Secciones
Nacho Koornstra

Nacho Koornstra : "El trabajo artístico no es solo generar el contenido, sino también el contexto"

El actor, productor y autogestor Nacho Koornstra se ha dedicado desde niño al teatro. Como parte de su recorrido supo combinar el humor, la música y la radio

Domingo 19 de Septiembre de 2021

El artista Nacho Koornstra lleva más de 30 años vinculado al teatro porque desde niño tuvo su primer acercamiento a las artes escénicas de la mano de Mario Martínez. Sus inicios se remontan a los años 1987-1988, y desde allí ha buceado en escenarios variopintos, desde los convencionales a los no convencionales. Tuvo una fuerte formación en clown, cuando tenía 25 años, lo cual le permitió tener las herramientas para hacer radio, sketches, teatro, para dirigir, y para aplicarlo al stand up. Su actualidad engloba diferentes actividades desde hacer un programa de radio reconocido que ya cumplió 3 años como es Veníamos Bien, junto a un gran equipo de trabajo; dirige el Trío Bolerístico Genial desde hace ocho años; y desde 2014 es parte del grupo Litoral Stand Up Comedy. El artista dialogó con la revista Tuya! e hizo un repaso de su recorrido.

Nacho Koornstra.jpg
Nacho Koornstra : "El trabajo artístico no es solo generar el contenido, sino también el contexto"

Nacho Koornstra : "El trabajo artístico no es solo generar el contenido, sino también el contexto"

—¿Cuándo comenzó tu vínculo con el teatro?

—Desde siempre, yo hago teatro desde niño. Con Mario Martínez, en Saltimbanquis, año 1987/1988. Y un poco siempre estuve involucrado con cuestiones artísticas. Siempre me interesó mucho el teatro en relación a la música y el humor. Me interesó la radio también y un poco me gustó la idea del artista de variedades. Este es un artista que intenta hacer varias cosas y se forma en ese sentido.

A partir de ahí desarrolla sus performances. Desde chico estuve involucrado en teatro y en un momento me empecé a dedicar a eso 100 por ciento, a pesar de que no había estudiado ni pasado por la universidad.

Por lo tanto me formé como autodidacta o con grupos de teatro. Recién de grande podríamos decir que estudié formalmente la Licenciatura en Teatro y me recibí el año pasado. Hice esa Licenciatura para tener una formalidad de todo lo que había hecho desde chico. Después fui de un momento a otro y con mucho ahínco metiéndome en el humor y en el humor de hacer personajes, en el humor en relación a la música, en hacer videos, sketches que salieron en la tele alguna vez, y en hacer radio. Mi formación fuerte ha tenido que ver con el teatro.

NACHO KONSTRA 2.jpg

—¿Qué papel tuvo la formación en clown?

—Siempre fui un apasionado del humor, siempre me interesó mucho, me interesó el humor en radio, me gustaron los programas de humor. Fui fanático de Cha cha cha y de Todo por 2 pesos. En mi formación artística después entró fuertemente el clown cuando tenía 25 años y eso me permitió concretar muchas más ideas y me contribuyó fundamentalmente en lo escénico. Fue una formación que me sirvió para hacer radio, sketches, teatro y para dirigir. La formación en clown que no fue tan metódica y las instancias formativas que gestionamos con el grupo Los Tocomochos, con el cual trabajé 10 años casi, me sirvió para terminar de darle forma a algunas cosas que a mí me gustaban y darle el empujón a cosas que me gustaban mucho. Es un entrenamiento que te sirve o que en mi en mi caso personal es de utilidad para aplicar en diferentes instancias, ya sea en la radio, en sketches,en el stand up, en el teatro de humor, y en la música.

—Hablaste de la función de dirigir proyectos ¿Cómo te sienta ese rol?

—No he dirigido mucho. En los grupos de los cuales he sido parte la dirección ha sido circunstancial. No es que yo quise formarme como director sino que compañeros en instancias de actores me pidieron que fuera su director, tanto en Teatro del Bardo o en Los Tocomochos o con el Trío Bolerístico y con Litoral Stand Up, los pocos trabajos que dirigí han sido propuestas de actores formados igual que yo con voluntad de actuar y que necesitaban un director. Yo dirijo un espectáculo que se llama ¡Afuera! desde el año 2010 y tiene miles de funciones. Y estoy dirigiendo el Trío Bolerístico Genial desde el 2013. He dirigido también espectáculos de clown, algunas varietés de circo pero mis trabajos fuertes van más por el lado de este espectáculo ¡Afuera! y el Trío Bolerístico. Pero ya te digo que la función de dirigir ha estado ligada a compañeros míos que me han pedido dirigirlos y así se ha dado mi labor. Más como un operario de la escena que de las ideas de director. Hay grupalidades o grupos de producción que tienen un director que baja la línea de lo que hacer o de cómo hacerlo, incluso la dramaturgia, no es mi caso. Sino que las dramaturgias son más bien colectivas o se hace en un ida y vuelta con los actores y a partir de ahí voy dirigiendo como un artesano a partir de ideas que en general son de los actores.

—Con tantos años recorridos ¿Qué encontraste en el stand up?

—El stand up me vino muy bien. Todo un trabajo que había hecho con Los Tocomochos de laburar en espacios no convencionales como bares, armado de café concert y todo lo que tuviera que ver con salirse de la sala de teatro. El stand up le termina de poner el moño a ese recorrido. El stand up es un acto muy despojado donde podés utilizar cualquier herramienta para hacer reír. Es muy frontal, es el acto más frontal de las actividades que he hecho. No estás detrás de un personaje, no tenés un vestuario y es muy frontal porque hay un código de base que es que el público viene a ver a un tipo que lo va a hacer reír y en ese sentido ya es como duro porque el efecto del acto es la risa y cuando eso no sucede no hay manera de disimular. Con otras disciplinas se puede disimular un poco, yo como actor he sentido cuando el público está con vos o no. Es muy evidente que cuando no funciona, no funciona. El stand up termina de cerrar un proceso que yo venía haciendo durante muchos años pero a su vez me entrena para lo porvenir, porque es un acto de cierta inmediatez del resultado, de salir a escena y tratar de concretar el objetivo que es captar la atención, generar simpatía, luego risas y aplausos. Es como efectista por un lado y por el otro está la parte más profunda de poder hablar sobre los conflictos que uno tiene. Además, la imaginación está del lado del chiste, del lado del remate, de la situación graciosa con la que uno va coloreando esas experiencias personales o esos pensamientos que tiene. Uno pone toda su imaginación en la parte de juego. El stand up tiene dos partes, una de verdad y otra de juego. La parte imaginativa está del lado del juego. A mí me encanta, me apasiona, casi te diría que estoy abocado 100 por ciento en eso.

nacho koornstra 2.jpg

—También vinculaste música y teatro.

—Hice música tanto con el grupo Tocomochos, que es con el cual empecé a hacer humor y hacíamos canciones, donde aprendí a tocar otros instrumentos de percusión. A su vez, me dediqué mucho a la música enlatada, a los discos y fui DJ muchos años, trabajé de eso también. Desde ese punto de vista la música estuvo muy presente, y obviamente soy el director natural del Trío Bolerístico también porque, más allá de la convocatoria que me hicieron ya hace algunos años, tengo mucha presencia desde mi conocimiento musical a pesar de que no soy músico. Me gusta mucho el canto y tengo algunas herramientas que me permiten abordar eso, y relacionarlo con el humor. El humor tiene un vínculo directo con el ritmo. El humor tiene y necesita una musicalidad.

—En cuanto a la radio ¿Hiciste otras experiencias anteriores?

—Sí, allá por el año 2000 hice radio de manera autogestiva con amigos, yo tenía menos de 20 años. Y ahí empecé a escribir mis primeros guiones, mis primeros sketches. Después pasaron unos cuantos años y volví a la radio en un programa más fuerte a la mañana en FM litoral y con Tocomochos metimos radio por la mañana. Después pase a otra radio por la mañana. Tuve varias etapas. Y Veníamos bien fue una convocatoria que me hizo Damián Malatesta para que haga la parte humorística. El programa cumplió 3 años y estamos recontentos con el espacio.

NACHO KONSTRA 5.jpg

—¿Alguna vez hiciste algo que no quisieras hacer?

—No, ha sido un camino de autogestión permanente y esto no es solo desde la producción en términos ejecutivos, organizativos o comerciales, sino que para mí la autogestión ha sido una forma de vivir. Se te ocurre una idea, la ponés dentro de un calendario o ves si resiste en un calendario en el sentido de que si la idea es suficientemente buena la vas a poder poner en el calendario. Hoy puedo decir que actúe en cualquier lado, en eventos de empresas multinacionales y también en proyectos para la cárcel, en teatros, galpones, salas chiquitas y en todo tipo de lugares. Entonces eso es como la forma más allá de mi contenido específico. Hacer algo que no haya querido hacer ni me acuerdo. Siempre estuve detrás de eso, de concretar ideas y considerar que el trabajo artístico no es solo generar el contenido sino también el de generar el contexto para ese contenido. Es decir generar tu propio escenario es un trabajo artístico.

—¿Qué considerás que te queda por hacer o por reformular?

—Ahora estamos con una serie que se está escribiendo con Litoral, estoy haciendo un nuevo espectáculo con el Trío Bolerístico que será un homenaje a Manzanero. Además, estoy trabajando en un nuevo unipersonal en stand up, es decir en vez de trabajar en grupo paso un proyecto solo.

NACHO KONSTRA 4.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario