Cultura
Viernes 17 de Agosto de 2018

Una historia sobre la pérdida de la infancia, la crueldad y el abandono

"Soledad, un ángel roto" es el unipersonal que los santafesinos Carolina Halsall y Fernando Belletti ofrecerán al público de Paraná

El unipersonal Soledad, un ángel roto, con la dirección de Fernando Belletti y la actuación de Carolina Halsall, se presenta esta noche, a las 21, en Arandú Espacio de Arte (Racedo 289, Paraná).
Se trata de una producción santafesina basada en Ángeles rotos de Ignacio Apolo, la obra está ambientada en un tiempo distante. Allí se cuenta la historia de "la disolución de los lazos madre-hija a través de una secuencia de rituales de iniciación, abandono y soledad". En un mundo en el que "los rituales de género indagan la tradición de un mundo femenino aislado, cuyas arcaicas leyes de encierro brindan pocas salidas para la superación, la liberación o el crecimiento", Soledad cuenta su historia y "en su voz sin voz habla del silencio, la muerte, la casa oscura, la madre, la ventana, el hombre, las mujeres, la primavera, la plaza, las vecinas, la magia, la sangre, Dios, la ciudad".
Fernando Belletti es un actor y director santafesino, que en 2015, junto a Carolina Halsall y el paranaense Santiago Marcos, presentó en Paraná el espectáculo Monólogos de Humor. Esta vez, en el rol de director y adaptador, trae una particular versión del texto teatral de Apolo: "Soledad, es una niña de otra época. Perdió la voz. Sin embargo nos cuenta con un tono por momentos tierno e inocente, su punto de vista acerca de su vida, su relación con la madre, una tía, la idea que tiene de los hombres. De un hombre en particular al que no vemos pero sentimos presente. De todo un universo íntimo que ella va construyendo desde una habitación pequeña. La obra es muy poética, muy chiquita, muy linda", dijo a Escenario.
Ignacio Apolo es dramaturgo, escritor y docente (en la EMAD y la UBA). A mediados de los 90 formó junto con dramaturgos jóvenes como Rafael Spregelburd, Javier Daulte, Alejandro Tantanian, entre otros, y se convirtió en un referente de la nueva dramaturgia argentina.
Sus piezas teatrales se estrenaron en Buenos Aires y también en el exterior (Inglaterra, España, México, Suecia).
"Un día viene Carolina Halsall, la actriz de la obra, y me trae el texto de Ángeles Rotos, de Apolo. Lo leímos juntos y nos encantó. Es un texto precioso. Pero había un inconveniente, tenía cuatro personajes, y nosotros queríamos hacer un unipersonal. Estaba Soledad; la madre; Rosario, que es una señora que trabajaba en la casa donde viven Soledad y su madre; y doña Marta que es una especie de curandera que venía traída por la madre a tratar a la Sole, dado que ella no podía hablar. Nos ponemos de acuerdo y elegimos trabajar desde el personaje de Soledad, eliminando los demás personajes. Estos no desaparecieron sino que son voces que se encuentran en Soledad, son hablados por ella y nos ayudan a contar su mundo", precisó Belletti.
Con Carolina Halsall son amigos desde hace más de 20 años. A lo largo de dos décadas han actuado juntos, compartido algún espectáculo o seminario teatral, pero es la primera vez que se encuentran desde el lugar de director y actriz. "Es una faceta nueva y un vínculo nuevo entre nosotros. Un día me comenta la idea de hacer un unipersonal. De entre varias alternativas de textos que barajamos, nos terminamos decidiendo por el personaje de Soledad, que es uno de los que compone la obra de Ignacio Apolo; nosotros sentíamos que ese personaje de Soledad iba a ser el vehículo que nos iba a permitir contar la historia que queríamos. Nos contactamos con el autor, le comentamos de nuestra idea y le gustó. Fue así que comenzamos a trabajar en la adaptación, se la enviamos y le encantó por lo que nos dio el visto bueno para llevarla adelante. De allí en más fueron varios meses de juntadas semanales, de idas y vueltas de probar cosas hasta finalmente llegar al producto que la gente de Paraná va a poder disfrutar este sábado", concluyó el director.
El vestuario está a cargo de Natalia Langhi; la escenografía de Ruy Gatti; y la iluminación de Sergio Robinet. En tanto que el diseño gráfico es de Lorena Ensinas; la fotografía de Elisa Martínez; y la producción general de Carolina Halsall y Fernando Belletti.
Entradas anticipadas por mensaje privado al facebook Arandú Espacio de Arte o al (0343)155014697.

Comentarios