Stand Up
Miércoles 15 de Agosto de 2018

En "Jugo y Confusión", a sus 40, Ezequiel Campa se ríe del paso del tiempo

El comediante capitalino presenta su tercer unipersonal, tras haber participado en varios grupos y en dupla con Malena Pichot

Ezequiel Campa, uno de los referentes del stand up en Argentina, llega a Paraná para presentar Jugo y Confusión, su tercer espectáculo unipersonal. Con un estilo frontal y sin anestesia Jugo y Confusión es una oportunidad única para disfrutar de un stand up auténtico y honesto de alta calidad. La cita será mañana, a las 21, en el Club Social de Paraná (Peatonal San Martín 958).
Se trata de un show de una hora y media en el que el comediante intentará encontrar respuestas acerca de su vida, el sexo, el amor, el paso del tiempo y hasta la religión.
"Es el tercer unipersonal que hago, después de haber formado parte de elencos de varios comediantes y junto a Malena Pichot. Es un show que armé justo cuando estaba cumpliendo 40 años, así que hablo mucho de eso, de cómo empiezo a sentir el paso del tiempo; y después me río de lo que me río siempre: mis viejos, el sexo, cosas del país y la religión, de todo un poco", dijo a Escenario.

Embed

Si bien es actor, y cuenta con varias participaciones en series televisivas y web, como así también en teatro y largometrajes –participó en Operation Finale, un filme de producción extranjera, rodado en Argentina y protagonizado por Ben Kingsley, que se estrena a fin de año– lo suyo es la comedia pura. Con quince años de carrera en el stand up, Ezequiel acaba de grabar su tercera participación para Comedy Central, luego de haber grabado en 2016 y 2017. Recientemente se presentó en el Comedy Central Fest de Buenos Aires y también en Medellín, en la versión colombiana del mismo festival. Además participó en dos ediciones del New York Comedy Festival, haciendo presentaciones en el emblemático Caroline's on Broadway.
"El género es un desafío porque uno está solo, si bien siempre cuenta con amigos y otros comediantes a los que les va mostrando el material y pidiendo opiniones, es un género solitario: tenés que escribir el material, pararte solo frente al público, promocionarte, producir, pero es el camino que elegimos, es un poco más cuesta arriba. Pero por otro lado te obliga a aprender a hacer un montón de cosas que generalmente las hace alguien más", señaló el actor, que supo hacerse conocido por su participación en la serie Todos contra Juan.

Embed

—¿Por qué te arrimaste al stand up?
—No creo que haya una sola razón, me parece que por un lado tiene que ver con mi carácter, no es que tenga carácter podrido pero mi forma de ser hace que me guste laburar así; por otro lado es una manera posible para los actores que no tenemos la posibilidad de continuidad de laburo, el stand up te permite una cierta autonomía económica si lo sabés pilotear. Y después, me encanta el género, es alucinante poder decir un montón de cosas y que la gente se ría; está buenísimo. Son muchos factores.
—¿Quiénes son tus referentes del género?
—Hay un montón, pero por lo general son gente de afuera, porque acá el género es muy joven y somos todos colegas. Así que mis referentes son Jim Jeffries, Louis C.K., Chris Rock, Seinfeld, Eddie Izzard, un comediante inglés que para mí es un dios del stand up, Sarah Silverman, Amy Schumer. Hay un montón.
—¿Cómo es tu proceso creativo a la hora de escribir? ¿Tenés un ritual o es más espontáneo?
—Soy muy caótico, por ahí anoto alguna cosa que me parece graciosa; otras veces me siento a escribir varias horas, después abandono eso y me pongo a mirar cosas. Creo que la creación es así, me cuesta muchísimo tener una rutina, esa cosa casi oriental del artesano que se perfecciona. Con varios amigos comediantes hablamos que eso hasta va en contra de lo que es la comedia. No digo que no hay que laburar, pero el ocio tiene mucho que ver con el género, no tiene que ser un laburo en serie. A parte, uno no elige cuándo ser gracioso, hay momentos en los que te sorprende algo que puede ser chistoso y lo anotás; y otros en que decís 'quiero hacer reír con las estufas', entonces tenés que sentarte y ponerte a reflexionar sobre las estufas, y así aparece el chiste y el remate.
—¿En tu opinión, por qué pegó tanto el género en la Argentina? Ya no es solo en Buenos Aires, sino en el interior, donde hay un montón de comediantes y grupos.
—No creo que sea una cosa solo de la Argentina, creo que tiene que ver con los tiempos que corren. Yo viajo mucho afuera a laburar o a ver comedia y esto que está pasando acá está pasando mucho afuera, tanto en Latinoamérica con Estados Unidos y Europa. Con lo de los tiempos que corren me refiero a la economía, y en este contexto es posible la producción de stand up, que requiere menos recursos, no tiene los gastos del teatro tradicional. Y seguro tiene que ver la globalización, porque los gustos están condicionados por lo que es Netflix y las redes sociales, dos lugares donde aparece mucha comedia. Y eso hace que todo fluya para ese lado; me parece que el desafío hoy es que cada comediante encuentre su propia voz y no se tire a hacer lo que hace el resto.

Entradas para el espectáculo

Conseguí tus entradas a 250 pesos en Sneakers (Gral. José de San Martín 753, Paraná, Entre Ríos) o con tarjeta de crédito en www.eventbrite.com.ar. Si las adquirís on line, no tenés que retirar las entradas en ninguna parte. Te llegará un correo con un PDF adjunto: esas serán tus entradas. Imprimilas o exhibilas en la puerta desde tu celular. Si uno de los compradores no puede ir, puede reemplazarlo otra persona.
Los suscriptores de Diario UNO de Entre Ríos, con la tarjeta Beneficios uno pueden retirar una entrada gratis por nuestras oficinas de Perú esquina Chile.

Comentarios