Secciones
Música

Nicolás Faes Micheloud: "Uno nunca puede dejar de crear"

Música. El charanguista paranaense grabó "Vamos mulita", de Virgilio Carmona, junto al guitarrista Ernesto Méndez.

Lunes 27 de Julio de 2020

El charanguista Nicolás Faes Micheloud y el guitarrista Ernesto Méndez unieron su talento para brindar al público lo que más aman hacer: buena música. Por eso grabaron una interesante versión de Vamos mulita, de Virgilio Carmona, que puede apreciarse en las redes sociales de ambos artistas.

Es que para Faes Micheloud –ganador del Premio Escenario de Oro en 2016– el credo del artista consiste en hacer de su realidad y los demás algo bello. Y eso se propuso junto a Méndez al plasmar el popular bailecito del compositor aquerenciado en Tucumán.

micheloud.jpg

En diálogo con Escenario, el charanguista destacó: “La verdad fue algo muy espontáneo, que surgió de un posteo que él (por Méndez) compartió en sus redes sociales con motivo de haber participado en un homenaje virtual por el Día Nacional del Guitarrista, que fue el 7 de julio, en conmemoración de la figura de Eduardo Falú y donde interpretaba el bailecito La huarmillita, que por ser un ritmo netamente del noroeste intercambiamos algunos comentarios y surgió la idea de agregarle el charango. Así que haciendo uso del celular y un poco de edición surgió una versión a dúo que no estaba pensada como tal. El resultado fue tan satisfactorio para ambos que nos emprendimos a hacer este segundo bailecito Vamos mulita de Virgilio Carmona, esta vez sí, ya pensado como dúo, donde si bien no hay un arreglo escrito, se pautaron las intervenciones de cada uno dentro del tema. Pensando que todo esto tiene como fin último romper con el aislamiento afectivo que conlleva esta situación y de alguna manera reinventar nuevas formas de encuentro que nos conecten con el arte también editamos un poco el video con imágenes para que quien lo vea por un momento pueda hacer un viaje imaginario desde ese lugar donde está resguardado desde ya hace tiempo”.

Dado el excelente resultado de esta primera colaboración entre ambos, consultado sobre la posibilidad de aunar su música en nuevos proyectos, Faes Micheloud manifestó: “Sí, ya tenemos algunas obras pensadas, incluso una que está en edición. Y seguramente iremos compartiendo con nuestros seguidores, lo increíble creo de esta experiencia es que con Ernesto nunca pisamos un escenario juntos, y es un ejercicio diferente hacerlo desde la virtualidad, porque si hacer música de calidad, original y con otro músico en la normalidad ya es un desafío que impone ensayos y el ejercicio de tocar, en la virtualidad esos parámetros se potencian. Pero ha sido muy enriquecedor, creo que este tipo de experiencias revelan muchas cosas”.

Ernesto Méndez.jpg
El charanguista Nicolás Faes Micheloud y el guitarrista Ernesto Méndez unieron su talento para brindar al público lo que más aman hacer: buena música

El charanguista Nicolás Faes Micheloud y el guitarrista Ernesto Méndez unieron su talento para brindar al público lo que más aman hacer: buena música

—A nivel artístico, ¿te ha servido este tiempo de reclusión/introspección?

—Bueno, creo que este video es un poco un botón de muestra, uno nunca puede dejar de crear, trato de estudiar más de lo normal, de potenciar ciertas cosas que son las que siempre quedan postergadas por el ritmo que uno lleva, renovar repertorio, interactuar con otros músicos como lo hicimos con Ernesto, incluso esbozar dos libros que tengo ideados luego del que publiqué hace dos años de rescate de la obra de Jaime Torres. Con mi cuarteto también produjimos una serie de videos al inicio de la cuarentena cuando todo esto de la virtualidad era la novedad, y ahora nos encontramos preparando un par de obras más. Creo que la introspección es un ejercicio continuo en quien desea producir algo bello o con sentido, y a veces la profundidad de ese ejercicio cuesta un poco en el ritmo habitual que tenemos en la normalidad. Por eso si bien, a fuerza de muchas cosas que uno desearía que fueran diferentes, he tratado de poder sacarle provecho a este momento, no solo desde lo intelectual sino también en el día a día con mi familia, tengo tres hijos pequeños, dos de los cuales cumplieron su primer añito hace unos días, y he podido estar junto a ellos en su crecimiento de una manera que en la normalidad no hubiera podido por viajes, ensayos, conciertos, clases… además venía de un 2019 muy positivo, con conciertos en circuitos muy importantes, el homenaje a Jaime Torres en el CCK por ejemplo, fui distinguido con una mención en la bienal federal de solistas de orquesta del CFI entre siete finalistas que resultamos de más de 200 músicos de todo el país, obtuve el segundo lugar en el orden de mérito de un concurso para cubrir el cargo de solista de charango en la orquesta nacional de música argentina Juan de Dios Filiberto en Buenos Aires. Así que todo esto también, a pesar de ser una adversidad, es una oportunidad de replantear rumbos y reafirmarse a uno mismo en los desafíos y las búsquedas personales.

—Se habilitaron los bares y restaurantes, pero las actividades culturales siguen en stand by. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

—Deberían generarse los protocolos necesarios para que se reanude la actividad cultural, nuestro sector siempre ha sido un sector vulnerable, no hablamos de artistas mediáticos, sino de gente que en su gran parte autogestiona todo su desarrollo material, publicitario, logístico, hasta llegar a la mínima parte que la gente ve y disfruta que es el concierto, CD, o lo fue fuera. Nunca ha sido fácil para los músicos llevar adelante su trabajo de manera profesional, y esto ha agravado ese panorama de manera drástica y si bien se han implementado estrategias de rescate a la actividad cultural, no es suficiente, hoy por hoy producir y subsistir con ello es un desafío y la verdad que uno también lo que desea es ese contacto con el público desde un escenario.

—¿Algún proyecto que estés preparando para la vuelta a la normalidad?

—La verdad que a esta altura todos los proyectos que uno venía barajando, como ser giras al exterior y demás se han visto envueltos en una incertidumbre que no me dejan mucha proyección. Todos los años tengo giras en el exterior y toco en nuestro país, sobre todo lo vinculado a orquestas sinfónicas, pero es complicado pensar en cuando regresemos y las condiciones en las que se encontrará todo para poder llegar a concretar viajes y agendas culturales. Por ahí lo más práctico que uno sigue haciendo es grabar y participando en proyectos a distancia, cosa que uno venía haciendo antes del Covid-19. Así que como te decía antes, trabajando repertorio que seguramente compartiremos con el público al regreso

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario