Fiestas
Martes 18 de Diciembre de 2018

Varietal Almacén de Vinos, la esquina de las mejores etiquetas de Paraná

Si te gusta disfrutar de los festejos típicos de diciembre con la compañía de una rica copa de tinto o espumante, te contamos cuáles son los más recomendables para degustar en la previa, durante la cena y con el brindis. VIDEO

Diciembre es la época de las fiestas y las celebraciones, por eso desde Varietal Almacén de Vinos, la esquina de las mejores etiquetas de Paraná, te mostramos os vinos que no deben faltar en tu mesa a la hora de maridar los manjares, la cena y los bocaditos de la fiesta.

Compartir una copa de vino es sinónimo de charlas, momentos entre amigos y reflexiones inesperadas. Desde el ritual de su elección hasta cómo servirlo y degustarlo, todo tiene su magia y esto se potencia durante las fiestas de fin de año. Con las primeras visitas y hasta el brindis por el año nuevo, ya sea blanco, tinto o espumante, está presente en cada ocasión.

Desde el local ubicado en calle Pellegrini 401, Gustavo Francisconi, detalló a UNO las diferentes propuestas y brindó consejos para agasajar, armonizar un menú y engalanar una mesa.


MIRÁ >>>>


Embed

El vino ocupa un lugar importante a la hora de engalanar la mesa. Tanto es así que en las comidas formales y en los brindis siempre los vinos, con burbujas o sin ellas, son sin dudas los elegidos indiscutidos.

El brindis
Se acercan las doce de la noche y todos se aseguran de tener la copa llena, cuenta regresiva y ¡a brindar! Pero ¿de dónde viene esta tradición?
Hay varias leyendas: Se cree que su origen está vinculado a la antigua Roma, donde para asesinar a alguien era usual que se envenenaran los líquidos de las copas. Entonces, los anfitriones, como símbolo de confianza, chocaban fuertemente las copas con sus invitados, lo que producía que el líquido pasara de una a otra y, de este modo, quedaba claro que no había habido ningún tipo de envenenamiento, pues todos bebían lo mismo. Otra teoría afirma que, también en la antigua Roma, se decía que cuando se bebe un vino se disfruta con todos los sentidos menos con el oído. Por eso, con el choque de copas, se hacía que este sentido también participara del goce que producía esta bebida.
Sea cual sea la opción que más guste, a levantar la copa, mirar a los ojos y celebrar la vida. ¡Salud!


varietal1.jpg
varietal2.jpg
varietal3.jpg
varietal4.jpg
varietal5.jpg
varietal6.jpg
varietal7.jpg
varietal8.jpg
varietal9.jpg
varietal10.jpg
varietal11.jpg
varietal12.jpg



Comentarios