Cultura
Sábado 29 de Septiembre de 2018

Paraná congregará a artistas abocados al viejo menester de contar historias

Del 11 al 14 de octubre se desarrollará el 1° Encuentro de Narradores Orales de Entre Ríos. Habrá mesas redondas, talleres y espectáculos

"Sólo quien haya ejercido este viejo menester, quien haya visto los rostros transfigurados de los oyentes –niños y adultos–, y haya sentido vibrar de emoción sus corazones ante el impacto del 'Había una vez...', puede dar fe de lo que este acto mínimo de confraternidad, tiene de esencial y profundo", decía la narradora Dora Pastoriza de Etchebarne, maestra de maestros.
La narración oral es un poderoso arte, el más primitivo y –sin embargo– todavía necesario. Por eso, del 11 al 14 de octubre se desarrollará en Paraná el 1° Encuentro de Narradores Orales de Entre Ríos, Entre Cuentos. Habrá mesas redondas, talleres de formación, maratones gratuitas de narración para niños y adultos y, por supuesto, selectos espectáculos a cargo de cuentacuentos experimentados de la provincia y dos de renombre internacional: Marcela Sabio, de Santa Fe, y Ana Padovani, de Buenos Aires.
Las actividades se desarrollará en la Casa de la Cultura (Carbó y 9 de Julio), el Centro Cultural La Hendija (Gualeguaychú 171), el Auditorio de la Escuela de Música, Danza y Teatro (Italia 61) y la casona de Feliciano 271.
"Es el primer encuentro que organizamos, fue muy anhelado. Empezamos por un pequeño proyecto que se terminó inflando como un globo hasta el punto de que recibamos gente de Neuquén, Buenos Aires, Rosario, Santa Fe, Córdoba y de toda Entre Ríos", señaló a Escenario Malena Sarrot, que organiza el encuentro junto a Víctor Villarraza y Liliana Montórfano.
"Estamos súper felices, muy emocionados y a la vez no podemos creer que esto lo empezamos a proyectar hace tres meses y se terminó armando tan sustancioso. Empezamos a pensar en temas para mesas redondas, y pudimos conseguir a gente muy autorizada; la idea es intercambiar ideas y debatir. Es un emprendimiento independiente, que empezó siendo modesto y se hizo gigante", manifestó la narradora, integrante del grupo La Fábrica de Historias.
Asimismo, añadió que es muy gratificante que tanto empresas, como organizaciones intermedias y el Estado se hayan sumado a apoyar el encuentro, "en especial en un momento como el que ahora atraviesa el país. Fueron muy generosos, se consiguieron auspicios y apoyo logístico; es bueno saber que mucha gente apoya el arte".
En la capital entrerriana existen dos grupos icónicos de narración oral, Paranatecuento y el Club de Narradores del Departamento de la Mediana y Tercera Edad de la Facultad de Ciencias de la Educación, donde se han formado muchos narradores. "La movida se fue extendiendo por diversas localidades del interior y se formaron diversos grupos en Entre Ríos, que por distintas cuestiones se diluyeron con el pasar del tiempo, pero los cuenteros quedaron. Por eso es súper gratificante que esa gente pueda venir a Paraná, hacer los talleres, intervenir en las mesas redondas donde se van a desarrollar temas interesantes y, lo más importante: contar", dijo Sarrot.
En este sentido, la entrevistada destacó que uno de los objetivos principales de Entre Cuentos es conocerse: "La idea es vernos, saber quiénes somos los que cultivamos este arte, cuánto podemos hacer de acá en adelante y saber que estamos todos en la misma, porque en algún momento hubo ciertas rivalidades. Todos tenemos distintos estilos y maneras de contar, pero está bueno juntarnos y compartir, hablar de temas en común y planificar. De hecho, ya estamos pensando en el segundo encuentro para el año próximo".

El arte más antiguo
Antes de la radio, la televisión e, incluso, antes de los libros, había voces que contaban. Estas voces recorrían pueblos y ciudades; eran portadoras de la historia y la épica de cada cultura, de cada continente. "Desde la época del hombre de las cavernas existe la narración oral, cuando dibujaban las piedras y con un lenguaje primitivo conversaban con los otros, contando maneras de sobrevivir, historias de cacería, de animales. Y de ahí en más, así se fueron transmitiendo y conservando culturas milenarias, tradiciones populares que llegaron a los cuentos populares rusos, a los cuentos de los hermanos Grimm, cuentos maravillosos que se siguen leyendo a través de los años. Tal vez cambien los nombres de los personajes centrales de acuerdo al país donde se cuenten, pero los cuentos casi siempre comparten las mismas temáticas e inquietudes humanas. La narración oral es uno de los oficios o artes más antiguos del mundo", afirmó Sarrot.
Sin embargo, con las nuevas tecnologías y la eclosión de la industria cultural, este antiguo arte se fue quedando sin sus juglares.
Afortunadamente, en Argentina hubo alguien que rescató a la narración oral del olvido: Dora Pastoriza de Etchebarne, una maestra de primaria que a mediados del siglo XX instauró la lectura cuentos en el aula para sus chicos. "Dora fue la primera formadora de grandes narradores de hoy en día como Ana María Bovo, Ana Padovani, Juan Moreno, entre muchos otros, que siguen contando, dando clases y enseñando. En Paraná tuvo un pico en los años 90 cuando hizo furor, luego decayó un poco, y después comenzó a repuntar de nuevo", señaló la entrevistada.
Para los espectáculos nocturnos, las entradas oscilarán entre los 50 y 150 pesos. También se podrá adquirir un paquete para los cuatro días a 300 pesos. Al teléfono (0343) 154258383 o al facebook de La Fábrica de Historias, donde también se puede consultar el programa.


Sabio y Padovani, dos íconos de la palabra

Marcela Sabio es compositora, actriz, regista y narradora oral escénica. Egresada de la Universidad Nacional del Litoral, con posgrados en Proyectación Arquitectónica y Puesta Escénica, en Regisseur, y estudios internacionales de especialización en Poética Escénica, Oralidad Artística y Narración Oral Escénica.
Desde 1998, es delegada en Argentina, primero de Cátedras Iberoamericanas, y luego del Foro Internacional de Narración Oral (FINO) con central en México, dirigiendo todos sus festivales, encuentros, muestras y acciones de creación, capacitación e investigación, nacionales e internacionales.
Desde 1999 dirige la Agrupación de Narradores Orales Escénicos Puro Cuento, el Centro de Investigación, Capacitación y Creación en Lectura, Comunicación y Narración Oral La Oreja Verde, y dicta el Seminario-Taller en el Arte de Contar en el Foro Cultural de la UNL.
Como narradora oral escénica representa desde 1999 a Argentina, realizando giras artísticas, cooperación e intercambio culturales desde los campos formativo, investigativo y creativo, en Costa Rica, Cuba, España e Islas Canarias, México, Nicaragua, Norte de África, Panamá, Uruguay y Venezuela.
En tanto, Ana Padovani estudió música y se graduó en psicología. Más adelante estudió teatro en Francia y, en especial, el arte de la narración de cuentos, género en el cual fue una de las primeras en el país.
En el año 2002 recibió un premio ACE por su espectáculo La voz del terror. En la actualidad, es miembro de la Comisión Organizadora de los Encuentros de Narración Oral, que se desarrollan en el marco de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

Comentarios