Secciones
proyecto

"La cosmovisión y la libertad son esenciales en este proyecto"

El artista rosarino Federico Leites estrenó "Montarax", el remix de su disco "Montaraz", en el que conviven el folclore, el tecno, el pop y el jazz.

Martes 26 de Mayo de 2020

Luciana Boglioli

Especial para UNO

Osadía y vanguardia. Federico Leites sorprende siempre con sus producciones discográficas por su capacidad creativa, y más en tiempos de cuarentena. El artista rosarino acaba de lanzar Montarax, el nuevo disco de remixes que nació a partir de su predecesor Montaraz, un “disco de canción/paisaje de espíritu telúrico”, como él mismo lo define.

Con remixes de Leo García, Ibiza Pareo, Mariano Marcial, Ignacio Molinos (Matilda), Tomas Crow (Londres), Haiir (México), Kme, Midu y Silvio Astier, Jetro Bra y Federico Baronio, esta pieza musical deleita por su fusión folclórica con sonidos electrónicos, logrando un playlist fresco y bailable.

Las versiones de estos artistas invitados vienen de influencias tan disímiles como el jazz contemporáneo, el minimal, latin house, pop, noise y ambient. Montarax es el cuarto disco del artista, luego de Montaraz, Ataúd ataúd y Noforma. Fue editado por el sello Otras Formas que editan artistas visuales que hacen música, como Dani Umpi y Edgardo Giménez y trabajan en sociedad con la productora Produce Crack (Babasónicos, El Kuelgue).

—¿Cómo surgió la idea de lanzar un remix de tu disco?

—Por un lado tenía ganas de unir la energía telúrica de Montaraz a ciertos ritmos más urbanos. Mi universo musical próximo es muy rico y pensar que un disco de remixes de una obra telúrica se vuelva un disco de folclore electrónico me parecía empalagoso. Así que decidí empezar un largo camino intentando que lo electrónico se vuelva más étnico y a mi canción le otorgue un nuevo sentido. Fue una alegría emprender este proyecto, cuya idea final era que cada artista invitado visite nuestra “canción paisaje” otorgándole un nuevo sentido y haciendo ente todos un disco diverso, que celebra la libertad y la producción de artistas de registro tan variado.

—¿Creés que esta nueva versión de tu álbum va a atraer a un público más amplio que gusta de la electrónica, siendo el folclore un género no tan comercial?

—Definitivamente sí, ya veo el feedback desde el sello, en las plataformas digitales y desde las redes sociales. La repercusión que está teniendo incluye una novedosa franja de público familiarizada con los beats. Además, la lista de invitados lo garantiza: hay nuevos talentos, personajes históricos y emergentes con mucha data.

—Trabajaste con artistas de la escena electrónica como Leo García, Ibiza Pareo, Mariano Marcial, Ignacio Molinos (Matilda) y más. ¿Cómo fue el proceso compositivo? ¿Les diste libertad total para hacer una nueva versión de tus canciones o trabajaron en conjunto?

—La premisa era incorporar a lo telúrico, lo étnico. Y dentro de la producción de cada artista fuimos compartiendo el proceso. El registro entre versiones es muy variopinto y me interesaba que charlemos entre todes qué sonido podíamos construir. Me estimulaba que fuese una obra nueva que visitaba la anterior por lo que la cosmovisión y la libertad son parte esencial de la salud del proyecto.

—¿Cómo estás viviendo la cuarentena, evidentemente creativa para vos?

—Estoy viviendo la cuarentena con muchos proyectos artísticos: estoy empezando la producción de un disco nuevo junto a Emiliana Arias y Alejandro Beresi y eso me tiene muy ocupado y entusiasmado. Por otro lado estamos empezando la preproducción de una película junto a Fango Films con un material que habíamos firmado hacía tres años en la residencia de arte Yunhas Haus, a la que fuimos a hacer un disco a un lugar muy particular viviendo una experiencia única.

—¿Qué aprendizajes creés que tendremos como sociedad tras esta pandemia?

—Respecto del mensaje pandémico me parece que son múltiples y en cada quien tiene un nuevo sentido. Creo que lo que está sucediendo es que las ciudades ya no soportan estar tan separadas de la tierra conformando un ecosistema en sí, sin tener ningún tipo de contacto o perjudicando al resto de los ecosistemas. Por eso tiene que haber una integración del sistema humano al resto de los sistemas del planeta con todo lo que esto significa: menos consumo, basura cero, tecnologías autosustentables, materiales orgánicos y reciclables, y una conciencia superior de quiénes somos y para qué estamos.

 —¿Qué planes tuviste que modificar por la cuarentena y cómo sigue tu año?

—Este 2020 teníamos una gira por el resto del país que tuvimos que suspender. El año pasado estuvimos en Patagonia, en la Mesopotamia y en Cuyo y este año nos tocaba el Noroeste, Buenos Aires y Ushuaia. Estamos muy apenados por esto porque tenemos muchas ganas de llevar nuestra canción paisaje a cada lugar donde se nos invite, pero entendemos que lo que está sucediendo es de un orden mayor que necesita ser atendido

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario