Miradas
Lunes 17 de Diciembre de 2018

Daños difíciles de sanar

Qué nos depara el futuro a los argentinos es una gran incógnita. Por lo pronto se viene un año electoral lleno de promesas de cambio. Es hora de mirar y escuchar un poco más qué se propone desde cada partido político y evitar seguir siendo víctimas de políticos inescrupulosos que después no saben ni siquiera dónde están parados. Los daños que causan las malas políticas económicas tanto a un país como al bolsillo de los laburantes tardan muchos años en sanar. Estar atentos e interpelar a los candidatos en serio. Ver si realmente tienen un diagnóstico o si solo son un cúmulo de frases bonitas que lo único que intentan es hacernos creer que saben lo que es mejor para nosotros, los que ahora pagamos caros todos los servicios públicos y ganamos cada vez menos.
Hace unas semanas UNO publicó que Mauricio Macri solo cumplió dos promesas de las 20 principales que hizo. Además el mismo relevamiento realizado por el sitio Chequeado.com dejó al descubierto que hizo todo lo contrario a lo que él le decía a sus periodistas militantes. Por ejemplo Macri decía en cada programa de televisión que iba que "los trabajadores no van a pagar [el] impuesto a las Ganancias". Contrariamente a lo prometido por el Presidente, hoy 1,9 millones de personas pagan ese tributo, un número superior a quienes lo hacían en diciembre de 2015.
"Uno de nuestros errores fue hacerle creer a la sociedad que podíamos resolver problemas complejos en poco tiempo y que exige de una paciencia que a veces es difícil de pedir a la sociedad", dijo el ministro del Interior Rogelio Frigerio durante una entrevista en LN+ (La Nación). Queda en claro que los trabajadores somos los conejillos de india de un Gobierno que cree que con las disculpas se pueden corregir daños que en muchas familias son letales. Macri ninguneaba la inflación. Llegó a decir que era "la demostración de tu incapacidad para gobernar". Desde Cambiemos se cansaron de decir que tenían un diagnóstico de cómo salir adelante. Hoy la realidad muestra que el dólar saltó un 100% en 2018 y Argentina salió segunda en el mundial de la devaluación (según Ámbito Financiero). Solo nos superó Venezuela, un país que está bloqueado por Estados Unidos. En tercer lugar quedaron los turcos, según la misma publicación. El Riesgo País, ese que tanto nos importaba en la época de Fernando De La Rúa hoy está por las nubes, casi en el mismo nivel que el país que preside Nicolás Maduro.
El diario Página 12 publicó una nota en la que afirma que "la industria perdió más de 100.000 empleos" en la gestión de Cambiemos, lo que representa un 8,5% de la cantidad de trabajadores que había a fines de 2015, cuando asumió Mauricio Macri. La Unión Industrial Argentina (UIA) también criticó la caída en los últimos tres años.
La situación de los trabajadores y los jubilados es angustiante. Cada vez los ingresos alcanzan menos. Ojalá que los eslóganes como el 'sí, se puede' quede en el olvido porque va en desmedro del pensamiento crítico, como señala Pablo Pineau, doctor en Educación, sobre el mito de la meritocracia en una entrevista. Ojalá que los argentinos hayamos aprendido algo después de tanto tiempo.

Comentarios