Secciones
Paraná

A pesar del anuncio, la semana empezó sin aumento del gas envasado

Los mayoristas todavía no aplicaron el incremento. La garrafa de 10 kilos se consigue a 450 pesos incluyendo el envío

Lunes 01 de Julio de 2019

La Secretaría de Energía de la Nación autorizó un aumento del 3% para el gas envasado, que entró en vigencia ayer. Se trata de la cuarta suba del año para los usuarios de garrafas, quienes ya sufrieron un incremento del 37% en febrero, un 4% en mayo y un 3% en junio.

Sin embargo, en Paraná los comerciantes definieron no aplicar los nuevos valores, al menos por ahora, ya que los mayoristas aún no modificaron su precio. De esta forma, al comienzo de esta semana la garrafa de 10 kilogramos todavía se conseguía a 350 pesos para quienes la retiraban del punto de venta, y a 450 para aquellos que requerían el envío a domicilio. En el caso de la de 15 kilos se llevaba a los hogares por un monto que oscilaba los 690 y los 720 pesos. En tanto, el tubo de 45 kilos se podía comprar por 2.400 o 2.500 pesos.

Si bien ya comenzaron las jornadas más frías, la baja demanda es uno de los factores que incide en que varios de los locales no suban sus precios. “A nosotros, que tenemos venta al público, nos van a aumentar alrededor de 10 pesos los mayoristas, pero decidimos seguir vendiéndola a la gente al mismo precio que tenemos hasta ahora, porque viene aumentando a cada rato y preferimos perder nosotros ese importe para sostener la demanda, que viene floja este año”, afirmó a UNO Lalo, un referente local del rubro.

A su vez, analizó: “Ya en lo que va del año subió bastante: a principios de mayo se estaba vendiendo a 380 pesos la garrafa de 10 kilos y se fue a 450 pesos. Se nota la caída del poder adquisitivo y que los usuarios cuidan mucho más el consumo, por eso no se vende como otros años”.

Héctor, otro de los expendedores de Paraná, sostuvo que “hasta ahora no hay novedades” respecto del valor: “Dijeron que aumentaba a partir del 1° de julio, pero a nosotros la planta nos dijo que no tienen noticias de que sea así. Por ahora a domicilio la seguimos cobrando 450 pesos a la de 10 kilos y 690 pesos la de 15 kilos”.

A su vez, señaló: “Estuve viendo que si aumenta esta semana el precio, la suba va a ser de 10 o 20 pesos, no más que eso. A nosotros los mayoristas no nos avisan con tiempo, sino que nos enteramos cuando vamos a cargar”.

“La demanda hoy está floja. Nada que ver con el año pasado, pero recién está empezando el frío, así que esperamos que repunte, porque estuve charlando con otros colegas y están igual”, advirtió.

Por su parte, Fernán Poidomani, responsable del Área de Lealtad Comercial de la Dirección de Defensa al Consumidor y Lealtad Comercial de la Provincia, confirmó que la norma que establece el aumento rige desde ayer, pero aclaró: “Hay que recordar que el valor mencionado es un precio máximo, por lo que puede haber empresas que lo vendan por debajo”. En este sentido, la resolución aclara que “los precios máximos de referencia cumplen un rol primordial para poder dar efectivo cumplimiento a los objetivos trazados en la Ley Nº 26.020, entre los cuales se destaca, principalmente, el de asegurar el suministro económico de gas licuado de petróleo (GLP) a sectores sociales residenciales de escasos recursos que no cuenten con servicio de gas natural por redes, a cuyo efecto se faculta a la autoridad de aplicación para ejercer todas las atribuciones previstas en la ley, y todas las medidas conducentes para asegurar dicho objetivo”.

Malabares para ahorrar

Para que los hogares más humildes, cuyos titulares acceden a un beneficio social, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) les brinda una ayuda a través del plan Hogar, que en la actualidad se extendió a 183 pesos. Enrique Susevich, titular del organismo en Paraná, explicó a UNO: “Es un subsidio que establece un importe para los beneficiarios. Normalmente el monto es menor al valor de una garrafa. De marzo a noviembre se aumentó la cantidad que se otorga, y también varía si en la familia hay un hijo con discapacidad”.

En otros casos, si están en condiciones de hacerlo, los usuarios procuran ahorrar en el costo del envío. Fabián, referente de una distribuidora de la capital entrerriana, manifestó: “A 350 pesos está en el depósito la garrafa de 10 kilos. Llevándola a domicilio la cobramos 450 pesos, pero mucha gente viene a retirarla, ya sea en autos, carretillas, carritos, o en otro tipo de vehículos para ahorrarse el envío”.

Más allá de este hecho, el ahorro se extiende también a los hogares. Usuarios consultados por UNO señalaron que para estirar el uso de la garrafa por más tiempo fueron incorporando artefactos eléctricos: “Uso gas envasado solo para la cocina y una garrafa de 10 kilos me dura casi un mes. Tengo calefón eléctrico, estufas eléctricas y con la pava eléctrica ahorro un montón de gas, ya que no prendemos la cocina a cada rato para el mate”, mencionó Estela, una vecina de Paraná.

Diego, otro usuario de la capital entrerriana, refirió: “En cocina la garrafa de 10 kilos nos dura aproximadamente dos meses. Tenemos una estufa garrafera para el invierno y consume dos envases de 10 kilos prendiéndola de 19 a 22”.

Alejandra, de San Benito, indicó: “Yo uso dos de 10 kilos en esta época para el calefón y cocina. Más una o casi dos que utilizamos también para la estufa únicamente en horario noche, que la encendemos a las 20 y a las 21 la apagamos. Para ahorrar, horno eléctrico, pava eléctrica”. Acto seguido, sostuvo: “Realmente en invierno acá nos congelamos. En verano usamos una garrafa por mes, o casi mes y medio. En invierno el gasto es mayor, y económicamente ni hablar.

Estela, también de San Benito, aseveró: “En casa somos dos, pero siempre cocino para familia y amigos y una garrafa de 10 kilos nos dura un mes, más o menos. Lo demás es eléctrico”.

Matías, un usuario de la localidad de Hernández, comentó: “En lo personal una garrafa de 10 kilos me dura dos meses solo para la cocina. Para calefacción se utiliza muy poco. Se consume energía eléctrica para equilibrar gastos, como en el caso del horno, la calefacción y demás. Se usa mucho pava eléctrica”.

Rodolfo, de Valle María, contó que en su hogar, en el que vive una familia tipo, una garrafa de 10 kilos dura entre 28 y 30 días. “Utilizamos el horno tres o cuatro veces por semana. Es una casa chica y la calefacción es eléctrica, aunque estoy pensando en poner un garrafa extra para eso. Y el termotanque también es eléctrico”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario