Cultura
Martes 11 de Septiembre de 2018

Nueva función de "Encantado Freud, soy Galileo", en el centro cultural La Vieja Usina

Escrita y dirigida por Ester Brafa, la obra narra un encuentro imaginario entre ambos grandes pensadores, sus afinidades y diferencias

Mañana, a partir de las 21, en el centro cultural La Vieja Usina (Gregoria Matorras 861, Paraná) se podrá ver, Encantado Freud, soy Galileo, escrita y dirigida por Ester Brafa, protagonizada por Juan Pablo Amarillo y Horacio Lapunzina.
Galileo Galilei y Sigmund Freud, quienes compartieron la pasión por saber y fueron perseguidos por sostener sus ideas y ser fieles a sí mismos, se encuentran en un congreso imaginario de personajes destacados de todas las épocas. La obra propone un diálogo en el cual van apareciendo sus teorías y sus vivencias personales a la vez que ambos revalorizan la pregunta y la curiosidad como modo de conocimiento.
El lugar elegido para el encuentro es el preferido por Freud para sus viajes, el sur de Italia, "lugar de delicias inauditas", escribe desde Sicilia. En una conversación donde no faltan el vino y el humor, comparten sus logros y desventuras tratando de desentrañar los intereses de los organizadores del congreso.
"Ellos tienen una carta de invitación a un congreso y se enteran de que está invitada una gran cantidad de personalidades de la cultura. Se encuentran en la antesala del congreso, y Freud sí sabe quién es Galileo, pero Galileo jamás oyó hablar de Freud, porque entre ellos hay 300 años de diferencia. Es así que se produce una charla y se va dando una cierta complicidad, en tanto ambos son personajes que en sus respectivos momentos históricos fueron totalmente cuestionados, perseguidos, que en el caso de Galileo fue obligado a abjurar", dijo Horacio Lapunzina a Escenario.
Tanto el método de experimentación y las observaciones astronómicas de Galileo, como el psicoanálisis y su tarea de desciframiento desataron la condena de los poderes de la época. Y en esta obra, Brafa, se propuso mostrar el lado más humano de estos dos hombres de ciencia: "El encuentro se produce en el sur de Italia, donde Freud, de acuerdo con cartas que se escribía con su mujer y con otros personajes de su época, se sentía verdaderamente relajado, donde se salía de su estructura como investigador. Por lo tanto, se ve un rasgo de Freud más dionisíaco, si se puede decir. Y Galileo, mientras tanto, no tiene ni idea de dónde está ni por qué está en ese lugar. Básicamente, se pasan una hora y 20 minutos hablando, aunque en algún punto del transcurso de la obra se producen algunas cosas conflictivas. Pero no es en los respectivos paradigmas científicos donde se cargan las tintas, sino en sus personalidades", señaló el actor.
Encantado Freud, soy Galileo se viene presentando con éxito en Paraná desde hace tres años y en los meses que quedan de este año están previstas varias funciones en lugares de la provincia y en la Universidad Tecnológica Nacional, en el auditorio de la regional Santa Fe.
La obra ha sido declarada de Interés Cultural por el Concejo Deliberante de Paraná. La entrada general tiene un valor de 180 pesos y se consigue en puerta.


Ficha Técnica


Actúan: Horacio Lapunzina (Sigmund Freud) y Juan Pablo Amarillo (Galileo Galilei)
Edición de sonido: Daniel Blasón
Diseño y operación de luces: Sergio Fabri
Operación de sonido: Susana Alberto
Maquillaje: Carlos Esteban Fernández
Fotografía: Raúl Perriere
Dramaturgia y dirección: Ester Brafa

Comentarios