Música
Sábado 03 de Marzo de 2018

La música urbana tiene quien la represente en el Litoral

El músico sostiene que no es el único abocado al género en Paraná. En diciembre lanzó por YouTube su primer single, "No te hagas"

Marquino es el nombre artístico de Marcos Armoa, un joven músico de 20 años que se crió en la zona de barrio Gazzano, en la capital entrerriana. Hace música desde los 12. De chico tocaba el teclado, el bajo y la guitarra en la primera banda que tuvo su hermano, Ritmo Sabroso, abocada a la cumbia santafesina.

Embed


Pero la música urbana era la que realmente lo inspiraba; particularmente el reggaetón, un ritmo caribeño que comenzó a sonar a finales de los 70, derivado del reggae jamaiquino, pero que los portorriqueños difundieron ampliamente hacia el resto del continente a finales de la década de 1990.
"De chico empecé a escuchar esta música, canciones de Arcángel, que es un ícono del reggaetón, Justin Quiles; y después Daddy Yankee, que lo conoce todo el mundo. Los dos primeros son artistas que no son tan conocidos, pero sí dentro de lo que es el reggaetón", contó Marquino a Escenario.
Si bien siempre le gustó este género, no se animaba a dedicarse a él porque en la Argentina estaba "mal visto", según su parecer: "No había entrado muy fuerte acá, recién hace unos pocos años se empezó a difundir y a ser aceptado. Así que escuchaba reggaetón pero hacía cumbia".
Con el tiempo, en todo el país comenzaron a surgir artistas abocados al género y gustaron, así que Marcos decidió incursionar en lo que realmente le gustaba.

El videoclip
En diciembre de 2017, en su canal de YouTube colgó su primer video, titulado No te hagas, el clip audiovisual de una canción suya que grabó junto al reggaetonero porteño Kenny Dih, y que ya está a punto de alcanzar las 23.000 visualizaciones.
"Todo se dio a través de un compañero de trabajo de Paraná, que también hacía música y, en principio, íbamos a grabar esta canción entre los tres. Después, el otro chico, por razones familiares decidió alejarse pero él ya había hecho el contacto. Entonces quedé yo en contacto con Kenny Dih y seguimos para adelante con el proyecto los dos solos, y le presenté la canción que tenía, la cual escribí junto a mi hermano", contó Marquino.
Ambos grabaron a la distancia, cada cual hizo su parte y luego se mezcló y masterizó en Imperio Music, en Santa Fe.
"Igual, yo estuve presente en todo el proceso, no es que mandé las grabaciones y me desentendí. Estuve viajando a Santa Fe, o ellos venían para acá con su computadora, arreglando detalles para que la canción quedara como la imaginé. Incluso, el nuevo tema, que todavía no lo largué, está casi listo, pero va y viene porque aún no me termina de convencer. Hago un seguimiento continuo, si quiero un sonido más grave, o uno más saturado, todo eso hace al producto final", indicó.
Los artistas se conocieron personalmente cuando Kenny vino a Paraná para grabar el video, que fue realizado a través de la productora Tóxico Inc y se rodó en un corralón, un local de comidas y un cine de la capital entrerriana.

Hacer reggaetón
Para hacer reggaetón, se necesitan buenas ideas, una letra pegadiza y saber de ritmos. Pero también es fundamental saber manejar la tecnología: "Se graba por disparadores midis que van conectados directamente a la computadora. Al principio, cuando grababa cumbia santafesina se grababa con micrófono de ambiente la guitarra criolla, timbal, güiro y demás, pero al hacer reggaetón se hace todo de manera computarizada. Igual, en el próximo tema que estoy por sacar en estos días, grabamos una guitarra criolla para ponerle la esencia de lo analógico", precisó.
Actualmente, el joven artista tiene su propia banda con la que interpreta cumbia, pero ya está abriendo espacios en su show para el reggaetón, aunque sean unos minutos. Así ha ido probando su nueva producción y con muy buenos resultados, la gente baila, canta, aplaude y pide más: "Gracias a Dios pude formar mi banda, somos siete chicos de Paraná y estoy orgulloso de decir que antes que una banda de buenos músicos, que lo son, es una banda de buenas personas, que es fundamental por la experiencia que he tenido en bandas anteriores. Es importante que todos tiremos para adelante y nos apoyemos. Ya hicimos una presentación y ahora tenemos algunos eventos programados para abril".
Sobre las repercusiones de No te hagas, manifestó: "Me sorprendió cómo me apoyó la gente de Paraná, muy buenos comentarios, incluso de gente grande. Muchos lo compartieron, lo pasaron en las radios y en boliches", acotó.
Marquino señala que no es el único reggaetonero de Paraná, aunque desconoce si sus pares han sacado videoclips. Es que en la capital entrerriana quienes hacen reggaetón aún se mueven en un ambiente más under. "Está muy emparentado con los chicos que se juntan en las plazas a hacer rap y beatbox, que se filman y suben videos. Los he visto y son muy buenos. Pero ambos son géneros que vienen de la calle, antes el reggaetón era un género muy marginal en Puerto Rico, solo se escuchaba en las residenciales, en los barrios pobres. Después se hizo masivo, como suele pasar con los ritmos nuevos", destacó Marquino.
Sus planes para el futuro cercano son seguir escribiendo y lanzando más canciones, incluso está preparando un nuevo feat (colaboración con otro artista), pero esta vez con otros músicos de Paraná. Además están armando un nuevo show con reversiones de reggaetones viejos, pero con un estilo actual.
Para conocer más sobre el artista, ingresar al Instagram marquinoar; o al canal de YouTube de Marquino. Contrataciones al +54 343 463 8775.

Comentarios