Miradas
Martes 03 de Julio de 2018

Salto, la capital mundial de los 9

Argentina jugó su último partido en el Mundial sin nueve y el plan del técnico no dio resultado. En un país donde hay muchos referentes de área, la Selección no lo tuvo. Otra historia atraviesa a una nación muy cercana. A pocos kilómetros de Concordia, más precisamente a 50 por ruta, pasando por la Represa Salto Grande, nacieron dos jugadores de fútbol de elite mundial que por estas horas son la dupla temible de la selección de Uruguay en el Mundial de Rusia 2018.

En la pequeña Salto (Uruguay) nacieron Luis Suárez y Edinson Cavani, los dos máximos goleadores con la camiseta Celeste, nacidos con 21 días de diferencia, hace 31 años. Los dos 9 son quizás la mejor dupla del mundo y se entienden a la perfección sin competir entre sí. Uno no opaca al otro y cuando Uruguay los necesita siempre uno de los dos aparece con goles. Tal es el ejemplo del partido ante Portugal en el que apareció Cavani con dos tantos para darle la victoria a la Celeste.
El primero en nacer fue Luis, el 24 de enero de 1987. Después, llegó Edinson, el 14 de febrero. Ambos crecieron bajo el amparo de dos padres futbolistas. Luis Cavani (padre de Edinson) jugaba en Salto Uruguay, y Rodolfo Suárez (padre Luis, en Deportivo Artigas). Ellos se enfrentaron años por la Liga Salteña.

Se conoce que ambas familias vivían a pocas cuadras de diferencias en una ciudad sin equipos de fútbol profesionales, ya que 15 de los 16 equipos que componen el fútbol de Primera División de Uruguay son de Montevideo y uno solo de Maldonado a pocos kilómetros de la capital uruguaya.

Los caminos de Cavani y Súarez corrieron paralelos hasta que se cruzaron en junio de 2006 en el Parque Central de Montevideo; Cavani anotó el primer tanto en la victoria 2-1 de Danubio sobre el Nacional de Suárez. Ambos debieron salir de la bella Salto para perseguir su sueño. Su ciudad natal solo se destaca por la agricultura y no por grandes equipos.

Una década después de su debut internacional, Suárez y Cavani son los máximos goleadores de la Celeste. El delantero de Barcelona ha jugado 102 partidos con la Selección de Uruguay, en los que ha disputado 53 tantos. Detrás de él, marcha el jugador del Paris Saint-Germain, con 105 encuentros y 43 tantos, dos para clasificar a Uruguay a los cuartos de final de su tercera Copa del Mundo; todas, junto al Pistolero Súarez en el eje de ataque: 2010, 2014 y 2018. Igual este momento que vive el vecino país en materia futbolística no es casualidad, ya que el entrenador Oscar Washington Tabárez lleva 12 años al frente del equipo con muchos sinsabores, pero también con logros importantes a nivel continental como la Copa América de 2011 disputada en Argentina y el tercer puesto obtenido en Sudáfrica. Pero regresando a la dupla, de hecho, se ha combinado en 15 ocasiones para marcar: 10 goles de Suárez han requerido la asistencia de Cavani, quien ha devuelto la cortesía en cinco ocasiones.

Ahora, la dupla salteña ha llevado a Uruguay a los cuartos de final en el segundo Mundial de los últimos tres que jugaron juntos. Se las verán con Francia el viernes; un rival que viene de eliminar a Argentina por 4 a 3 y dejar el sueño Albiceleste trunco.

Salto tiene unos 130.000 habitantes y en los últimos años ha crecido gracias a la agricultura y ahora es famosa por sus dos goleadores temibles. Ni Brasil (con 207 millones de habitantes) cuenta dos delanteros de área como Cavani y Súarez, que nacieron una localidad más chicas que miles de pueblos de ese país y sin fútbol competitivo de nivel profesional. Todo un milagro para el fútbol uruguayo. La humilde cancha donde jugaban estos dos valores se inunda cuando crece el cercano río Uruguay. Pero seguirá ahí. Al fin y al cabo, tiene historia. Jugaron los dos mejores 9 de la actualidad. En la ciudad hay 36 equipos federados para mayores y unos 20 de baby fútbol, las escuelas en las que se forman los jugadores uruguayos.

El Matador Cavani tiene su mural bajo un túnel abierto al río Uruguay y El Pistolero Suárez, una estatua en una avenida principal de Salto. Los dos lucen la camiseta Celeste. Hoy ambos son noticia por ser la máximas estrellas de su Selección, que amenaza con ganar el Mundial de Rusia 2018 con garra y entrega.

Comentarios