"Los acuerdos no se pueden alcanzar si no acercamos posiciones. No estamos dispuestos a resignar nuestros recursos porque estaríamos afectando la gobernabilidad de nuestras provincias. Pero estamos dispuestos al consenso y a la resolución de los conflictos en los marcos políticos como debe hacerse en un país democrático y con independencia de poderes", dijo Bordet.

"Defendemos nuestros derechos y nuestros recursos porque esa es nuestra obligación como gobernantes, del mismo modo que debemos responder ante la sociedad con equilibrio en las cuentas públicas y un esquema impositivo equitativo", explicó el mandatario.

"Hay que encontrar la forma en que se puedan satisfacer todos los reclamos desde la razonabilidad. Valoramos positivamente que el gobierno haya hecho esta convocatoria, porque es el único modo de lograr acuerdos. Nuestro compromiso es con la sociedad más allá de las pertenencias políticas, y podemos gobernar juntos sin resignar nuestras identidades partidarias".