Secciones
Espectaculos

Le pegó duro a Tinelli

"Ya no existe más la amistad con él. No lloro por eso". "Prefiero no opinar (de la separación de Tinelli y Valdés). Lo que pase entre ellos no me importa. Por mí, que sigan de novios", dijo Sebastián Ortega.

Miércoles 28 de Noviembre de 2012

Si bien jamás había opinado tan abiertamente de lo sucedido cuando se enteró sobre el romance entre Guillermina Valdés y su ex amigo, Marcelo Tinelli, el creador de “Graduados” ahondó en el tema para la revista Gente.

"Me enteré de la relación por mi mamá. Porque la llamaron a ella... Pero más allá de quién me lo dijera, fue una sorpresa. No lo esperaba. Cosas que pasan, para desgracia de unos y sorpresa de otros".

"La verdad cuando me llamó mamá, pensé que le había pasado algo a papá. Porque el tono de mi vieja fue: '¿Estás sentado?'. Cuando me dijo 'me llamó Guillermina, está saliendo con...', si buen fue un shock, me alivié por papá".

"Después lo llamé porque soy un hombre y me gusta que las cosas se hagan de frente. Lo encaré y lo mandé a la m... Si hay algo tan importante para comunicar o me siento traicionado, yo voy a ser el encargado de levantar el teléfono y decírtelo; no voy a mandar a nadie".

"No es cierto que había hablado con él para decirle que quería reconquistar a Guillermina. Cuando me enteré, en ese mismo momento me estaba tatuando el nombre de Ivana, y estaba lejos de tener intenciones de volver con mi ex mujer. Mi energía a nivel amoroso siempre estuvo en mi novia. No hay una cuestión de celos: mi relación con Guillermina estaba terminada. Simplemente fue por una cuestión de códigos".

"Cuando lo supe fue sólo un par de semanas en las que quería sacarle siete puntos de ventaja en el rating. Después uno vuelve a la realidad y, más allá de que se siga hablando en los medios, para mí es un caso cerrado".

"Nunca invitaría a salir a Araceli González o Paula Robles. Nunca. Porque soy fiel a esos códigos. Pertenezco a un medio muy chico, donde tengo que convivir con gente a la que respeto. Por ejemplo, a Adrián Suar le tengo respeto, más allá de que no sea mi amigo".

"No llegó a ser una charla. Somos tan distintos como personas que no pudo surgir nada. Fue un ida y vuelta de dos o tres contestaciones. Dije lo que tenía que decir y corté".

"Una de las últimas veces que hablamos, me invitó a ver la final de la Champions (se jugó en Londres el 28 de mayo de 2011), porque alguien de su grupo no podía ir. Yo viajé mucho con él a Europa, a Estados Unidos, al interior en vuelos privados. Estuve en su cumple, él en el mío, en el de su mujer, en su aniversario con no más de cuarenta invitados... Y bueno, ya pasó".

"Ya no existe más la amistad con él. No lloro por eso". "Prefiero no opinar (de la separación de Tinelli y Valdés). Lo que pase entre ellos no me importa. Por mí, que sigan de novios. Yo estoy muy enamorado de mi mujer, y lo único que quiero es el bienestar de mis hijos".

"A Marcelo le guardaba mucho cariño, lo sentía un amigo más allá que un colega. Hablábamos mucho de la amistad, de nuestra amistad, puntualmente".

"Este año tuve un arranque difícil: los primeros meses afronté un divorcio. Pero gracias a Dios hice el duelo en tiempo y forma, y hoy estoy metido en una nueva etapa de mi vida. No arrastro nada del pasado. Eso se los agradezco a mis viejos, que me educaron como lo hicieron".

"Los dos (por Ivana) estamos muy enamorados y ese hijo ya vendrá. Por eso no quiero revivir lo que pasó. Nunca quise fogonear esto. Fijate que cuando salió todo, con Ivana agarramos un avión y nos fuimos a Miami; la pasamos bárbaro. Si tengo que sacar algo bueno de este quil... es que estoy al lado de una mujer increíble, que se merece mi amor y muchísimo más".

FUENTE: Primicias Ya proveniente de Revista Gente.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario