Escenario
Martes 18 de Diciembre de 2018

Las tragedias y mitos griegos, trincheras para pensar la resistencia

Teatro del Bardo acaba de publicar "Resistencia Trágica", donde compila siete obras teatrales en las que reformulan tragedias clásicas

La Asociación Civil Teatro del Bardo acaba de publicar el libro Resistencia Trágica, que reúne siete obras de teatro resultado de exploraciones del grupo sobre mitos griegos que interpelan hasta nuestros días.
El libro da cuenta de un camino que se inicia en 1998 en la ciudad de Humahuaca (con la creación de la obra que inauguró esta serie, Antígona la necia), y llega, ramificado, al día de hoy y a distintas ciudades: Paraná, Río Cuarto, Mendoza.
En este libro se encuentran los textos originales de Antígona, la necia, Amarillos Hijos, La otra, Fedra en Karaoke, Bienvenida Casandra, Otrotoro, un mito de papel y Las Pupilas, obras basadas en la mitología griega. Los primeros cinco textos se convirtieron en espectáculos de Teatro del Bardo; mientras que Otrotoro, un mito de papel es una obra de Kika Producciones (Río Cuarto- Córdoba) y Las Pupilas es el punto de partida de un Trabajo Final de la Licenciatura de Teatro de la Universidad Nacional de Cuyo (Mendoza).
Escenario dialogó con Valeria Folini, actriz, directora y dramaturga que impulsó este proyecto: "Todo comenzó en 1998 cuando empezamos con este proyecto que consistía en hacer actualizaciones, adaptaciones y reversiones de tragedias griegas con las dramaturgias de Esquilo, Eurípides y Sófocles, pero luego ampliamos el espectro a mitos griegos recogidos por distintos autores e historiadores, a partir de ellos construimos espectáculos. Nuestra forma de hacer espectáculos tiene mucho que ver con el espacio escénico, pero en lo que refiere a este proyecto, hemos escrito gran parte de la obra antes de llevar a escena el espectáculo y ya teníamos en claro su estructura cuando empezábamos a ensayarla".
En este sentido, Folini destacó que estos textos son puntos de partida, ya que quienes vayan al teatro a ver las obras que aún siguen representando se encontrarán con textos distintos, que han ido madurando y transformándose a lo largo de estos 20 años en función de lo escénico. "Lo que quisimos hacer en este libro es mostrar la dramaturgia de la cual parten los espectáculos, que no necesariamente es el texto que se dice en la puesta. Lo que trabajamos y retrabajamos para el libro es el aspecto literario de esas dramaturgias, para que cualquiera pueda agarrarlo y hacer una puesta totalmente distinta a las que hemos hecho nosotros", destacó.
Los hacedores de este proyecto artístico han indagado por más de 20 años sobre los orígenes de la tragedia, el pesimismo de los fuertes, la condición del actor, la pasividad activa, los géneros latentes y las mujeres trágicas.

Las mujeres trágicas
El libro hace un recorrido por las mujeres trágicas que atraviesan y protagonizan los textos, a excepción de Otrotoro donde el protagonista es el Minotauro, si bien Teseo y Ariadna también tienen roles más que importantes en la historia.
"Nos pareció una cuestión muy interesante que en una comunidad tan misógina y machista como la Grecia antigua haya tal cantidad de tragedias donde las protagonistas y heroínas eran mujeres. Por eso nos preguntamos por este componente pasivo que tiene lo femenino, que a la vez activa y es activo en cuanto cuestiona a lo masculino. Es decir que ya en la Grecia antigua el hombre requiere de este catalizador que es lo femenino para replantearse y repensarse. Las mujeres estamos en un lugar de supuesta pasividad, pero muchas veces somos las que activamos los grandes cambios", manifestó Folini.
Estos veinte años de exploración y reflexión dieron a luz puestas en escena diversas, (la mayoría de las cuales aún se representan), y estas piezas dramatúrgicas que se aúnan en formato libro. Piezas y géneros, ya que una de las tesis principales con las que trabaja de Teatro del Bardo es que en las tragedias se engloban, en forma latente, diversos géneros teatrales. "Es una hipótesis con la que trabajamos nosotros. En ciertas escenas de Sófocles encontrábamos características del neorrealismo italiano, en otras un absurdo, en otras un drama de una novela de la tarde; todos esos géneros estaban contenidos en la tragedia. Es algo que intuimos, que la tragedia no es un género sino un collage de géneros; quizás sea una hipótesis muy arriesgada, pero a nosotros nos movilizó mucho al momento de la creación de las obras", explicó Folini.
De esta manera y abordando desde una óptica propia las tragedias griegas, el grupo se permite tocar temas más cercanos, como la apropiación de bebés durante la última dictadura cívico militar; ya que el distanciamiento témporo-espacial de estas obras admite otras aristas.
Hasta el 31 de enero, el libro puede conseguirse a un valor de 300 pesos, mientras que a partir del 1 de febrero el precio será de 350. Se puede adquirir en la Editorial de Entre Ríos o en el Centro Cultural El Birri, de Santa Fe. También solicitándolo por privado a cualquiera de los integrantes de Teatro del Bardo.

El teatro, en peligro
El libro pudo concretarse gracias al apoyo del Instituto Nacional del Teatro, pero desde Teatro del Bardo –así como el resto de la comunidad teatral– temen que sea una de las últimas ayudas que la institución les brinde.
Vale recordar que el recorte del presupuesto 2019 del INT equivale a un 50 por ciento del presupuesto, lo que hace peligrar la continuidad de los circuitos, las fiestas provinciales y las muestras internacionales. La decisión, tomada unilateralmente por el Director Ejecutivo del INT a nivel nacional, Marcelo Allasino, y la representante de la Secretaría de Cultura de la Nación, Florencia Pérez Riba, sin consultar a la comunidad teatral y a sus representantes provinciales.
"Este tipo de subsidios es el que creemos que se va a perder: la posibilidad de publicar un libro, de hacer giras, de montar espectáculos, debido al recorte que está haciendo este Gobierno en diferentes áreas, no sólo la cultura sino también la educación y la salud, entre otras. Sus mecanismos para hacer recortes son muy perversos. Subejecutaron los presupuestos atrasándose con los pagos, de hecho a esto deberíamos haberlo cobrado en 2017 y recién lo cobramos ahora, cuando el dólar se disparó. En este tren de aparentar transparencia, para pagarte te exigen el último papelito, con el último sellado de la última factura; o se amparan en dictámenes inconstitucionales. Y quienes lo ven a la distancia piensan 'bueno, capaz que están tratando de hacer bien las cosas', pero todos sabemos que se trata de un recorte brutal", dijo Folini.

Comentarios