Secciones
Series

La historia de "Merlí" regresa a la pantalla través de su discípulo

La exitosa serie española sobre un profesor de filosofía tendrá un spin-off: "Sapere aude". El protagonista será el personaje de Pol Rubio

Lunes 05 de Agosto de 2019

A principios de 2018 la serie catalana Merlí se transformó en un éxito en Argentina. La historia de Merlí Bergeron, un singular profesor de Filosofía que estimula a sus alumnos a pensar libremente, atrapó tanto a adultos como a adolescentes. En principio la serie de tres temporadas fue un suceso en España, pero después explotó en Latinoamérica a través de Netflix. Ahora, a más de un año de aquel suceso, se terminó de grabar en Barcelona el spin-off de Merlí, una continuación de la historia que se titula Sapere Aude (Atrévete a saber).

En este spin-off el protagonismo recae en el discípulo de Merlí, Pol Rubio (el actor Carlos Cuevas), que llegará a la Facultad de Filosofía como un desorientado estudiante más en busca de un nuevo referente académico y vital. La secuela se sitúa apenas cuatro meses después del final de la ficción original, que termina con la muerte del insólito profesor de Filosofía.

Sapere Aude se estrenará en diciembre en España en Movistar , pero aún no hay noticias de su arribo a Netflix. De todas formas, teniendo en cuenta el éxito de Merlí, lo más probable es que la popular plataforma la termine comprando para su división en Latinoamérica.

Sapere Aude no es Merlí 4, según aseguran sus autores. Son sólo otros cuatro los personajes que reaparecen en la secuela: Bruno (David Solans), su abuela (Anna María Barbany), el padre de Pol (Boris Ruiz) y la profesora Gloria (Assun Planas). Y Merlí aparece fugazmente en el primer capítulo, “pero que nadie espere un zombi o algo como Ghost”, subrayó el creador y guionista de la ficción, Héctor Lozano.

La filosofía vuelve a ser un eje de la serie. “Es marca de la casa”, dijo Lozano, “pero esta vez no dedicamos un capítulo a cada filósofo. Se habla más de conceptos, sobre todo de ética, con algo de metafísica. Queremos hacer una cosa un poco más profunda. En el fondo es el mismo estilo, pero habrá más debate en el aula”, adelantó. En el spin-off también hay más sexo y situaciones cómicas que en el original. “Queremos una serie fresca. Queremos generar en el espectador ganas de volver a la universidad”, dijo por su parte el director de la serie, Menna Fité.

Otro cambio se da desde la magnitud de la producción. “Hay más dinero”, afirmó Lozano. “Eso no significa que no haya que hacer ajustes, pero creo que quedará mejor. He visto los primeros resultados y el equipo es mejor, no de personas sino de cámaras, con muchos extras”, explicó. El guionista incluso habló de unos 3.000 extras.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario