Hoy por hoy
Lunes 30 de Octubre de 2017

Soñar una familia

Al hacer un ejercicio de retrospección acerca de lo que cada uno deseaba cuando tenía 13 años, piensa en el colegio, en las rendidas demoradas, las picardías, los amigos, pero no demasiado en la familia. Al contrario, en plena adolescencia a lo primero que uno se rebela es con los padres y las obligaciones, donde los mimos y los cuidados de los progenitores suenan cada vez más cargosos.
Tal vez es por eso que a muchos les cuesta entender la situación que viven aquellos niños que a los 13 años lo único que sueñan y esperan para sus vidas es una familia. Quizás ni siquiera una "tipo", con una madre o un padre les alcanza y les sobra porque, en realidad, lo que anhelan es poder sentir el amor de un ser querido, el tener una casa donde compartir una mesa o una charla donde poder expresar lo que les pasa.
A mediados del mes de octubre el país tomó contacto con la historia de vida de una menor, en la provincia de Santa Fe, que pasó sus 13 años esperando a quienes quisieran adoptarla. Desde los 9, ella vive en un hogar de niños donde tiene todo pero a la vez no tiene nada, porque eso que tanto desea parece que no va a llegar nunca.
Pero el 17 de octubre se abrió una puertita de luz y esperanza, cuando el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la vecina jurisdicción, hizo un llamado abierto a nivel nacional para que se anotaran los interesados en recibir a la niña. "Lo único que quiero es tener una familia para siempre", fue lo que les transmitió a quienes se ocuparon del operativo.
En las primeras tres horas se anotaron 100 familias. Y cuando cerró la convocatoria el viernes 27, había 456 dispuestas a adoptarla: 107 mujeres y hombres solos (94 ellas, 13 ellos), parejas gay (seis de hombres y cuatro de mujeres). El resto, parejas heterosexuales (entre ellos, cuatro de extranjeros). Hay, además, una extranjera sola (una mujer australiana que vive en Buenos Aires). El más joven de los anotados tiene 25 años, el mayor, 75. Más allá de las críticas que se multiplicaron por el "modo" en que se llevó adelante la búsqueda, la cual ahora se encuentra en etapa de entrevistas, esta historia de vida sirvió para que se vuelva a debatir la problemática que indica que ser "grande" deja afuera a muchos chicos del derecho a tener una familia, y menos aún si se trata de un grupo de hermanos.
Pero lo más importante de los resultados es, primero que la menor finalmente tendrá un hogar, y segundo que esa masividad de respuestas seguramente la hizo sentir tan deseada y anhelada como hija, al igual que esos padres con los que ella soñaba.

Comentarios