primeros años del actual mandato. Especulaciones que –completan– se basan también en la idea de que si Macri llega al balotaje, gana la elección porque concentra todo el rechazo al kirchnerismo.

Estos cálculos electorales sostienen la decisión de algunos gobernadores peronistas de participar en la PASO nacional con boleta corta, es decir con sus candidatos a legisladores nacionales solamente, sin pegar la boleta con ningún candidato presidencial, lo que favorece a Macri

Difícil acuerdo Sin embargo el PRO, y Frigerio especialmente, deben atravesar la instancia de selección de los candidatos. El congreso radical del martes definió que la UCR entrerriana quiere encabezar las dos listas de Juntos por el Cambio. La cuestión se debatió cuando todavía estaban shockeados por el anuncio de la fórmula presidencial MacriPichetto.

bordet atroden
estrategia. El macrismo permitiría a algunos candidatos a gobernador derrotados postularse en octubre
estrategia. El macrismo permitiría a algunos candidatos a gobernador derrotados postularse en octubre

El presidente del partido, Leandro Arribalzaga, dijo que la noticia fue “un balde de agua fría” y se manifestó en contra. Sin embargo, los dirigentes nacionales del partido respaldaron el anuncio. La idea del PRO no es esa, sino que el macrismo encabece una, y la otra la UCR. Frigerio tiene la capacidad de decidir la conformación, y especialmente de vetar a quien no quiera de candidato. Al ministro no le disgusta la idea de que Benedetti encabece la lista de senadores. (Al exintendente de Santa Ana Mario Toler, que ingresaría a la Cámara por el corrimiento, tampoco le desagrada). En ese caso no está claro qué mujer del PRO podría acompañarlo. También el nombre del intendente de Paraná, Sergio Varisco, se mencionó desde la noche misma del 9 de junio como eventual candidato a legislador nacional.

Fuentes del PRO y de la UCR aseguran que Macri y Frigerio no lo aceptan en la lista y que, en caso de presentarse a la PASO, no le permitirían pegar con la lista nacional. Lo mismo se decía antes de la elección provincial y la campaña cerró con Frigerio y Varisco abrazados.

La diferencia es que entre la PASO y la elección general, ahora el intendente deberá afrontar el juicio por narcotráfico en la que está imputado. Para la lista de diputados nacionales se anota el concejal macrista Emanuel Gainza, quien tendría el aval de Frigerio.

El derrotado precandidato a intendente se sumó a la campaña de Varisco con fuerza con la intención también de que su posterior postulación nacional no fuera objetada, y dispone de otros avales del macrismo en caso de ser necesario. Por el lado del radicalismo se menciona como una de las posibilidades el regreso a la Cámara baja nacional del electo diputado provincial Gustavo Cusinato.

Es cercano a Benedetti y liberaría un lugar en el próximo bloque de diputados provinciales que ocuparía María Alejandra Viola, quien estuvo en el 15º lugar de esa lista, de la que entraron los primeros 14 a la Cámara baja. La radical paceña cuenta con la estima de Frigerio, que valora su perfil opositor (fuertemente enfrentada con el urribarrismo) y quiere que ocupe un lugar en la Legislatura entrerriana. De no ser así, Marialé podría ser candidata a diputada nacional, aún ocupando el “cupo” del PRO, ya que al fin de cuentas en este mandato se mostró más cercana al macrismo que al grupo de diputados radicales que forman en sub-bloque Radicales en Cambiemos.

Ahora deberían llamarse Radicales en Juntos por el Cambio. El viernes el reelecto intendente paceño Bruno Sarubi reclamó un lugar en el Congreso para la esposa del exministro de Economía montielista Oscar Cachi Berón. “(María Alejandra Viola) ha defendido encendidamente la gestión nacional y sabemos que el mismo compromiso va a tener en el Congreso para luchar por la provincia y por los cambios que propone el gobierno nacional”, indicó dando muestras de que la relación entre ambos –que supo no ser buena– ha mejorado. Sarubi tiene razón en que, entre Cambiemos y Dani Rossi, derrotaron al peronismo en todas las ciudades importantes del Departamento: La Paz, Bovril, Santa Elena y Alcaraz. Pese a ello, Bordet logró en ese territorio casi el doble de votos que Benedetti. Otros nombres Un sector del PRO candidatea al presidente del partido, Gustavo Hein. Ya sea para senador o diputado.

El actual intendente de Basavilbaso logró retener el municipio, donde la fórmula provincial de Cambiemos perdió por poca diferencia; muy distinto a lo ocurrido en Larroque, ciudad natal de Benedetti. Allí el ganador fue Leonardo Hassel, sobre Darío Benedetti, sobrino de Atilio. Otro nombre que se menciona es el de la actual diputada provincial radical Gabriela Lena, de la Corriente Illia, como posible candidata a diputada nacional. También suena el nombre del diputado provincial Sergio Kneeteman, también del benedettismo; y del exsenador provincial Juan Carlos Arralde.

Otro posible candidato es el presidente de la UCR, Arribalzaga, quien no oculta su interés por sumarse a la lista de diputados nacionales. Cuenta para tal fin con el apoyo del diputado nacional Jorge Lacoste y algunos otros integrantes del grupo que sostenía la precandidatura a gobernador del exintendente de Sauce de Luna. Ese grupo se debilitó con la salida de Varisco, y Arribalzaga no está tampoco en su mejor momento, ya que su candidato perdió en las PASO por la Intendencia de Villa Elisa. También hay que sumar a los diputados provinciales Jorge Monge y José Artusi, oriundos de Diamante y Concepción del Uruguay respectivamente, dentro de los potenciales postulantes del benedettismo.

Por fuera de eso, se cuenta la posible postulación del senador por Paraná, Raymundo Kisser, casi un librepensador radical; y la decisión de Alternativa Radical (el grupo del intendente de Chajarí Pedro Galimbebirti y del exdiputado nacional Fabián Rogel) de no impulsar candidatos de su sector para intentar no profundizar la diáspora. Una mesa de cuatro patas La peronización de Cambiemos a nivel nacional ya había tenido un antecedente en la provincia. El dirigente peronista Juan Domingo Zacarías ocupó el tercer lugar en la lista de diputados provinciales de Cambiemos y ahora, efecto Pichetto mediante, es lógico que ese sector pretenda una representación en la lista de candidatos titulares para octubre. Se sostiene que se le otorgaría el tercer lugar de la lista, y el cuarto sería para un dirigente del vecinalismo, como en 2017.

Del grupo denominado Peronistas en Cambiemos hay varios dirigentes que podrían ser candidatos, entre ellos el actual senador por Victoria Roque Ferrari, quien será reemplazado por otro dirigente de Cambiemos, Gastón Bagnat, quien actualmente encabeza la delegación departamental de Anses. Fortalecidos El frigerismo entrerriano se nutre del fortalecimiento de su jefe, quien siempre pugnó por sumar peronistas a la coalición gobernante y tuvo la cerril oposición de un grupo antiperonista referenciado en Marcos Peña y Jaime Durán Barba. Entre otras circunstancias favorables, Zacarías exhibe haber sido compañero de bloque de Pichetto entre 1997 y 2001, mandato en el cual terminó conformando un sub-bloque distanciado del menemismo junto a la expresidenta Cristina Fernández. Aseguran que Pichetto movilizará las relaciones existentes con peronistas en todas las provincias, con la intención de seguir sumando.

Finalmente, si hubiera una lista oficial en Juntos por el Cambio y otra no oficial. Y si por las dudas costara encontrar a los postulantes por la lista no oficial, ya lanzaron la suya el productor artístico Hernán Pichi Blázquez y Roberto Jurado como precandidatos a senador nacional y diputado nacional. Blázquez fue quien enfrentó al frigerismo en la interna partidaria y ahora parece dispuesto a hacerlo nuevamente. El hermetismo de Bordet En la conformación de las listas del justicialismo Bordet podrá atender realidades territoriales, podrá atender la demanda de los candidatos nacionales, tratar de combinar ambas, o no atender demasiado a nada de esto. Las posibilidades están abiertas y el reciente respaldo electoral que obtuvo se lo permite. La única certeza es que tiene los nombres guardados bajo siete llaves, y tal vez se conozca recién sobre el fin del plazo de inscripción.

Circulan algunas versiones, que varían de acuerdo a cuál sea el criterio del armado. Los probables enroques suman además eventuales cambios en el funcionariado provincial para la segunda gestión de Bordet como gobernador . Para las bancas en el Senado que dejarán Pedro Guastavino y Sigrid Kunath hay varios anotados. En principio los exgobernadores Sergio Urribarri y Jorge Busti en ese orden. Aunque se dijo que al momento de acordar la lista de unidad del peronismo entrerriano para la elección provincial –con Alberto Fernández como mediador– se había establecido que Urribarri sería candidato a legislador nacional en octubre, nadie refrenda ese entendimiento. Si de Bordet depende la posibilidad, Urribarri no tendría demasiadas chances. Y la posibilidad de que lo impongan Cristina y Alberto Fernández parece lejana a la luz del resultado que favoreció al gobernador la semana pasada. También se especula en usinas peronistas que Urribarri podría ser precandidato a primer diputado nacional en las PASO con una lista propia, y que gracias a la aplicación del sistema D’Hont directo tendría la chance de sumarse en segundo lugar –suponiendo que gane la lista de Bordet– , en la nómina que surja de las primarias.

Lo de Busti tampoco aparece como demasiado probable. A ello se suma que hay quienes sostienen que su lanzamiento fue solamente una especulación para reeditar el enfrentamiento político con su exdelfín Urribarri, tal vez funcionando en sintonía con el bordetismo. En ese mismo sentido, se menciona a la esposa del exgobernador, Cristina Cremer, dentro de las potenciales candidatas.

¿Otro retorno?

Hay quienes mencionan al intendente de Concepción del Uruguay, José Lauritto, como probable postulante a senador. Tampoco sobre esta posibilidad hay demasiados indicios. Si se da crédito a los rumores más recientes, se escucha en la Casa Gris que el bordetismo no está muy contento con el presidente municipal de La Histórica, quien habría tenido expresiones no muy elogiosas hacia el sector que encabeza el gobernador. Claro que tampoco es para sorprenderse demasiado, ya que Lauritto suele repartir críticas a diferentes sectores. Algunos sectores del bordetismo le habrían reprochado cierta tibieza en la reciente contienda electoral.

Lauritto fue diputado nacional alguna vez, y alguna otra vez fue candidato pero no asumió. Por el lado de las mujeres, se nombra a la ministra de Gobierno Rosario Romero para el Senado. Hay quienes sostienen que de esta forma se compensaría su exclusión de la lista de diputados provinciales, o la de su esposo, el exintendente José Carlos Halle. Esto es porque se mencionó al expresidente municipal y actual titular del Ente Provincial Regulador de la Energía en esa lista, en el casillero que finalmente ocupó Carina Ramos, que fue nominada por el vicegobernador, Adán Bahl. En ese esquema Romero podría contar con el apoyo del vicegobernador e intendente electo de Paraná. Por otro lado, sectores del kirchnerismo mencionan a la exintendenta Blanca Osuna como una dirigente con posibilidades de regresar a la Cámara de Diputados, lo que dependería también de un pedido de los integrantes de la fórmula presidencial del Frente de Todos.

Igualmente se señala a la secretaria de Cultura y Turismo, Carolina Gaillard. Originaria del urribarrismo, kirchnerista, funcionaria de Bordet y con una buena gestión en la Cámara baja nacional Carito parece tener alineados los planetas. A ello se suma su conocida relación política con Alberto Fernández. Si fuera de interés de Gaillard, incluso la llegada del diputado nacional Juan José Bahillo al staff de funcionarios provinciales –un rumor de varios meses en el bordetismo– la dejaría en la Cámara por dos años, ya que fue tercera candidata en 2017.

Aseguran en su entorno que esa posibilidad no le interesa; postura que compartiría con el cuarto candidato, Gustavo Zavallo, reelecto la semana pasada como diputado provincial por el cupo del bustismo. Así las cosas, quien ya tiene el bolso listo es Emiliano Gómez Tutau, actual número dos del secretario general de la Gobernación, Edgardo Kueider, el funcionario de mayor confianza de Bordet en lo político. Los intendentes Los intendentes electos de las ciudades más pobladas dan algunas señales de pretender incidir en las listas. Bahl dijo recientemente que sería bueno que Paraná esté representada en esas nóminas. Hay quienes dicen, en Concordia, que el intendente Cresto piensa en el segundo lugar de la lista de diputados para una mujer de su sector, tal vez vinculando la siempre insatisfecha demanda de cargos del peronismo concordiense con la mayor visibilidad mediática que tuvo por estos días la esposa del nieto de don Enrique Cresto.

El más claro fue el gualeguaychuense Esteban Martín Piaggio, quien avalado por una victoria aplastante en la ciudad del sur entrerriano se mostró reunido con Cristina Fernández y Máximo Kirchner, encabezando una comitiva junto a su hermano, el secretario de Salud y Desarrollo Social de la Municipalidad Martín Roberto Piaggio, a quien propone para candidato a diputado nacional. En Paraná Campaña el intendente justicialista que ganó por más amplio margen en su localidad, Cristian Treppo, también es mencionado como potencial candidato. El presidente municipal seguiense salió recientemente con duras críticas a legisladores provinciales y a la ministra Romero tras la derrota en varias localidades de la zona. Si bien Treppo es el presidente del Consejo Departamental, atribuyó los malos resultados a esos dirigentes, lo que provocó incluso chispazos en el gabinete provincial.

Aseguran en su entorno que desde otros lugares de la provincia, por caso los departamentos Tala o Colón, le aseguraron que se daba la misma situación y lo felicitaron por hacerlo público. Los nombres están lejos de agotarse en esta enumeración. Hay varios más, algunos que se anotaron solos, para ver qué pasa.

Bordet Busti.jpg

Busti advierte sobre el peligro de las vanidades

El exgobernador Jorge Busti rechazó la posibilidad de que haya más de una lista en las PASO para definir los candidatos a legisladores nacionales. “Tiene que haber un acuerdo correcto entre el gobernador, Alberto Fernández y la expresidenta, que todos vamos a respetar”, dijo a Babel Digital.

Y agregó: “No me voy a prestar a expresar un circo romano delante de los problemas de la gente”. “En las primarias empiezan las descalificaciones y hay que poner adelante la piojera de la gente, para hablar en criollo. Los problemas por sobre las vanidades personales”, sostuvo.

Los dichos del exmandatario fueron tomados como una señal de que hay sectores que se proponen dar la disputa interna.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario