Miradas
Lunes 18 de Febrero de 2019

Con la calculadora en la mano

Luego del pitazo final del árbitro Diego Ceballos la sensación en el estadio Presbítero Bartolomé Grella fue agridulce. El empate en cero ante Aldosivi no era, en la previa, el resultado que se esperaba para salir de la zona de descenso, sin embargo el punto ayuda para seguir sumando con el claro objetivo de permanecer en Primera.
La realidad indica que todo se definirá en la última fecha. Hay 18 puntos en juego (seis partidos por jugar) y Patronato (1,105) necesita al menos 8 unidades para tener chances claras de continuar en la máxima categoría.
En la misma situación, un poco más asfixiado, está San Martín de Tucumán (0,947) que despidió a su entrenador Walter Coyette luego del pobre empate en cero ante Belgrano de Córdoba. Tiene 18 puntos en 19 partidos y al final del torneo debería alcanzar 28 puntos para quedarse en la Superliga.
El Pirata cordobés (1,078), con Diego Osela en el banco de los suplentes, no encuentra funcionamiento ni resultados para soñar con la permanencia.
Si embargo, está a tres puntos de San Martín de San Juan, hoy con 1.118 de promedio.
El tramo final no es alentador, tiene un fixture complicado y está flaco de números.
Tigre, con la llegada de Pipo Gorosito logró un triunfo importantísimo en su aspiración por seguir con vida. Venció a Rosario Central por 2 a 0, con un buen funcionamiento y promete ir por más.
El conjunto que orienta Gorosito tiene 1,013 y no depende de sí mismo para quedarse en Primera. Con la calculadora en la mano, necesita 15 de los 18 puntos en juego, difícil pero no imposible.
Los sanjuaninos, de la mano del Yagui Forestello, por ahora están afuera de los que pierden la categoría, pero no puede dar un paso en falso. A un punto está Patronato, que desde la reanudación ha mejorado en forma colectiva y se ve traducido en los resultados.
En La Plata, están más que preocupado por el presente de Gimnasia y Esgrima que sólo ha sumado 4 unidades de las últimas 18 jugadas. A medida que pasan las fechas ven más cerca el descenso.
Ya sin Pedro Troglio en el banco de suplente, el Lobo necesita imperiosamente sumar para zafar de esta lucha descarnada.
Otro que volvió a la victoria en esta fecha fue Argentinos Juniors (1,195) que hacía cuatro fechas que no ganaba y quedó más cerca de asegurarse la permanencia por un año más.
En esta misma historia, se encuentra Patronato que el viernes tiene una prueba de fuego, que viene superando en los últimos tiempos.
El rival será Tigre, que al igual que el Santo, está obligado a ganar y esperar por otros resultados.
De aquí al final, cada punto es como agua en el desierto y los siete involucrados en esta pelea por no volver a la Primera B Nacional están obligados a sumar para seguir con vida hasta la última fecha
El tramo final será angustiante y muy estresante para esta definición. Sólo tres de estos implicados festejarán seguir en Primera.

Comentarios