Teatro
Miércoles 11 de Abril de 2018

Un paseo por las músicas de todas las latitudes de la mano del teatro negro

"Música Maestro", una obra que repasa los orígenes de la música y sus actuales referentes, se presentará en el Teatro 3 de Febrero. Una puesta de gran impacto visual se podrá ver mañana en la capital entrerriana

Una propuesta musical de gran impacto visual se podrá ver mañana en el Teatro Municipal 3 de Febrero, a partir de las 20.30. Se trata de Música Maestro, un espectáculo en que mixtura en escena más de 50 personajes, con títeres, teatro negro y efectos especiales. El espectáculo es auspiciado por Beneficios UNO, y los suscriptores pueden pasar por las oficinas de UNO (Perú esquina Chile) y llevarse una entrada totalmente gratis.

Se trata de una puesta del Grupo Kukla, Teatro Negro de Bulgaria, que llega a Paraná para hacer un recorrido por la historia de la música, un arte que siempre estuvo presente en todas las actividades del ser humano: en los momentos de alegría o de tristeza, en los rituales y en las ceremonias.

Música Maestro es un espectáculo que contempla teatro negro, títeres y objetos, teatro de sombras, actores con máscaras y efectos especiales de luz robótica y láser. La obra está basada en juegos con muchos gags, coreografías de los personajes (actores y/o títeres), permanentes cambios de vestuario y de ambientación, dándole al espectáculo un dinamismo particular.

La voz en off del relator narra la historia de la música y recorre distintos países y continentes introduciendo al espectador en cada época, revelando información acerca del estilo musical, los instrumentos, los músicos más representativos u otros hechos importantes como por ejemplo, la aparición de la escritura musical. Sin embargo los textos son pocos y muy puntuales.

La puesta brinda conocimientos, pero al mismo tiempo hace disfrutar a la platea contagiándola de alegría, excitación, risas y suspenso.

Escenario dialogó con Antoaneta Madjarova, directora de la puesta: "Es un recorrido por la música de distintos países y de distintas épocas de la humanidad, empezamos por la música de la prehistoria, la invención de los instrumentos musicales, después pasamos por la música religiosa, la invención de las notas en Europa. Lógicamente no podemos abarcar todos los estilos y todas las épocas, porque es muchísimo, pero es un breve pasaje por distintas épocas y países. Después pasamos por la música oriental, la China antigua, música árabe. Luego nos acercamos en el tiempo con la música y las danzas clásicas, y finalmente saltamos a los estilos más modernos, el impresionismo, jazz, rock, pop, disco hasta llegar a la música electrónica".

La obra es como un enorme caleidoscopio de imágenes en donde giran –sin demasiado texto– imágenes llamativas al compás de la música. Cada ritmo está acompañado por las danzas y los trajes típicos del período y la región en cuestión. Incluso, en algunos cuadros, los espectadores podrán identificar a artistas icónicos como Elvis Presley, Los Beatles, Charly García, Lady Gaga entre tantos otros.

"Hay títeres que se metamorfosean, o son más abstractos porque están armados con elásticos; hay otros más caricaturescos, algunos títeres que se arman a partir de elementos, hay algunas piernas con cabezas solas. La estética es variada y distinta en cada cuadro; todo está enmarcado en la técnica del teatro negro, donde se utiliza la luz negra y en algunas escenas usamos la luz normal. El efecto de la luz negra es muy mágico porque los titiriteros vestidos totalmente de negro se tornan invisibles y el espectador ve a los muñecos solos. Trabajamos mucho también las proporciones y la perspectiva", comentó.

Asimismo, destacó que es muy importante los juegos sonoros y lumínicos, que realzan esta puesta que prácticamente no tiene escenografía estática, más allá de los más de 50 títeres artesanalmente elaborados por un enorme equipo de artesanos y vestuaristas. Todos los personajes se van armando, desarmando y transmutando a la vista de los espectadores, sin que ello quite la ilusión en lo más mínimo.

Sobre las reacciones del público infantil, Madjarova comentó: "Para los niños, que en su mayoría no conocen a todos los intérpretes y compositores que figuran en nuestro espectáculo, es igualmente muy divertido. Hay algunos que los reconocen e incluso cantan y siguen las coreografías, como ser Michael Jackson, Juan Luis Guerra o Lady Gaga, que son sonidos que ellos reconocen. La música clásica tal vez no la conocen, pero resulta interesante para el oído, y a nivel visual, el director de la orquesta, que es una persona con máscara, tiene un traje muy llamativo, flúo, que va mostrando cómo está compuesta la orquesta. Digamos que también tiene su costado didáctico para los más chiquitos; y para los grandes es el placer de escuchar música de todos los tiempos, tomarlo como un homenaje, y disfrutar de los estímulos visuales que el espectáculo ofrece".

La compañía es un elenco estable que produce espectáculos para niños y para toda la familia desde el año 1988, empezando su larga trayectoria en Bulgaria. Las obras de Kukla estuvieron durante 24 temporadas teatrales en cartel en Argentina sin interrupción, y girando por el mundo. Con este espectáculo, el Grupo Kukla ha recorrido diversos países y cosechado aplausos.

"Música Maestro es una obra que utiliza un lenguaje universal. En cada lugar, como en Hong Kong, donde estuvimos el año pasado, vimos que los estímulos musicales y visuales son interpretados por todas las culturas. Ellos vivieron los gags y la música con la misma alegría que el público argentino. Creo que la magia de los títeres y el teatro negro tienen mucho que ver con esto", concluyó la directora.

Las entradas están a la venta en la boletería del Teatro 3 de Febrero, a partir de los 200 pesos.

Comentarios