Secciones
Miradas

Federalizas y federalizos

"...Hay aquí una pulsión hacia la autonomía, nos sentimos bien en la entrerrianía y luce banda roja..."

Domingo 06 de Octubre de 2019

Las y los panzaverdes tenemos tendencia al federalismo, somos federalizas y federalizos. Hay aquí una pulsión hacia la autonomía, nos sentimos bien en la entrerrianía y luce banda roja.

Nuestro lugar es la autonomía, nos tomamos a pecho esa relación de pertenencia a una organización en base a la soberanía particular de los pueblos, objetivo central de nuestra revolución federal inconclusa. Esa condición nos hace arraigados y en alguna medida nos marca un destino decolonial, pero a la vez nos coloca al borde del chovinismo. Entonces vale curarnos en salud, y mirar la identidad como una trama en el Abya yala (América), sobrevolando fronteras inventadas.

Izo, iza, son sufijos que indican una tendencia. La persona asustadiza tiene una propensión a asustarse. Izo, iza, también expresan una pertenencia: cobrizo, por caso, dice que contiene cobre o se parece en algo, en el color. Federalizos, pues: tendencia y color.

El filósofo católico Julián Marías habló de ese sufijo cuando visitó Paraná hace dos décadas. Recordamos esta explicación: “El hombre es una realidad proyectiva, es primariamente proyecto. Yo he hecho que se incluya en el diccionario de la Academia el adjetivo futurizo, con dos terminaciones, futurizo, futuriza… El hombre no es futuro, es presente, aquí estamos ustedes y yo, pero estamos pensando en el futuro… El hombre es futurizo, está vuelto al futuro”.

Ahora volvamos al federalismo y a este neologismo, federaliza, federalizo. El próximo miércoles 9 de octubre se cumplirán 132 años del nacimiento de Claudio Martínez Payva en Gualeguaychú. El autor expresa en gran medida todo un proceso de la Argentina, con sus convicciones profundamente radicales y luego hondamente peronistas, que muestran en una persona un cambio de épocas y circunstancias. “Voy a gritar contigo ese pregón: ¡Perón! ¡Perón! ¡Evita! ¡Grítalo sin cesar, grítalo, grita, hasta que se te muera el corazón!”. Son versos de un hombre que en los años 30 debió exiliarse en el Uruguay por militar con Yrigoyen.

Autores como Martínez Payva constituyen un antídoto contra las pretendidas grietas. Ese gran poeta, dramaturgo y militante recopiló antiguos versos populares del litoral que dicen: “Federales, federalas, no doblemos las rodillas, ansí rieguen las cuchillas con un chaparrón de balas”.

El federalismo tomó fuerza en la región desde las Instrucciones a los diputados de la Asamblea del año XIII, y está en la Carta Magna si bien la mayoría de los políticos sostiene que es letra muerta. Los partidos y candidatos lo prometen a futuro. Unos dicen Artigas, otros Ramírez, Urquiza, López Jordán, buscan (buscamos) efemérides que nos sirvan de excusa para repetirnos. Rezaban aquellas Instrucciones artiguistas en su artículo 2: “No admitirá otro sistema que el de Confederación para el pacto recíproco con las provincias que formen nuestro Estado”. Y eso se complementaba con los reclamos de independencia, república, autonomía económica, en fin: un dolor de cabeza para los revolucionarios a medias concentrados en Buenos Aires.

Ahora veamos un síntoma actual: para los debates presidenciales se acordó que entre los periodistas moderadores se cumpla con el federalismo, y de los 12 periodistas que intervendrán habrá nueve de Buenos Aires… Algo así como un pito catalán.

Algunos autores piensan que heredamos de España nuestra tendencia autonomista. Otros que es una herencia charrúa. Tal vez venga por distintas vías, y por atributos propios de la entrerrianía.

Tratábamos el asunto con un amigo y su teclado trocó federalismo en federaliso. Fue una máquina, entonces, la que alumbró el neologismo y lo escribió como suena, pero lo corregimos según el sufijo. Federalizos, tagüés. Qué lindo cuidar esta cualidad, protegerla de propagandas e intereses sectoriales, si nos involucra a todos.

Otro día podríamos ahondar un poco en el federalismo, valorado con criterios de autonomía, soberanía particular de los pueblos, pluriculturalismo, rebeldía, pero que también puede ser usado con fines reaccionarios.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario