Secciones
arte

Muestra en pequeño formato toca grandes temas: Género y Diversidad

Grupo Humano Paraná inauguró una muestra virtual con 108 estampas en microformato enviadas por artistas de todo el mundo.

Viernes 05 de Junio de 2020

El colectivo Grupo Humano Paraná inauguró una muestra virtual con los trabajos que recibió para la segunda convocatoria de Estampas en Pequeño Formato, realizada en 2019 en torno a la temática Género y Diversidad.

Así, con un fragmento de un poema de Susy Shock, presentaron la muestra que puede verse en su página de facebook, Grupo Humano Paraná: “Yo, primer hijo de la madre que después fui vieja luna de esta escuela de los suplicios, Amazona de mi deseo, perra en celo de mi sueño rojo; Yo reivindico mi derecho a ser un monstruo, ni varón, ni mujer ni XXY ni H2O. Yo monstruo de mi deseo, carne de cada una de mis pinceladas, lienzo azul de mi cuerpo, pintora de mi andar, no quiero más títulos que encajar ¡Que otres sean lo Normal!”

Recibieron 108 estampas de artistas nacionales e internacionales; y el jurado estuvo compuesto por Claudio Osán, Román Mayorá, Carina Netto, María Dato, Celia Marcó del Pont y Guillermo Hennekens. “La convocatoria estuvo abierta para que los artistas de diferentes lugares del mundo, a través del correo postal, nos mandaran su obra relacionada con esta temática propuesta. Recibimos 108 estampas de diferentes lugares, realizadas por artistas renombrados en cuanto a la gráfica contemporánea y el grabado. Y además como grupo nos parecía interesante poder trabajar estos conceptos, Diversidad y Género, pensando en cómo darles relevancia desde el arte plástico contemporáneo y sosteniendo esta convocatoria”, dijo a Escenario Hernán Guerrero, quien compone este colectivo junto a Liliana Pedrotti, Lorena Ledesma y Guillermo Hennekens.

Consultado sobre si la pandemia actual y sus consecuencias en las relaciones sociales va a generar nuevas formas de hacer y de distribuir arte, manifestó: “Creo que el arte siempre ha buscado la forma de expandirse y hacerse, pero creo que las formas tradicionales de hacer arte nunca se van a perder porque son necesarias y fundamentales como una forma de expresión. Por ahí, la forma de llegar al otro, de comunicar lo que uno hace desde el espacio artístico se ve modificado pero los materiales, técnicas y herramientas para el artista son mucho más difíciles de cambiar. Por eso esta convocatoria tiene ese objetivo de juntar lo tradicional con una forma diferente de mostrar el arte y de acercarse al otro”.

En este sentido, Lorena Ledesma opinó: “Me parece que la distribución del arte, así como la distribución de la riqueza y la distribución de todo bien social que existe en el mundo es una cuestión de clase. El arte no llega a todos los espacios, nosotros como artistas urbanos todavía seguimos pensando el arte, activando y accionando desde la calle. Pero hoy la vida nos viene a mostrar un poco más de la desigualdad social; y nos lleva a nosotros a ponernos a rever la función del arte. En este momento consideramos como grupo humano que hay que darle voz a esos espacios que siguen siendo desiguales para todos y, en base a lo que nos viene a proponer este distanciamiento social, pensar como grupo cuáles son los modos y las formas de activar, que en este caso sería la virtualidad ya que el distanciamiento social no nos permite activar la calle”.

La propuesta del Grupo Humano Paraná es desde lo colectivo: en un contexto donde la individualidad es marcada, seguir trabajando desde y por lo colectivo es el desafío más grande.

“Seguimos apostando a lo colectivo, pensamos que de esta situación salimos juntos y como lo veníamos haciendo, trabajando lo colectivo. La virtualidad total es algo nuevo, pero también pensamos que algún lugarcito en la calle vamos a tener y lo estamos buscando, respetando las normas y laburando. Pero bueno, este contexto nos invita a reflexionar sobre cómo tejer redes desde la virtualidad, cómo identificar un trabajo individual en lo colectivo y también cómo sintetizar y sistematizar la información que nos llega. Cómo nos pensamos nosotros como artistas desde la gestión cultural junto con otros artistas, que están atentos a lo que pasa en este contexto social”, dijo Liliana Pedrotti.

Grupo Humano Paraná nació en el 2014, más precisamente el 24 de marzo a la madrugada, con una intervención urbana que se llamó El zapatazo. “El grupo nace con la intención de llevar el arte a otros espacios, como la calle lo urbano. Para El zapatazo hicimos una instalación de más de 180 zapatos en lugares por donde iba transcurrir la marcha por la Memoria, Verdad y Justicia. Las acciones urbanas no eran comunes en Paraná en ese momento, aunque en el mundo se vienen haciendo desde hace muchos años. Pero tuvo mucha repercusión, a nosotros nos atrapó la calle y lo urbano”, recordó Pedrotti.

Hoy en día, la urgencia que trajo aparejada de la pandemia, hizo que el grupo siga activando el arte pero desde lo puramente visual: con Instagram y Facebook.

“El distanciamiento social y obligatorio nos hace pensar y repensar nuestras prácticas artísticas, más allá de que somos artistas urbanos y de que como grupo trabajamos en el espacio callejero para intervenirlo, marcarlo y señalarlo. Pero en este contexto nos cruzamos con otros artistas callejeros con un compromiso social e ideológico, con una manera de ver el mundo y una forma de observarlo. Esta situación excepcional nos da pie a pensar otras formas de visualidad. A través de lo virtual podemos ver situaciones como lo que está pasando en Estados Unidos, en Brasil y en Chile a raíz de la enorme desigualdad que queda expuesta. Hablamos de futuro y ese futuro es el presente, que tiene que estar orientado necesariamente a pensar nuestras prácticas en situaciones abiertas y no en la burbuja que muchas veces se piensa el arte”, concluyó Guillermo Hennekens.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario