Secciones
Escenario

Flotar, un convite a zambullirse en la poesía contemporánea

El sello Camalote acaba de publicar Flotar, una compilación que reúne 100 poemas de 100 autores en torno a un tema: los ríos

Martes 09 de Marzo de 2021

Que un convite nacional a escribir sobre los ríos brote de nuestra provincia es tan natural como laudable. En un contexto donde la urgencia de la defensa de nuestros recursos naturales debería ser cuestión de Estado, es meritorio que la idea parta desde el ámbito literario. Aunque la mirada ecológica no esté explícita, atraviesa con tinta invisible las 109 páginas de este tomo editado por Camalote, un sello editorial independiente con mucho empuje. Flotar es el título de esta compilación de corte federal que reúne cien poemas sobre ríos, escritos por cien poetas argentinos. La idea surgió de la cabeza inquieta del escritor entrerriano Ferny Kosiak –director del sello–, que en octubre pasado lanzó una convocatoria nacional invitando a los y las poetas a contestar una pregunta: ¿Cómo es tu río? Las respuestas llegaron por correo electrónico de a montones, lo que implicó un arduo trabajo de selección que luego se plasmó en un libro.

“Desde aquella frase que Heráclito soltó para la posteridad, la que decía que ‘nadie se baña dos veces en el mismo río’, muchísimo se ha escrito sobre el fluir de estas aguas contenidas entre dos orillas. Como metáfora del cambio, como excusa para el recuerdo, como elemento fresco y universal, el río está presente en toda la literatura. En las páginas nacionales resuenan versos de distintas voces que nos siguen acompañando a cada unx de distintas maneras. Entonces podemos pensar en una pregunta que es mínima y obvia: ¿por qué nos atrae tanto el río?”, ensaya Kosiak en la introducción del libro.

flotarr2.jpg
Flotar propone zambullirse en ríos de poesía contemporánea.

Flotar propone zambullirse en ríos de poesía contemporánea.

Asimismo, hace una interesante mención: en la Argentina, la idea de lo que consideramos como río varía notablemente de una región a otra. Y eso queda plasmado en los versos que cada río inspiró en poetas originarios de diversas localidades de Entre Ríos, Santa Fe, Corrientes, Santiago del Estero,Córdoba, Mendoza, Catamarca, Río Negro, Buenos Aires: algunos textos son más caudalosos, otros más finitos; algunos arrasan impetuosos, otros fluyen apacibles.

Es que el fluir del agua a través de la historia y la mitología, y como tributo a las bellas artes, ha sido una herramienta de interpretación de la realidad del ser humano. En la tierra, lo que está enterrado allí permanece, pero un río es más inestable y eso atrapante. Tal como lo señala Kosiak en la introducción, la literatura nacional siempre abrevó en los ríos, caudales de agua que se prestan a metáforas: del tiempo que no se detiene, de la vida que arrasa, de los amores que fluyen raudos y que se hunden, del peligro, de la alegría, de la memoria, del descanso y del vivir remando. Juan José Saer, Haroldo Conti, Olga Orozco, Juan José Manauta, Selva Almada, y el querido Juanele, que comulgó con el río hasta que éste lo atravesó. Cada autor bebe una gota y el río empapa las letras argentinas.

Flotar invita a zambullirse en la poesía para luego fluir en los diferentes caudales que proponen los cien poetas que lo componen.

Flotar se consigue en la librería virtual Jacarandá y, próximamente, estará disponible en la librería virtual Salvaje Federal, de Selva Almada.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario