La Provincia
Domingo 08 de Abril de 2018

A fin de año se fijará un nuevo régimen de edificación en Paraná

Hay unos 75 proyectos de edificios en ejecución, y este año se presentaron unos 30 anteproyectos. El intendente habilitó el debate y espera informes

Hay núcleos urbanos de la capital provincial que ostentan una alta densidad de edificaciones. Manzanas copadas por edificios, casi uno al lado de otro, proliferan en la zona del Parque Urquiza, pero también en otros sectores centrales como en tramos de calles San Juan, Salta, Urquiza; el área cercana a la Facultad de Ciencias Económicas, calles Misiones, La Rioja, por citar solo algunas. La construcción paralizada por orden judicial en calle Catamarca –de una torre de 25 pisos a metros del Rosedal– es emblemática del rechazo que generan estos emprendimientos, en cada uno de los sectores lindantes. Las voces se alzan ante las circunstancias, porque nadie quiere vivir al lado de una mole de cemento, donde se saturan servicios y se degrada la calidad de vida. Pero la problemática es más de fondo. Tiene que ver con la falta de planificación de un modelo de ciudad que condense las aspiraciones, intereses y expectativas del grueso de la población, y no solo de ánimos sectoriales, siempre ligados al negocio inmobiliario.

Buenos Aires, esta semana, fijó la suspensión por 180 días del otorgamiento de permisos de obras de edificios de más de 12 pisos. Otras ciudades cercanas, como Rosario o Santa Fe, han legislado en los últimos tiempos, restricciones mayores a las edificaciones, con el fin de contribuir a la preservación histórica urbana de determinadas zonas, y fundamentalmente garantizar la calidad de vida de los habitantes. En ese marco, frente a los reclamos difundidos en las últimas semanas por UNO acerca de los conflictos por edificios en calle Catamarca y también en Tucumán, el intendente Sergio Varisco mostró su predisposición a atender los reclamos vecinales, a partir de lo que sugiera la comisión revisora del Código Urbano.


Esa tarea se viene desarrollando semanalmente. En ese ámbito confluyen representantes de los colegios de profesionales de la Ingeniería Civil, Arquitectura, Agrimensura; Corredores Públicos Inmobiliarios; y de Maestros Mayores de Obra. También participan concejales de los distintos bloques, la Defensoría del Pueblo, y la Delegación Entre Ríos de la Cámara Argentina de la Construcción, por citar algunos. Acerca de esa labor, el subsecretario de Planeamiento Marcelo Dellepiane, indicó a UNO que la intención es que la revisión del Có- digo de Edificación concluya antes de fin de año. "Se viene trabajando desde hace bastante, con proyectos y aportes de gestiones anteriores", indicó.


Las recomendaciones que podrían elevarse al Ejecutivo Municipal podrían girar en torno a qué niveles de densidad de construcciones podría tener cada zona. "Esa evaluación corresponde con el nivel de prestación de servicios públicos", aportó. Puntualmente, la revisión abarca esos sectores que hoy soportan la mayor concentración de edificios o proyectos de edificio. Según estimaciones oficiales, hay en marcha unos 75 proyectos de edificios de diversos tamaños. Según puntualizó Dellepiane, esa cifra corresponde a fines de 2015, tanto a edificios como construcciones de más de 400 metros cuadrados de superficie a edificar. "Se toma ese volumen, porque deja de ser una vivienda unifamiliar", explicó. En conjunto, constituye un total de alrededor de 110.000 metros cuadrados de edificación.


Esos 75 proyectos son cercanos al número aproximado de construcciones en marcha, ya que estos emprendimientos demandan entre dos o tres años de ejecución. Por otro lado, en lo que va del año, han ingresado al municipio unos 30 anteproyectos de obras. "Que se hayan presentado, no quiere decir que finalmente se concreten, porque requieren de la factibilidad de las distintas áreas técnicas del gobierno municipal", aclaró. De todos modos, la polémica está planteada en recurrentes pedidos de freno de edificios, fundamentalmente en el Parque Urquiza.


"Hay sectores con planteos específicos, y el intendente nos pidió un informe técnico sobre esas áreas. Queremos que esa revisión del Código de Edificación no vaya más allá del fin de año", sostuvo, y adelantó que las recomendaciones podrían ajustarse a establecer medidas, en sectores con alta densidad de Edificios y áreas preservadas por ordenanza Paraná tiene un valioso patrimonio arquitectónico, que exhibe huellas de distintas épocas. Entre los edificios protegidos por ordenanzas figuran el Palacio Municipal, Club Social, Banco Nación, Cine Mayo, sede de la Universidad Católica Argentina, Sociedad Española, Gendarmería Nacional, Iosper, Shopping La Paz, Banco Hipotecario, Cruz Roja Argentina, Tiro Federal y 40 edificaciones más. También hay un marco normativo que vela por la permanencia de áreas con valor arquitectónico y urbano ambiental, como plazas 1° de Mayo, Alvear, Alberdi, Carbó, Puerto Viejo, estación ferrocarril, Bajada Grande, Puerto Nuevo, entre otras. Y corredores urbanos a preservar en fachadas y alturas, en Alameda de la Federación al 600 (ambas aceras) y al 500 (acera norte); Buenos Aires al 200 (acera oeste); 25 de Junio al 400 (acera norte); Urquiza al 1.000 (ambas aceras); San Juan de 0 al 100 (preservación de altura por visuales a la Catedral); 9 de Julio de 0 al 100 (acera oeste); entre otras.


A fin de año se fijará un nuevo régimen de edificación en Paraná Polémica por torres. Una comisión revisora evalúa cambios, básicamente en sectores urbanos con alta densidad de construcciones edificios o de proyectos de obras. "La comisión trata también casos particulares de proyectos", explicó. En cuanto a los corredores urbanos y áreas con determinados niveles de protección (ver recuadro), se estipulan altas exigencias –como preservación de fachada, retiro de la fachada o límites de altura– para su conservación.
En la ciudad, si bien hay edificios de todo tipo, el promedio de las torres oscila entre 10 u 11 pisos.
—¿Se puede edificar una torre en cualquier lado, con diferencias solo en altura según la distancia de retiro de la línea de edificación?
—No es tan así. El Código Urbano distingue las zonas urbanas entre distritos comercial, urbano residencial, y especiales, que fijan alturas determinadas. Límites de altura a 9,50 metros, o a 12,50 metros; por ejemplo, la zona de Toma Vieja, es distrito urbano residencial turístico, y allí el Código pone condiciones de retiro de la fachada y metros límites. Sí se puede, en la mayoría de los casos, hacer edificio, y la altura dependerá de la medianera, el perímetro libre, el ancho de la calle y el distrito. Cuanto más ancha es la calle permite desarrollar construcciones con más altura



Comentarios