Secciones
Miradas

Por más Moto Solidarios

Jueves 04 de Julio de 2019

Hay ejemplos que merecen su valoración, y este es uno de ellos. Un grupo de motociclistas solidarios de Concordia –Moto Solidarios, se denominan– desde hace mucho tiempo viene realizando diferentes acciones para con el que más lo necesita.

Anoche, al cierre de esta edición, estos entusiastas y amantes de las dos ruedas decidieron –nunca mejor dicho– hacerle frente a las bajas temperaturas. Bajo la noche cerrada y con un frío que se presume continuará por varios días, este grupo de amigos junto a otras agrupaciones como el Club Viajante, los Payasolidarios y Venas de Acero, entre otros, decidieron agruparse en la plaza Rural de esta ciudad para salir en busca de aquellas personas que están en situación de calle.

Y digo que no se trata de su primera acción que realizan en favor de los demás porque hace un tiempo también acompañaron a un niño para recaudar fondos con el fin de someterse a un tratamiento médico, también se llegaron hasta Los Charrúas para ayudar a una familia a levantar su casa, mientras que en épocas de bajas temperaturas a menudo se conoce que realizan distintas entregas de prendas de vestir a quienes más lo necesitan, como a esa persona mayor que cursa sus estudios de nivel Secundario por la noche y tanto necesitaba de ropa de abrigo. En fin, esas son algunas.

Ellos son un grupo de personas que se preocupan y ocupan de estas personas que no la estarán pasando para nada bien por estos días. Más allá de la asistencia que se brinda desde el Estado, siempre es loable destacar estas acciones porque hacen a afirmar la necesidad de involucrarse en temas sensibles.

“Queremos ayudar a las personas que no la están pasando nada bien. La idea surgió de un grupo de gente y tratamos de aportar nuestro granito de arena para que sea un poco menos duro eso de vivir en la calle y pasar necesidades. Solo ellos saben lo que no es dormir en una cama caliente, no tener un plato caliente o un abrigo que ponerse”, indicó ayer en la previa Alberto Beltrán, quien es el portavoz de este grupo solidario.

Para ellos el dar es algo que nace desde adentro y que tanto tenemos todos nosotros para aprender de esa voluntad espontánea. Además de entregar abrigos, estuvieron recorriendo la ciudad para ofrecerles un plato caliente o una compañía para que la noche sea menos dura de lo que es.

Afortunadamente muchas personas respondieron a sus pedidos, debido a que la difusión se realizó mediante redes sociales y en los medios de comunicación, por lo que recibieron distintas prendas, como también ropa de cama para ser repartida.

Ante la llegada de la ola de frío que castiga duramente toda esta región, ayer desde el municipio volvieron a insistir sobre la necesidad de que los vecinos se comuniquen a la línea 101 de la Policía de Entre Ríos para informar de nuevos casos. De acuerdo a lo aportado desde la Municipalidad, las personas en situación de calle no llegan a 15. Afirmaron que durante estos días se intensificará el operativo y que en muchos casos las personas no quieren alojarse en los hospedajes habilitados.

Como dijo Beltrán: “La invitación a ser solidarios está hecha para todos, e incluso para quienes no puedan salir de recorrida, porque se contactan con nosotros (en Facebook: Moto Solidarios) y nosotros nos encargamos de buscar las cosas y las entregamos”.

Seguramente que esta no será la última oportunidad que este grupo solidario se involucre en esta problemática, por lo que en los próximos días continuarán tendiendo una mano a quien realmente lo necesita. “Somos varios grupos que nos gusta esta movida de ayudar al prójimo. El año pasado ya lo hicimos, recorrimos el hospital, la Terminal, incluso a los policías que están de guardia nos arrimábamos y les ofrecíamos una tasa de café caliente”, agregó Eduardo.

Sin dudas que se necesitan más Moto Solidarios. Y porque las buenas acciones siempre contagian, es de esperar que en estas noches difíciles seamos muchos quienes nos involucremos, desde el lugar que sea y como se pueda, en darle una mano a quienes deben vivir en la calle porque no tienen otra opción o porque la vida los llevó a ese presente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario