Secciones
Cine

Un crimen sin resolver reunió a tres de las más grandes estrellas del cine

El filme es dirigido por Martin Scorsese y está protagonizado por Robert De Niro y Al Pacino. Mañana llega a la pantalla de Netflix.

Lunes 25 de Noviembre de 2019

Luego de la tan divulgada discusión sobre el estreno de “El irlandés” en Netflix el 27 de noviembre, la película de Martin Scorsese llegó a los cines. Con un elenco de íconos de Hollywood como Al Pacino y Robert De Niro, el filme narra una saga épica sobre el crimen organizado en Estados Unidos.

La trama transcurre durante la posguerra y la historia es vista a través de los ojos del veterano de la Segunda Guerra Mundial, Frank Sheeran (De Niro), un buscavidas y asesino a sueldo que trabajó junto a algunas de las figuras más notables del siglo XX. A través de varias décadas, la película relata uno de los grandes misterios sin resolver de la historia estadounidense como es la desaparición del legendario sindicalista Jimmy Hoffa y ofrece un viaje a través de los entresijos del crimen organizado, su funcionamiento interno, rivalidades y conexiones con las principales corrientes políticas.

Embed

“El irlandés” fue impulsada desde un principio por De Niro. El actor se sintió atraído por el libro de Charles Brandt sobre Sheeran, “I Heard You Paint Houses”, y vio el potencial de darle un giro más meditabundo al género del crimen organizado con el cual él, Scorsese y Joe Pesci (quien interpreta al don de la mafia Russell Bufalino en la película) están tan vinculados. Tomó más de una década hacerlo, y entonces adquirió fuerza gracias a los mejores efectos digitales de rejuvenecimiento, que estiraron las interpretaciones de los actores décadas, y al apoyo financiero de Netflix. La película terminó costando 159 millones de dólares.

Pero para ellos, la larga espera valió la pena. “No pude haber pedido nada más. Punto. Es todo”, dice De Niro. “Realmente fue un tipo de situación excepcional. Fue gracioso. Marty (Scorsese) ahí, Bob (De Niro). También fue fácil. Es lo que hacemos”, agrega Pacino.

Scorsese y De Niro, por supuesto, han colaborado a lo largo de los años en nueve largometrajes, pero habían pasado 24 años desde su última película, “Casino”. Pacino, pese a las probabilidades, nunca había trabajado con Scorsese. Compara la experiencia con caminar la cuerda floja, “solo que Marty era la red; nada malo iba a pasarme”.

“El irlandés” es la primera película de ficción de Scorsese con Netflix, aunque previamente Netflix lanzó “No Direction Home”, un documental de Scorsese sobre la mítica gira de Bob Dylan en los 70 en donde efectuó un exhaustivo repaso de la carrera de Dylan en la década del 60, también con reflexiones del propio músico en la actualidad.

Como el director proclamó repetidas veces, el servicio de streaming era el único dispuesto a producirlas. Su consternación con Hollywood, cada vez más dominada por la taquilla, fue un punto focal en el estreno de “El irlandés” y llevó el filme a un debate más amplio sobre la industria actual.

Scorsese cree que el cine debe hacer más que serenar a los fans. “Todo ha sido complacer a la audiencia en lugar de desafiarla. Desafiar un poco –quizás más que un poc– enriquece a la audiencia. No hagan el público adolescente o infantil. La audiencia está frente a ustedes”, dice Scorsese mientras Pacino y De Niro asienten con la cabeza. “El irlandés” se anticipa como una de las contrincantes más fuertes esta temporada de premios, y podría darle a Netflix otra oportunidad de alzarse con el Oscar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario