Secciones
Agrotóxicos

Una huerta sin agrotóxicos

Martes 09 de Abril de 2019

El paso del presidente Macri por los pagos de Gualeguaychú sirvió otra vez para abrir la polémica, reafirmando la doble vara para semblantear los asuntos que manejan el mandamás del país y sus seguidores. Así, sin filtro, el Presidente apuntó a la Justicia entrerriana por el fallo que obliga a las fumigaciones lejos de las escuelas, protegiendo a los gurises de la lluvia mortal que caería sobre ellos, sus escuelas y sus lugares de recreación.
Anteponiendo, como cada decisión tomada en estos cuatro largos años de su gobierno, los intereses empresariales y económicos sobre el bienestar de su gente, de los ciudadanos de a pie. Macri defendió el uso de agrotóxicos cerca de las escuelas, lo que ya fuera limitado por un amparo provincial presentado pro Agmer. Para el Presidente la norma vigente "pone en peligro el trabajo de muchos entrerrianos". Recordemos que el amparo logró que no se fumigue en horario escolar y estableció 1.000 metros de distancia por tierra y 3.000 por aire.
Sentado junto a Frigerio y Benedetti, el expresidente de Boca e intendente de la Capital Federal pidió por la habilitación de los agrotóxicos para que las ganancias sean más y más.
Lejos de aquí, lejos de Entre Ríos. En su domicilio actual, ahí en Olivos, su esposa cultiva sus propias verduras en su quinta personal, asistida por profesionales de riego. Su huerta orgánica le permite obtener alimentos saludables que irán a parar a la cocina, donde sus cocineros crearán sus ricos y saludables platos. Expertos en manejo de recursos de la tierra asisten en la obtención del mejor alimento natural posible; con acceso a las técnicas de manejo más necesarias y el tiempo y los recursos disponibles para obtener el objetivo deseado que es un plato de comida saludable.
Por caso, el especialista en cuestión instaló un sistema de riego por aspersión, que intenta simular la lluvia. A propósito de su sistema dijo: "Se debe conocer la velocidad a la que el agua ingresa al suelo para no regar de más, y generar encharcamientos. Un factor importante a tener en cuenta es el viento, ya que si es muy fuerte genera deriva. Por otra parte, hay que tener en cuenta el contenido salino del agua porque al mojarse el follaje, puede llegar a generar enfermedades o predisponer al ataque de plagas".
La doble moral al palo. Veneno del cielo para el resto, que permita dinero rápido y en abundancia y cuidados especiales para el alimento de su familia, con regados especiales, en tiempo y forma. Dos países en uno, dos modos de vivir y hacer vivir al resto, desde tiempo, desde hace tiempo. Una empatía que ya no existe ni con sus votantes, con aquellos que confiaron en su gestión, en sus promesas, bajo el canto de las sirenas mediáticas que hoy apuran a sacarse sus escamas para mutar en otros hombres, en otras gestiones, en otras promesas.
En medio de todo esto, nosotros, el común, surfeamos como campeones esta ola de insensibilidad que nos estrella de culo contra la orilla, mientras esperamos que calme el clima para que las huertas y olas sean benévolas con todos los que aún tenemos las patas en el barro.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});