Cultura
Sábado 13 de Octubre de 2018

"Tríada Suite"; una gala que combina ballet clásico, neoclásico y jazz actual

El Instituto Ballerina subirá al escenario del Teatro 3 de Febrero con su nuevo espectáculo. El bailarín del Sodre, Sergio Muzzio, es figura invitada

El viernes, en el Teatro 3 de Febrero habrá una imperdible cita con la danza. El Instituto Ballerina estrenará Tríada Suite, un espectáculo compuesto por tres obras de estilos diversos, con la participación especial de Sergio Muzzio, bailarín del Teatro Sodre de Montevideo. La cita será desde las 21, en el coliseo mayor de la capital entrerriana.
Tríada Suite es un espectáculo estreno con la dirección general de Daiana Vuconich y Cecilia Riso en la dirección artística y puesta en escena. Está compuesto, como su nombre lo indica, por tres suites coreográficas: una de estilo neoclásico, otra de ballet clásico y la tercera de jazz contemporáneo.
El ballet clásico es un arte que para abordarlo se necesita una formación académica, años de estudios, de trabajo técnico, de mucho esfuerzo y dedicación; es, en definitiva, un arte que te brinda muchas posibilidades de expresión.
La técnica neoclásica procede de la académica, pero las formas y pasos adquieren una dimensión expresiva menos encorsetada y con mayor fluidez en torso y extremidades. A diferencia del ballet clásico, donde el movimiento se encuentra totalmente codificado (respeto absoluto por las cinco posiciones básicas, las puntas y demás), el ballet neoclásico rompe con este corsé creativo: va más allá y trastoca otros límites, lo que otorga a la danza un carácter innovador, pero sobre todo alternativo.
En cuanto al jazz contemporáneo es una nueva corriente dentro de la danza que fusiona dos técnicas tan apasionantes y ricas interpretativamente como en lo que respecta a las posibilidades de movimientos como lo son la danza Jazz y la danza contemporánea, es un estilo muy innovador y complejo, permite a los intérpretes expresarse a través de una amplia gama de movimientos, inclusive de destreza, que implica un intenso trabajo de formación para poder abordarlo, de ahí que muchos adolescentes que participaban en clases de ballet se han volcado a esta nueva tendencia.
Todavía para el público es un estilo nuevo, no muy conocido. El coreógrafo que se expresa a través del jazz contemporáneo generalmente primero abordó los dos estilos por separado, y al fusionarlos enriquece al estilo dándole un toque personal.
Y esta nueva propuesta del Instituto Ballerina desplegará una interesante gama de estilos bien diferentes para que el público pueda apreciar las sutilezas de cada uno. Será a través de tres suites: Sinfonía americana, El jardín animado y Encontrarse.

Sinfonía americana
"Sinfonía americana está basada en la obra del compositor norteamericano George Gershwin, que mezcló la sinfonía clásica con el jazz, conocido por obras como Un americano en París, Rapsodia en Azul y Porgy and Bess; y los musicales La la Lucille y Funny Face. En esta pieza se integra el artista invitado, Sergio Muzzio, figura del Sodre de Montevideo. Él va a representar a Gershwin y las bailarinas serán las notas; entonces él se irá mezclando con ellas y va a ir mostrando cómo va creando sus composiciones", comentó Cecilia Riso, directora del Instituto Ballerina, a Escenario.
Sergio Muzzio tiene 29 años. Oriundo de Formosa, comenzó sus estudios de ballet en el Centro Polivalente de Arte en el año 2002. En 2007 se perfeccionó en el Taller del Teatro San Martín, y en 2008 ingresó en el Ballet de dicha compañía. En 2013 se incorporó al Ballet Nacional del Sodre.
"Si bien Sergio es un bailarín formado en la técnica clásica, él integró y fue figura destacada de la Compañía del Teatro San Martín de Buenos Aires; luego ingresó al Sodre, donde hasta el año pasado estuvo bajo la dirección de Julio Bocca, que en 2017 renunció. Y como tuvo también una formación en contemporáneo, es un bailarín dúctil y puede adaptarse perfectamente a esta propuesta. La semana pasada estuvo en Paraná, cuando estuvimos haciendo el montaje y el ensayo; estamos muy contentos porque logramos amalgamar y plasmar con él, las solistas y el cuerpo de baile una linda obra", comentó Riso, y destacó que en esta primera parte participarán 18 bailarinas de entre 15 y 20 años.

El jardín animado
El jardín animado es una obra de estilo clásico, y forma parte del tercer acto del ballet El Corsario, estrenada en 1856 en la Ópera de París, con música de Adolphe Adam.
Esta puesta coreográfica se basa en una adaptación de la original de Joseph Mazilier y Marius Petipa. "Es una historia de piratas y harenes que sucede en oriente medio. En la obra, el autor coreográfico insertó este cuadro un sueño del Seid Pachá, que sueña que las dos esclavas que él acaba de comprar se convierten en flores dentro del jardín de su palacio", indicó Riso.
Es una pieza coreográfica pura de ballet clásico con variaciones de solistas y cuerpo de baile. Aquí participan 24 alumnas de nivel medio y avanzado, entre 12 y 17 años.

Encontrarse
Encontrarse es una obra íntegramente pensada por la coreógrafa Daiana Vuconich. Un cuerpo de baile de 20 bailarinas interpretan este estilo innovador. "Es completamente un cuadro de danza contemporánea que describe un estado interior: 'De nuestros miedos nacen nuestros corajes y de nuestras dudas, nuestras certezas. Los sueños anuncian otra realidad posible y los delirios otra razón, en los extravíos nos esperan los hallazgos, porque es preciso perderse para volver encontrarse', así lo describe Daiana. Ella eligió música de compositores modernos, música con mucha fuerza. Tiene distintos matices, partes lentas y otras muy vertiginosas. Son 20 bailarinas dirigidas y preparadas por Daiana. Todas tienen técnica clásica, pero están abordando fuertemente la danza contemporánea", describió Riso.
Vale destacar que la coreógrafa Daiana Vuconich se formó en el Teatro San Martín de Buenos Aires, luego de tener su formación clásica en el Instituto Ballerina y en el Teatro Colón. Además se perfeccionó en la Universidad de Point Park de Pittsburgh y en Nueva York con los coreógrafos más destacados de Broadway.
Las entradas se pueden adquirir en Alameda de la Federación 125, de 16 a 20; o en la boletería del Teatro el día de la función.

Comentarios