Secciones
Escenario

Luis Salinas vuelve a Paraná para presentar "El Tren", su último disco

El virtuoso guitarrista estará mañana, a las 20, en el centro cultural Juan L. Ortiz, acompañado por su hijo Juan y otros grandes músicos

Viernes 03 de Mayo de 2019

Mañana, Luis Salinas dará un recital en el centro cultural Juan L. Ortiz, interpretando temas de su último disco El Tren, nominado al Grammy Latino y ganador del Gardel 2017; también hará un repaso por otros temas que marcaron su carrera. Acompañado por reconocidos músicos, el guitarrista se presentará a partir de las 20.
Guitarrista y compositor, Luis Salinas es un músico autodidacta, gran improvisador y de original capacidad interpretativa, que abarca distintos géneros con el concepto del jazz. Su pasión por la guitarra viene desde la cuna, incentivado por su padre y su padrastro. Durante su carrera compartió experiencias con varios grandes del folclore y del tango, y tocó con prestigiosos guitarristas como el mismísimo B.B. King. Es considerado por muchos músicos como uno de los mejores guitarristas del mundo.
Tras algunos años de ausencia en la capital entrerriana, Salinas vuelve para ofrecer un recital en formato cuarteto, escoltado en el bajo por Juancho Farías Gómez, hijo del Chango Farías Gómez, y Alejandro Tula, un gran percusionista santiagueño que lo acompaña en los escenarios desde hace más de 20 años. Y por supuesto, su hijo, Juan Salinas, quien tuvo un rol trascendental en la concepción y concreción de El Tren.
"Para mí es una alegría cada vez que voy a Paraná, la mamá de mi hijo es de Paraná. Y volver ahí a tocar con Juan, que ya tiene 19 años, que ya grabó su primer disco y poder compartir eso con grandes músicos amigos, es una alegría enorme. Además es una ciudad donde tengo un gran amigo, Carlos El Negro Aguirre, un musicazo", manifiesta Salinas al comienzo de la entrevista.
Luego de un lapso considerable tiempo sin sacar discos, en 2016 el virtuoso guitarrista ingresó al estudio de grabación y el resultado fue este trabajo discográfico, un disco quíntuple dividido en tres partes: Solo Guitarra (1 CD), Solo Salinas (2 CD) y Latin Rock/Jazz (2 CD).
Respecto de la concepción de este enorme disco, señala: "Anteriormente yo había grabado un disco que se llama Sin tiempo, que grabé en el estudio de Lito Vitale y tuve la dicha de que tocaran en él Tomatito, el gran guitarrista de flamenco, y que Luis Alberto Spinetta participara poniendo letra a una canción y cantándola, fue una de sus últimas colaboraciones. Ese disco fue nominado a un Grammy y fue tan fuerte que pasaron como cinco años para que yo quisiera entrar a un estudio a grabar. A mí me gusta mirar para atrás, saber qué hice y desde ese lugar decir 'bueno, voy a hacer un solo de guitarra como el que hice cuando Juan tenía 1 año'. Así que El Tren fue una continuación de eso. Y como yo venía tocando con Juan, quise plasmar eso en el segundo disco, donde hay solos de él, y temas en los que tocamos juntos. Y para el tercero quise invitar a Cristian Gálvez, que es el mejor músico chileno que he escuchado en mi vida, lo conozco desde los 15 años y es un genio; José Reynoso, que es el pianista más fino que dio el Uruguay junto con Hugo Fattoruso; y Martín Ibarburu, que es el mejor baterista con el que he tocado".
Sobre el título del disco, destaca que fue idea de su hijo, Juan: "Yo empiezo el disco con una versión solista de El Tren, después hacemos otra versión con él y Martín; y después una más rockera con todos los músicos que mencioné. Entonces Juan me dice: 'Esto es como un tren que sale de una estación y va subiendo gente'. Me pareció muy buena su reflexión y decidí que ese iba a ser el nombre".
El disco es ecléctico, reflejando el amplio gusto musical de Salinas: del tango va al folclore argentino, luego cruza la frontera para hacer una parada en la música brasileña, y de ahí pasar al jazz y el bolero. Después va hacia otros territorios, como el blues, el rock y la canción melódica.

El mejor regalo
En un plano más personal, Salinas opina: "Yo no creo mucho en la Iglesia pero creo mucho en Dios, y creo que es un regalo invalorable de su parte el poder hacer música con mi hijo, es difícil de explicar con palabras. Estamos compartiendo escenarios desde que cumplió 12, pudimos viajar por todas partes, por el país y Europa, hemos vivido muchas cosas juntos. Estoy feliz de que haya grabado un disco y poder seguir haciendo cosas con él", y añadió: "La felicidad son momentos, cuando uno está haciendo lo que ama, con la gente que quiere, con la compañía del público, es un momento de felicidad. Y yo trato de buscar esos momentos, luchándola porque son tiempos difíciles para hacer lo que a uno le gusta. Pero seguimos adelante, en este caso acompañando a mi hijo, que me da una fuerza muy grande".
El artista no oculta que está orgulloso de su familia, y no omitió a Rita, su niña de 7 años, que también lo ha acompañado en algunos recitales: "Canta como los dioses, pero ahora está rebelde y no quiere cantar".
En cada uno de sus recitales y discos, Salinas deja al descubierto su alma, su pasado y su futuro, sus afectos y derroteros. "Mi madre se fue muy joven, cuando tenía 60 años, y me decía: 'Primero la persona, después lo que hagas o seas'. Y cuando la persona está bien eso se escucha, se nota en la forma de tocar, la cual he cambiado mucho desde que nacieron mis hijos. Ser padre te coloca en otro lugar", reflexiona.
Para adquirir entradas, ingresar a: http://www.ticketway.com.ar/cartelera/info/1367.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario