Secciones
Miradas

¿Qué hacemos con el aguinaldo?

Jueves 27 de Junio de 2019

Se termina el primer semestre del año con la atención puesta en el comportamiento de la economía. Es lo que se percibe en la calle a diario, en cada conversación surge la preocupación por el aumento de los precios, el dilema de cómo llegar a fin de mes, y la situación de vulnerabilidad que hoy atraviesan los que perdieron su fuente laboral. En ese contexto las elecciones parecen ceñirse a un lugar secundario, pese a que en las urnas se defina el proyecto político y social del país. Todo está supeditado al bolsillo, y las posibilidades de tener un pasar digno dependen de cómo golpea la inflación, del nivel de ingreso salarial y en qué medida ese dinero se destina al consumo.

La realidad es que con una economía dolarizada y dominada por las políticas de ajuste son pocas las expectativas de proyectar a corto plazo para la clase trabajadora. Mucho menos para los que tienen un empleo precario o que directamente pasaron a engrosar las cifras de desocupación en el país. El nuevo país que nos prometen a partir del 10 de diciembre es solo parte del relato que construye una clase política desprestigiada y que sigue estando lejos de la gente. Más que nunca se debe apelar a la planificación familiar, empezando por el ritual de buscar las ofertas del día y debiendo resignar las primeras marcas, por una cuestión lógica de estirar el sueldo lo más que se pueda.

El pago del medio aguinaldo será una buena oportunidad para agudizar el ingenio, en el sentido de optimizar ese dinero “extra” que los asalariados estarán cobrando, por ejemplo en la administración pública provincial, a partir del 10 de julio.

La primera opción para muchos será el pago de deudas contraídas con las tarjetas de crédito. De esta manera buscarán rehabilitar el crédito saldando dichos pasivos y así relegarán la posibilidad de consumir. “El sector que está muy endeudado con las tarjetas de crédito u otro tipo de créditos, primero prioriza esa parte”, aseguró el tesorero de Apyme Paraná, Manuel Gabás. Para el comerciante el consumo se direccionará hacia aquellos productos o servicios que no se pudieron comprar con el sueldo: “Se esperaba el aguinaldo para la compra de un artículo de mayor costo”. Consideró que el medio aguinaldo implica un “empuje de las ventas” para todos los rubros comerciales, pero que en ningún caso significa una reactivación económica para el sector.

Con estas proyecciones se estima que esa inyección de dinero será destinada a diferentes rubros comerciales. De acuerdo a la misma fuente una de las inversiones más comunes es la inversión en repuestos para los automóviles, pero también se suelen dar otros tipos de consumos: la adquisición de mobiliario para el hogar, de electrodomésticos e indumentaria.

Lo cierto es que se ha enfriado el uso de los “plásticos”, y en su lugar se recurrió a los planes de financiación, sobre todo el Plan Ahora 12 que en su relanzamiento ofrece como atractivo la posibilidad de comprar todos los días en cuotas diferentes bienes y servicios.

En el mercado también surgen los “compradores solventes”, que aprovechan a comprar en varias cuotas para ganarle a la inflación. Según los especialistas la tendencia de consumo será similar al índice registrado en 2018, y será acorde a la mejora del poder adquisitivo que haya tenido cada sector. “Ese consumo no significó que se invierta más, sino que está dentro del proceso productivo. Con un medio aguinaldo no cambia mucho la situación, pero se considera un alivio”, se explicó desde Apyme.

Luego del pésimo rendimiento en el nivel de ventas durante el Día del Padre, los comerciantes de Paraná esperan con optimismo la primera semana de julio, cuando se acredite el pago del medio sueldo. “Llevamos 16 meses de caída de ventas”, admitió el titular del Centro Comercial de Paraná, Jorge López.

En este caso, se advirtió también sobre la situación de los deudores de tarjetas de crédito, y adelantó que serán 20 los rubros donde se vuelca el consumo en el mercado local. Los más beneficiados serán el calzado, ropa, textil y electrodomésticos, todos los bienes y servicios que hacen a mejorar la calidad de vida.

Tan necesario como una bocanada de aire, el aguinaldo llega para aliviarnos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario