Miradas
Jueves 03 de Enero de 2019

Concientizar sobre el fuego

Todos los años con la llegada del verano y el aumento de la temperatura los incendios forestales se transforman en moneda corriente, al menos en la ciudad de Concordia y alrededores. Los primeros días del año pasado fueron incesantes las salidas que debieron realizar tanto los Bomberos Voluntarios como Zapadores para mitigar las llamas.
Recabando información de lo que fue el año pasado, uno de los fenómenos más importantes se dio en los primeros días de enero en la zona norte de la ciudad, donde se contabilizaron aproximadamente 64 hectáreas arrasadas por las llamas, al cual debieron acudir bomberos de Villa Elisa, Ubajay, San Salvador y General Campos con sus unidades forestales, y el Plan Provincial de Manejo del Fuego. En tanto que a fines de ese enero también hubo un accionar grande por parte de los bomberos locales, ya que se quemaron 100 hectáreas en inmediaciones de Colonia Roca. En esa oportunidad también debieron acudir cuerpos activos de distintas localidades. En aquella ocasión corrió un importante riesgo un grupo de viviendas que afortunadamente no fueron afectadas por las llamas.
Los informes periodísticos daban cuenta de que se llegaban a contar con hasta 10 llamadas por día y la principal causante era la mano del hombre. "Una chispa puede ser arrastrada por el viento 1.000 a 2.000 metros", repetían, y hacían tomar conciencia.
Con un panorama totalmente diferente en estos primeros días de verano, lo que se busca desde el cuerpo de Bomberos Voluntarios de Concordia es que la gente sea precavida y responsable de los riesgos que se toman. "Por ahora ha bajado el índice, estas lluvias aunque fueron escasas han colaborado para que los índices de humedad sean más altos. Si bien nosotros el 31 estuvimos trabajando en un incendio forestal en la zona de Benito Legerén y en la madrugada del 1º en un microbasural de calle Néstor Kirchner, los bueno es que ha bajado considerablemente a comparación con el año pasado", expresó Juan Medina, subcomandante de Bomberos Voluntarios, y al mismo tiempo advirtió que "se mantiene el alerta hasta mediados de marzo, ya que están prohibidas las quemas".
Ahora la responsabilidad pasará por la sociedad en no generar que este tipo de incendios se produzcan. En muchos de los casos hay vecinos que por intentar quemar la basura de su casa son generadores de este tipo de eventos. En varias ocasiones han repetido desde los bomberos que las personas piensan que prender fuego su basura en un lugar donde no hay pasto, no generará ningún incendio. Y allí está el error porque una chispa puede volar 10 o 15 metros y se desata un problema mayor, máxime si hay viviendas.
A priori, de acuerdo a las previsiones meteorológicas hace pensar que los primeros días del año contará con la presencia de precipitaciones y sin dudas que será beneficioso. Pero como siempre se dijo, el ejemplo empezará por casa. Así que los ciudadanos debemos ser responsables y tener mucho cuidado porque lo que parece un simple hecho puede terminar provocando daños graves que luego no se pueden remediar.

Comentarios