Secciones
Cultura

Guillermo Del Toro regresa con breves y aterradoras historias

Ayer, en los cines de Paraná y Santa Fe se estrenó "Historias de miedo para contar en la oscuridad", un filme basado en libros.

Jueves 26 de Septiembre de 2019

El filme Historias de miedo para contar en la oscuridad, que se estrenó ayer en cines de Paraná y Santa Fe, se inspira en una colección de tres libros, cada uno con una treintena de historias muy breves de terror orientadas al público juvenil. Su autor, Alvin Schwartz, experto folclorista, las basó en leyendas urbanas y cuentos populares de miedo. No era una táctica nueva, ya que precedentes históricos como Robert Louis Stevenson o E.T.A. Hoffmann habían hecho cosas similares inspirándose en raíces paralelas de la cultura popular.

Embed

Historias de miedo para contar en la oscuridad pertenece al imaginario de su productor y autor del argumento: Guillermo Del Toro. Si bien la colección de Schwartz era algo más que pequeñas y malvadas píldoras de horror folclórico norteamericano, Del Toro, gran admirador de dicha colección, supo tejer una tela de araña argumental para dar cohesión a varias de las más emblemáticas piezas espeluznantes de Schwartz. Una estructura que va develando su caligrafía dramática hacia el gótico, hacia un enfermizo romanticismo gótico poblado por espectros heridos y vengativos.

Historias de miedo para contar en la oscuridad comienza en una noche de Halloween, donde se empiezan a adivinar los verdaderos monstruos, los cuales no son ni el espantapájaros viviente ni el forúnculo con sorpresa. El racismo, ese Mal (en mayúsculas) que parece dominar a los adultos como en el Derry de It, la culpa, la corrupción moral y política, la familia como un cementerio. Lo que asusta no es solo la cadena de crímenes sobrenaturales que un libro ejecuta al dictado de un fantasma de incómodo y triste patetismo. El filme va más allá de la simpática colección de historias de campamento teenager, y además de esa lectura política, se zambulle en su majestuosa y terrorífica parte final en un sótano tan decimonónico como el de La cumbre escarlata, del propio Del Toro, o el de No tengas miedo a la oscuridad, escrito por el mexicano a partir de un clásico Estrenos TV de género de 1973.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario