Cultura
Viernes 12 de Enero de 2018

Museos no se toman vacaciones y ofrecen atractivas propuestas

Además de recorrer salas para conocer el valioso patrimonio, también se puede disfrutar de teatralizaciones, como en el Palacio San José

Entre Ríos ofrece a los turistas las puertas abiertas de sus museos. Con atractivas actividades artísticas para aprovechar y recorrer las diferentes salas.
El Museo Histórico Martiniano Leguizamón durante enero permite conocer el pasado de la provincia y por eso de martes a sábado, entre las 8.30 y las 12.30, acompaña a los visitantes a recorrer las salas y conocer qué tienen para contar los objetos. Además, continúa con la exposición fotográfica titulada La Ciudad Revelada, en la cual el turista puede contemplar imágenes inéditas de Paraná entre 1880 y 1930.
Por su parte, el Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas profesor Antonio Serrano está abierto al público durante enero, de lunes a viernes de 9 a 12 y de 17 a 20.
Y para febrero ya anuncia el regreso de su clásico Noche de las Linternas, todos los viernes de 20 a 24.
Esta nueva edición de verano se desarrollará los viernes 2, 9, 16 y 23 de febrero de 20 a 24, en la sede del Museo en calle Carlos Gardel 62, aclarando que se puede concurrir en cualquier momento dentro de esta franja horaria. El tiempo de duración del recorrido es relativo a cómo vayan resolviéndose las consignas, estimando unos 45 minutos. La entrada es libre y gratuita, solo hay que concurrir con linterna.
Para esta 11ª edición y continuando con las celebraciones por el año del centenario del Museo, se sumarán propuestas innovadoras que permitirán al público experimentar cómo eran y cómo se trasladaban los primeros animales que habitaron nuestro territorio, como el tigre diente de sable. Nuevos atractivos para cautivar la curiosidad, la imaginación y las ganas de aprender, para continuar acercando a la comunidad a las maravillosas colecciones que resguarda la institución y el valioso conocimiento sobre el patrimonio entrerriano.
La Noche de las Linternas ya es un clásico de las vacaciones en Paraná que año a año supera las expectativas con la gran afluencia de público que recibe, atrayendo a nuevos visitantes y a aquellos seguidores que han concurrido a todas las ediciones, eligiéndola por su originalidad y atractivo para todas las edades.
El horario de atención y apertura al público, durante enero es de lunes a viernes de 9 a 12 y de 17 a 20.
En tanto, durante febrero, será de lunes a jueves de 9 a 12 y de 17 a 20. Los viernes, con motivo de la realización de la Noche de las Linternas, el horario de apertura será de 20 a 24.

Entre personajes
Hoy, al caer el sol, comenzará la visita guiada teatralizada por el Palacio San José. Un recorrido por la casa del general acompañados por el ama de llaves, la institutriz, el capataz y la cocinera, el cura y otros personajes de la residencia. Un viaje a la segunda mitad del siglo XIX donde se puede conversar con los habitantes del Palacio San José.
Esta oportunidad se vive todos los viernes de enero desde las 20.30 y hasta la medianoche y con una entrada de 150 pesos.
Es una oportunidad para visitar y descubrir el casco de estancia construido por arquitectos italianos en el monte entrerriano. Casa del caudillo y gobernador de Entre Ríos Justo José de Urquiza, primer presidente constitucional. Un recorrido que acerca a las historias familiares, la vida cotidiana y el protagonismo político del Palacio San José y su propietario, con toda la belleza del recorrido nocturno.
A lo largo de todo el año, miles de visitantes recorren los parques y jardines que enmarcan la casa de quien fuera el primer presidente constitucional de Argentina, acercándose de esta manera al conocimiento del pasado, al entrar en diálogo con las historias que aquí se narran.
Es una noche plena de magia y misterio, los guías del Museo comparten con los visitantes los relatos que la historia guarda en los rincones de la residencia.
La casa adopta un clima intimista, se transforma en un espacio acogedor, invitando a descubrir los secretos de la vida cotidiana, a transitar las habitaciones familiares donde prendas de vestir han quedado abandonadas como al azar. Las luces, los aromas, los objetos cotidianos, los perfumes que realzan los ambientes, las melodías de la época interpretadas en el piano, la guitarra criolla en el segundo patio, diversos detalles van dando vida a un tiempo y a un espacio que permite reencontrarse con el ayer.

Comentarios