Espectaculos

Entrevista exclusiva con Steve Hackett

El famoso guitarrista, ex miembro de Genesis, estuvo en Argentina y concedió su única nota a Primera Fila

Jueves 19 de Marzo de 2015

Steve Hackett, considerado uno de los guitarristas más talentosos de todos los tiempos, estuvo en Argentina para presentar el Genesis Extended World Tour. Hackett, quien fuera guitarrista del grupo Genesis entre 1971 y 1977, es el primer ex-miembro que vuelve a grabar y repasar el material de la banda en lo que llamó Genesis Revisited I (1996) y Genesis Revisited II (2012). El éxito obtenido significó que se incrementaran las presentaciones en diversos países recordando los clásicos que caracterizan a esta legendaria banda.

Si bien se tenía pensada una sola fecha, la productora T4F -encargada de la visita de Hackett a Buenos Aires- tuvo que agregar otra función debido a la gran demanda de entradas, que pronto también se agotaron.

Lo acompañaron en esta gira músicos de primerísimo nivel, como Roger King en los teclados, Gary O'Toole en la batería, percusión y voz, Rob Townsend en el saxo, flauta y percusión, Lee Pomeroy en el bajo y Nad Sylvan en las voces. Una combinación increible, explosiva. ¡Un lujo!.

Primera Fila fue seleccionado como único medio del país para cubrir su visita. A continuación, los detalles de un encuentro cálido y emotivo.

#PF - Gracias por recibirnos, es un placer poder conocerlo personalmente. Nos sentimos honradas por esta oportunidad.

Steve Hackett: Muchas gracias. Yo me siento honrado por estar aquí, así que gracias a ustedes.

#PF: Nos gustaría saber un poco sobre su nuevo álbum, Wolflight. Ud. dijo que es lo mejor que ha hecho y quisiéramos saber por qué.

SH: No es rock, no es pop, es música original, música antigua, instrumentos antiguos, música del mundo, elementos de orquesta que aparecen en la mitad del tema...
Se trata de una producción que sorprende permanentemente, tanto que me sigue sorprendiendo a mi. Me impacta que funcione tan bien, porque normalmente si se detiene a la banda de rock para darle lugar a una orquesta, se pierde la tensión puesto que es difícil acoplar el entusiasmo que comunica cada una. He trabajado por mucho tiempo para lograr eso. 
Me hubiera gustado hacer esto hace 40 años. Pero recién hoy pude combinar la tecnología excepcional con músicos excepcionales, y también las letras, que se refieren a la humanidad en sus orígenes. En esa época, la gente nómade -que eventualmente después conformó las tribus antiguas-, tenía totems que representaban lobos. Viajaron por Europa, Asia Central y más allá y fueron quienes construyeron los países que hoy conocemos. En cierta forma, este álbum es un homenaje para ellos.

 

#PF: ¿Qué significa Wolflight?

SH: El término Wolflight se refiere al momento anterior al amanecer, cuando la luz comienza a cambiar. Es la hora en que los lobos salen a cazar. El término se menciona en la Odisea, cuando Homero dice que Odiseo se despierta a la hora del Wolflight.

Tuvimos una experiencia con lobos, conocimos un hombre que los entrena, pasamos un momento increible con ellos, jugando. Es curioso porque, mientras jugaba con dos lobos pequeños, la madre nos acercaba otro para que también jugásemos con él, como una manera de decirnos "por favor, sin favoritismos, juega con todos por igual, lo mismo que los humanos". 
Demostraron ser muy inteligentes, interactuamos por un largo rato. De los animales que conozco, son los que mejor se comportan, son muy especiales.

#PF: ¿Qué te inspira?, ¿el contacto con la naturaleza?

SH: Cuando era joven pensaba que la naturaleza era un inconveniente. Sólo quería ir de A a B y seguir con mi vida, mi música y nada más.
Pero después, me di cuenta que cuanto más tiempo vives, comienzas a darle valor a las cosas de otra manera. Entendí que todos los momentos son especiales, no sólo aquellos en los que haces cosas especiales. Esa sería la diferencia entre tener 20 y 60.

 

#PF: ¿Cómo evolucionó tu música a través de los años, desde que dejaste Génesis a mediados de los 70, pasando por tu época de solos, después GTR, hasta nuestros días?

SH: Siempre disfruté de muchos tipos de música diferentes, específicamente de dos tipos de música: la música eléctrica (específicamente guitarra eléctrica) y también la música acústica que interpretaba con una guitarra española (la clásica de 12 cuerdas) con la que tocaba flamenco.
Cuando era muy joven era un obsesivo de la guitarra, tanto, que no prestaba atención a otra cosa. Pero, con el tiempo, aprendí a descubrir la belleza de todos los instrumentos, incluyendo el triángulo, que tiene un lugar muy especial en el trabajo orquestal.
Son los detalles de la música lo que me mueve.
Pronto me fui encontrando en diferentes lugares en el extranjero, lugares que para mi eran extraños y, para poder entender la gente y su música, tuve que sumergirme en su cultura. En cada viaje aprendí a tratar de sacar lo mejor de cada lugar en los tiempos libres entre shows.

Cuando estaba Hungría hace unos años atrás, conocí un hombre de Azerbaidjan que toca el 'tar' -que significa panza-, que es como si fuera una guitarra a la que se le agrega una cítara. Este hombre, llamado Malek Mansurov, es un músico maravilloso, escucharlo es como presenciar una mezcla entre Ravi Shankar y John Maclaughin, algo increíblemente virtuoso y de alguna manera muy mágico. Me enamoré de ese sonido. Tanto fue así, que años después trabajé con Malek y grabamos en Hungria con otros músicos, como Sarah Kovacs, que tocaba el didgeridoo (Sarah haciendo respiraciones cíclicas, lo cual es increíble). Así que teníamos dos  instrumentos ancestrales tocando juntos.  Esto fue maravilloso.
Fusioné entonces todo esto después con el fin de obtener diferentes texturas.

 

#PF: ¿Hay un nombre para este estilo de música?. ¿Será rock progresivo?. Creo que no es suficiente...

SH: No he encontrado aún un término que la describa lo suficientemente bien, excepto el término colisión, que para mi es el que más se acerca porque son diferentes mundos que colisionan o diferentes escuelas que se disparan y se cruzan entre sí.

 

#PF: Se chocan pero no rebotan, se integran, se convierten en una.

SH: Exacto. Por eso a veces uso la palabra fusión, que es un termino muy bueno. Pero lo que suele pasar es que, cada vez que se cae en la descripción de una palabra, se pierde el potencial que trae el significado la misma. 

 

#PF: ¿Esta noche vas a tocar algún tema de Wolflight?

SH: Esta noche será todo puramente nostalgia, tocaremos música de Genesis de los ‘70 y un poco del material que escribí en esa época.

Volvemos al pasado por una razón.  La música que escribimos en los ‘70 parece haber encontrado su tiempo ahora, muchos años más tarde, después de muchas bandas tributo, en todo el mundo, de manera masiva.

Los miembros de la banda se han rehusado desde siempre a reformar lo que se hizo en aquel momento. Es como que cada uno sintió que debía seguir con lo suyo y no quiso ser controlado por el resto. Ese tema es una complicación política.

Yo siento pasión por la música que hicimos. Entonces, dejando de lado la política, armamos un grupo con gente que creció escuchando esto y que quizás ama esta música tanto o más que yo, gente que no lleva a cuestas el peso de haber escrito las letras o ser los campeones.

 

#PF: ¿Qué consejo darías a quienes te admiran y quieren seguir tus pasos?

SH: Sólo una cosa: ya sea que toques 3 acordes, 3 notas o 3 millones de notas, que lo ames. Si amas lo que haces es lo que obtienes como retorno. Sólo si puedes tocar tres acordes y si trabajas duro, en semanas verás resultados. Al principio es difícil, pero después viene la coordinación y de pronto te das cuenta de que puedes tocar todo tipo de canciones.

 

#PF: ¿Tienes algún sueño que te gustaría hacer realidad?

Si, mi sueño es seguir haciendo música después de esta vida... (risas)

 

#PF: ¿Tienes un libro preferido?

SH: He leido un montón de libros, muy diferentes, libros maravillosos.

Algunos que me encantaron son de Henry Miller, como su trilogía Nexus, Plexus, Sexus, o Black Spring,  Trópico de Cáncer, Trópico de Capricornio. Todos libros diseñados para generar un shock.

Me encanta Dostoyeswky-, descubrí que tiene mucho material poético.

D. H. Lawrence, también. La gente lo ve como un escritor impactante y creo que todo es parte su intento de extender lo que los libros pueden llegar a hacer.

 

#PF: Cuando necesitas paz y conectarte contigo mismo, ¿qué tipo de música escuchas?

SH: Escucho música clásica. Tengo algunas cosas griegas, todo material de orquesta. Cosas el concierto para piano y orquesta en La menor de Grieg. 

Me gusta también la obra de Bach, que para muchos es barroco y muy matemático pero yo encuentro mucho material romántico y sensible en su concierto para dos violines. Es increíblemente sensitivo, sensual y hermoso.

 

#PF: ¿Tienes un lugar de preferencia en el mundo?

SH: Jo (se refiere a su pareja, Jo Lehmann) me llevó a conocer Grecia, la Grecia Antigua. Conocimos Delphos, visitamos la cueva donde por primera vez tuvo lugar la adivinación. Un lugar extraordinario, uno se siente vivo, se ven fenómenos inexplicables en las fotografías. Se la conoce como la Pan cave o también Caribbean cave.

Conozco todo esto gracias a Jo. Uno de los temas de Wolflight es sobre esto.

 

#PF: Podemos ver qué importante es ella en tu vida...

SH: Si, ella transformó mi vida. Me ayudó a superar momentos muy oscuros. Además, escribe una poesía extraordinaria. Poder trabajar con ella es algo increíble, algo que no lo tiene cualquiera.

 

#PF: Pese al poco tiempo que has estado -esta es su segunda visita-, ¿puedes ver la diferencia de nuestra cultura con el resto de las que conoces?

SH: Si, veo que la gente es muy abierta, muy artística, muy involucrada con la música. De muchas maneras Argentina parece como una ciudad europea transplantada, un poco de Madrid o Barcelona, incluso algunas ciudades italianas. Descubrimos cosas extraordinarias todo el tiempo.
Espero volver con mayor regularidad. 

 

#PF: El 30 de marzo es el lanzamiento de Wolflight y luego comienzas un tour por todo Inglaterra.

SH: Vamos a hacer el touring por toda Inglaterra a fin de año, en octubre. Así que vamos a tener tiempo libre para mudarnos a la casa nueva, armar nuestro estudio con Jo, hacer algunas cosas domésticas y trabajar sobre las ideas de un show nuevo.

 

#PF: Para terminar, ¿cómo te describirías en tres palabras?

Se queda pensando y se rie, pero no responde.

 

#PF: Quizás sea más fácil pedirle a Jo que te describa y que tu hagas lo mismo con ella.

Steve dirige su mirada a Jo con gran ternura y dice: 

SH: El gran amor de mi vida

JO: Mi amor especial. El es increíble.

Con estas expresiones de amor mutuo y devoto la entrevista llegó a su fin. Terminamos con un gran aplauso que surgió espontáneamente entre los presentes, sin haberlo planeado. Después vinieron las fotos y los autógrafos, con un Steve divertido y con ganas de seguir charlando.

Fue un sueño hecho realidad.

¡Gracias Steve!

 

www.primerafila.com.ar

Equipo #PF: Valerisa Sederino, Maria Mora, Maria Echegaray, Sandra Scifo Zingaretti

Fotografía: Mariel Bosisio

​#PF agradece la colaboración de Gabriel Agudo, líder de Bad Dreams, banda que fue telonera en el recital de Steve Hackett.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario