Secciones
#Miradas

Progresa en el juego, pero le falta estructura

Lunes 13 de Mayo de 2019

Durante siete días la ciudad de Paraná respiró Fútbol de Salón. Las mejores exponentes esta actividad dejaron su marca en la capital entrerriana, que fue sede del Campeonato Nacional Femenino de Clubes. El certamen marcó el amplio dominio de los equipos mendocinos. La provincia cuyana es la principal potencia de esta actividad deportiva y lo dejaron expresado con la presencia de tres de sus representantes en el podio. Cementista retuvo la corona y se consagró bicampeón, Pacífico se quedó con el segundo puesto, y Universitario Maza completó la cosecha mendocina.
Muchos de esos equipos tienen en sus filas a jugadores que integran y/o han defendido la camiseta del seleccionado nacional. Ana Ontiveros, la capitana de Cementista, fue catalogada como la mejor salonista en el Mundial que se desarrolló dos años atrás en Cataluña. Los elencos de Mendoza cuentan con una fuerte competencia local. Por eso siempre apuntan a ser dominadoras de los nacionales. Para eso, en la previa de cada campeonato desarrollan jornadas con doble turno de entrenamientos
Entre esas potencias se mezcló La Salle. El multicampeón de la Asociación Paranaense de Fútbol de Salón (APFS) ratificó la campaña de la edición 2018 al finalizar en la cuarta posición. Su deseo era mejorar lo realizado en la localidad bonaerense de General Madariaga. De todos modos sostenerse dentro de los cuatro mejores elencos del país es un premio que no debe desmerecer.
Deportivo Máquina, Mariano Moreno y Filial River Plate también representaron a la APFS. El Rojo regresó a un torneo de estas características después de dos años. Su recorrido culminó en octavos de final, donde fue eliminado por Pacífico. Una de las líderes del Torneo Apertura de la APFS quedó diezmado en plena competencia tras las lesiones de Florencia Muñoz y Florencia Feltes. A pesar de las dificultades, se presentó como un equipo competitivo y finalizó con un récord positivo de tres victorias y dos derrotas.
La Pluma y el Millonario, por su parte, tuvieron sus bautismo en un Nacional. Ambas se dieron el lujo de celebrar su primera victoria en un campeonato de esta naturaleza. Mariano Moreno tuvo otro premio al avanzar a playoff. En octavos de final se despidió al caer ante Barrio San Martín de Corrientes.
El buen andar de los equipos paranaenses dejaron en evidencia el crecimiento que ha manifestado la competencia. El Futsal arribó a Paraná hace ocho años. Desde sus inicios a la fecha la disciplina progresó no solo en la popularidad, sino también en el nivel de juego. No obstante hay mucho por seguir avanzando, pero lo realizado deja en claro que se transita por buen camino.
Ahora, para continuar transitando con firmeza Paraná necesita de una buena estructura. Esto fue la gran dificultad que se observó durante los ocho días del Nacional. El certamen contó como sede principal el estadio Humberto Pietranera del Club Olimpia. Este escenario no cuenta con las medidas reglamentarias para un torneo Nacional. El reglamento de la Confederación Argentina de Fútbol de Salón (CAFS) indica que el rectángulo de juego deberá ser de 20 metros por 40 como máximo y de 32 por 18 metros como mínimo. La casa del CAO estuvo muy por debajo de esas medidas. Es que es un estadio de básquet y cuenta con medidas que exige la Federación Internacional (FIBA).
La capital entrerriana cuenta con el Parque Berduc para llevar adelante esta competencia. Este era el escenario indicado, pero el mismo fue licitado por la Asociación Paranaense de Vóley. Este ente realizó una inversión importante para la colocación de un piso deportivo.
Paraná deberá tener un escenario acorde para la práctica del futsal. No solo para seguir creciendo en esta disciplina, sino también para consolidarse como una posible sede para un Argentino de Clubes y/o Selecciones. Durante la semana de competencia, a la capital entrerriana ingresó una buena suma de dinero ante la presencia de 24 delegaciones que contaron con un promedio de 20 integrantes cada una (jugadores, cuerpo técnico y delegados). También hay que sumar al cuerpo de árbitros y delegados de la CAFS. En épocas de vacas flacas y de la mayor crisis económica en los últimos 16 años el deporte amateur generó una importante movida de dinero.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario