Día de la memoria
Viernes 23 de Marzo de 2018

A 42 años del inicio del golpe cívico-militar que regó al país de miedo, sangre y muerte

El 24 de marzo de 1976 los militares derrocaron el gobierno de Isabel Perón. Tras ocho años dejaron 30.000 desaparecidos y un Estado en bancarrota

Hace 42 años, en medio de una convulsión política y social sin límites, el país entró en uno de los períodos más trágicos de su historia. Los primeros minutos del 24 de marzo de 1976, cuando la Junta Militar derrocó a la presidenta María Estela Martínez de Perón, llevándola en helicóptero desde la terraza de la Casa Rosada hasta Aeroparque, desde donde fue trasladada a El Messidor, en Neuquén.
Al cabo de ocho años, los militares dejaron un país dividido, miles de desaparecidos, una fuerte recesión económica, una guerra perdida y un aislamiento internacional.
El teniente general Jorge Rafael Videla, presidió la Junta Militar durante los primeros cinco años del Proceso de Reorganización Nacional. Compartió las riendas con el jefe de la Armada, el almirante Emilio Eduardo Massera, y, en menor medida, con el brigadier Orlando Ramón Agosti, jefe de la Fuerza Aérea. Todos fueron condenados por delitos de lesa humanidad en el Juicio a las Juntas, hito fundamental en la etapa de la reconstrucción de la democracia, impulsada por Raúl Alfonsín.
Hoy el país se moviliza exigiendo cárcel común a los genocidas.
Paraná marcha
Agrupaciones sociales, políticas, culturales, gremiales y barriales, que están nucleadas en la Multisectorial de Derechos Humanos, convocan a la movilización prevista para hoy a las 19 en Paraná al cumplirse 42 años de la última dictadura cívico-militar en el país. La concentración, tal como viene siendo durante los últimos años, será en la plaza Sáenz Peña, en calles Illia y Carbó, y desde allí se recorrerán varias arterias céntricas, hasta llegar a la plaza Alvear. Los organizadores invitan a marchar a la ciudadanía bajo la consigna "El único lugar para un genocida es la cárcel común. Marchamos contra el ajuste y la represión".
"La movilización que una vez más se realizará en unidad, será coronada por la lectura de un documento que compartirá los reclamos de la Multisectorial y por un festival de rock y música latinoamericana", se remarcó en un comunicado.
El Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia, pero en realidad todo el mes de marzo es una fecha que moviliza y renueva la lucha de los movimientos de derechos humanos. En Paraná, como en otras ciudades entrerrianas, predominará la unidad y un claro mensaje de repudio al modelo político orquestado por el gobierno de Mauricio Macri.

Recuerdos del horror
María Luz Piérola fue una de las víctimas entrerrianas del aparato represivo del Estado en 1976. Desde su rol de militante y siendo parte de la Multisectorial de Derechos Humanos, renueva el rechazo a las medidas de la administración Macri para flexibilizar las condenas a genocidas. Así como denunció el "negacionismo" del Gobierno, e interpretó como un "retroceso" la lista de presos donde figuran represores que podrían acceder a beneficios en el corto plazo. "Astiz se infiltró en el grupo de Madres de Plaza de Mayo y posibilitó la desaparición de alguna de ellas. Es un personaje nefasto, a lo que se suma su rol en la guerra de Malvinas, donde demostró ser un cobarde. Repudiamos esto, y queremos que tanto Astiz como el resto estén en cárceles comunes que cumplan con la condena que la sociedad y la Justicia les dio".
En cuanto a los ejes temáticos que tendrá el documento que se leerá hoy al cierre de la movilización, la militante mencionó que se enfocara en la política del gobierno nacional y en quienes "son los aliados de la dictadura".
"Hay un retroceso paleolítico en todo lo que tiene que ver con los derechos humanos, incluyendo la ley previsional, la reforma laboral y todo lo que está ocurriendo hoy tiene que ver con este modelo neoliberal y la restauración conservadora", explicó en diálogo con UNO.

Comentarios